Valores que ganan y pierden con la caída del petróleo

La brusca caída del precio del petróleo desde sus máximos de junio pasado ha sido una de las razones esgrimidas por los expertos para justificar el aumento de la volatilidad en las Bolsas en las últimas semanas. Los fuertes descensos de las empresas del sector energético y el temor a que detrás de la bajada del precio del crudo no solo se encuentre un exceso de oferta sino también una menor demanda mundial de petróleo han sido los causantes de este mal recibimiento del mercado a la caída del precio del oro negro que, sin embargo, es una buena noticia para la mayoría de las empresas, ya que acarrea menores costes.

Morgan Stanley destaca en un reciente informe que el sector energético representa en torno al 10% de la Bolsa europea. Los expertos de la firma estadounidense creen que una caída del 50% del precio del petróleo provocará un descenso de los beneficios por acción de las empresas energéticas del 25%. En su opinión, los beneficios de las empresas químicas caerán otro 10%, las de las eléctricas, un 5% y las del sector minero, un 2%. Estos tres sectores suman otro 10% del total. “Sin embargo, el 80% restante debería ver un aumento del 13% de sus beneficios debido a que los menores costes materiales conducirá a un aumento de los márgenes”, señalan. En su escenario más conservador, las empresas europeas ganarán un 7% más este año gracias a la caída de los precios del crudo. Estos son los valores beneficiados y perjudicados de la caída del petróleo.

GANADORES

IAG. El sector de las compañías aéreas es el primer beneficiado directo de la caída del precio del petróleo, ya que gracias a ello ven reducidos sus costes. IAG, que avanza un 13,8% en Bolsa en lo que va de año, seguirá sacando partido de la brusca caída del precio del crudo. Rodrigo García, analista de XTB, señala que la reducción de costes en las compañías se manifestarán más adelante, porque estas utilizan contratos derivados a tres o seis meses para cubrir costes. “Terminados esos contratos, las aerolíneas siguen trabajando con un coste fijo pero lógicamente, esta vez mucho menor”, indica.Las alzas bursátiles responden por tanto a la previsión de mejores resultados que, según García, “se sentirá más en el margen de las aerolíneas que en el precio del los billetes”.

Como explican desde el departamento de análisis de Sabadell, “el fuel supone en torno a un 25% de los costes de IAG y al darse la caída sin grandes cambios a nivel macroeconómico en sus principales mercados (Reino Unido, España y Estados Unidos), el impacto positivo es aún mayor”. Por eso, han subido el precio objetivo para la compañía aerolínea hasta los 7 euros por acción, lo que apenas deja potencial de revalorización respecto a la actual cotización de la empresa.Los beneficios que reportará a IAG la caída del precio del crudo se extenderán igualmente al resto de aerolíneas como la irlandesa Ryanair, la francesa AirFrance o la alemana Lufthansa, entre otras.

Inditex. Como explican desde Abaco Capital, “la caída del precio del petróleo y de las materias primas impulsa el crecimiento económico liberando renta disponible”.De ahí que las compañías cíclicas comoInditex o su competidora sueca HM aparezcan entre las más beneficiadas por el descenso del crudo. El ahorro que supone un crudo más barato representa una mayor capacidad de compra de los ciudadanos, de ahí que el sector del consumo sea uno de los más beneficiados por la senda bajista emprendida por el petróleo.

Entre las empresas españolas del sector,Inditex podría ser la principal ganadora del nuevo escenario. Según un reciente informe de MorganStanley, las acciones de la compañía presidida por Pablo Isla cuenta con una correlación con el precio del crudo de –36,2 puntos. Esta relación es inversa.Es decir, cuando es negativa significa que tenderá a subir ante caídas del petróleo, y a la inversa. Dia es otra compañía que podría beneficiarse del impulso al consumo que supone la caída del crudo.

Abertis. El nuevo escenario de bajos precios del petróleo beneficia al transporte y al consumo.Dos campos que conciercen a Abertis, porque la compañía basa su negocio en la gestión de las autopistas. Un menor precio del crudo se traduce en una gasolina más barata y eso debería impulsar a la principal línea de negocios de la empresa, que cuenta con el 59% de las vías de peaje de España. El previsible aumento de desplazamientos por carretera será un catalizador para Abertis.

Amadeus. Es otra de las empresas españolas que puede sacar partido de la caída del precio del petróleo, ya que su negocio está directamente vinculado a la evolución del turismo. Como explica Víctor Peiró, responsable del departamento de análisis de Beka Finance, “sus ingresos provienen de las reservas aéreas con lo que al bajar el coste de viajar, se incrementará la demanda”.

NH o Meliá. Los expertos consultados incluyen en la lista de empresas más beneficiadas por la caída del precio del petróleo a las compañías hoteleras, porque una gasolina más barata es un aliciente para el turismo. NH y Meliá Hoteles están entre las empresas ganadoras del desplome del precio del crudo. García apuesta por Meliá porque,“aunque su situación no es ni mucho menos excelente, la bajada del crudo puede mejorar su resultado”.

Cie Automotive. Cie Automotive es otra de las ganadoras de la caída del precio del crudo. Gemma Hurtado, cogestora del fondo Mirabaud Equities Spain, señala que “si los consumidores asumen que estos precios tan bajos de gasolina son sostenibles en el medio plazo, la compra de automóviles podría incrementarse, lo que aumentaría las perspectivas de ventas de empresas ligadas al sector de la automoción”.

Industriales. Aquellas compañías en las que el precio del petróleo o de otras materias primas son una parte importante de sus costes también deberían verse beneficiadas por la caída del precio del petróleo. Entre ellas están Acerinox, Arcelor, Europac y Vidrala.Peiro explica que estas empresas “son consumidores de gas en sus hornos, por lo que se beneficiarán con el contagio del descenso del precio del petróleo al gas”.

Consumo en EE UU. Más allá de España hay otros valores ganadores con el nuevo escenario de un petróleo barato.La misma razón que destacan los expertos para augurar un buen comportamiento de Inditex en Bolsa gracias a la caída del precio del crudo lleva a los expertos a recomendar invertir en compañías con exposición al consumo doméstico enEstados Unidos. Los expertos de Citi calculan que la caída del precio del petróleo aumentará en unos 1.400 dólares de media la renta disponible de los hogares estadounidenses, un 3% más que su media actual. A esto se añade la fortaleza del dólar, que es un factor tradicionalmente ligado a la caída del precio del petróleo.

La combinación de ambos factores supondrá un impulso a las compañías vinculadas con el consumo, que son mayoría en EEUU, pues según cálculos de Barclays, la exposición del selectivo SP 500 al consumo doméstico es del 66%. Como es obvio, uno de los sectores más beneficiados es el de consumo discrecional, con una exposición del 71%. Rosa Duce, economista jefe de Deutsche Bank, afirma que en Estados Unidos la reciente caída del precio del petróleo puede aportar un punto porcentual al crecimiento de la primera economía mundial. “El consumidor pesa mucho más que el sector petrolero en la Bolsa de EE UU, por el efecto positivo sobre las empresas del sector del consumo que provocará el ahorro de los inversores a causa de la caída del precio del crudo”, destaca. Las preferencias sectoriales de Deutsche Bank en WallStreet son consumo discrecional, sector financiero y farmacéutico.

Otros sectores. En mayor o menor medida, la mayoría de las empresas que no están expuestas al negocio energético pueden sacar partido a la caída del precio del crudo. En este sentido, Tomás García–Purriños, de Morabanc AM, indica que “financieras y telecomunicaciones se ven históricamente beneficiadas por los descensos en el precio del crudo”.Este experto señala que la caída del petróleo responde a un exceso de oferta y no a un descenso fuerte de la demanda, de ahí que, por el momento, los beneficios de un petróleo barato superen a los temores a una ralentización de la economía mundial. Los expertos de Nomura estudian en un reciente informe la reacción de distintos sectores a los anteriores periodos de caídas del petróleo.En base a su comportamiento histórico, la firma japonesa indica que “el sector de software y servicios, autos y bancos se comportaron relativamente bien durante las caídas del crudo en 1985-1986 y en 1996-1998.Durante el actual ciclo de caída del crudo, su comportamiento ha sido mucho más débil, lo que sugiere que habría margen para subidas futuras en estos sectores”.

PERDEDORES

Repsol. Repsol encabeza, por razones obvias, la lista de empresas españolas más perjudicadas por la caída del crudo.Aunque Nomura destaca que, por su modelo de negocio, la compañía española es menos vulnerable al descenso del crudo que la mayoría de sus homólogas europeas, lo cierto es que este nuevo entorno añade incertidumbre sobre su negocio.Los expertos de Citi señalan que la empresa presidida por AntonioBrufau es sensible a la caída del precio del crudo y cifra en un 1,8% la reducción de sus beneficios por una caída de un dólar por barril en el precio del petróleo respecto a su escenario base previsto para este año. El departamento de análisis de Sabadell ha rebajado esta semana su precio objetivo a doce meses de Repsol un 24% hasta los 18,76 euros por acción, con el que todavía mantiene un potencial de revalorización del 16%. Los expertos del banco indican que “hay valor en la compañía, pero no momentum porque la incertidumbre continuará con el crudo al menos durante el primer semestre del año”.

Técnicas Reunidas. Las víctimas más evidentes del desplome del oro negro son las compañías energéticas, pero dentro de este grupo no solo se incluyen las empresas que extraen y venden crudo, sino también las que dependen de proyectos vinculados con las compañías energéticas. En esta lista se incluye Técnicas Reunidas, que cae un 3,8% en lo que va de año, pagando ya su vinculación con la industria del crudo.

Tubacex. Proyectos en el airePor la misma razón que Técnicas Reunidas, hay otras compañías vinculadas al sector de la energía que pueden sufrir en el nuevo escenario. Hurtado señala que “los proyectos pendientes de ser ejecutados en el ámbito de exploración podrían cancelarse si no fueran económicamente viables, los que impactaría en las carteras a futuro de empresas de servicio del sector petróleo, como Tubacex, Tubos Reunidos, o Applus+”.

Otras petroleras. El sector petrolero cae en Bolsa un 17,5% enEuropa y un 48% en Estados Unidos desde los máximos del precio del crudo en junio, lo que demuestra que estas empresas son, con claridad, las grandes perdedoras de la caída del petróleo. García explica que “aunque las empresas cubren estas caídas del precio del crudo en el corto plazo con derivados, en el largo plazo el precio de venta que se aseguran va a ser mucho menor. Ocurre exactamente lo mismo que las aerolíneas pero en el sentido contrario”. Aunque la brusca caída del precio del petróleo no ha dejado indemne a ninguna empresa del sector en Bolsa, hay algunas que están escapando mejor que otras de su desplome. Este experto señala entre las perjudicadas a Shell, BP o Total en Europa, Chevron y Exxon en América y a los gigantes rusos Lukoil y Rosneft.

Impacto en la deuda corporativa

l Deuda ‘high yeld’ en EEUU

Muchas compañías ligadas a la revolución energética enEEUU por el desarrollo del fracking, el novedoso sistema de fracturación hidráulica, han financiado su crecimiento mediante la emisión de deuda corporativa.Según datos de Dealogic, entre el año 2000 y 2014 la deuda ligada a proyectos de gas y crudo, se disparó un 3.000% hasta 28.000 millones de dólares (unos 23.000 millones de euros). Ahora, con el precio del petróleo en niveles que ponen en duda la rentabilidad de muchos de estos proyectos, existe el miedo de que algunas de estas empresas entren en quiebra o atraviesen por dificultades de pago.Esto ha hecho crecer el interés de sus bonos. En la mayoría de los casos se trata de deuda high yield, de alto rendimiento, porque también presenta más riesgo.El año pasado, un 14% del mercado de deuda high yield en EEUU estaba relacionado con la extracción de gas y petróleo, por lo que existe un efecto contagio de las empresas del fracking hacia el resto del sector.

l Bonos de energéticas solventes

Al igual que sucede en la Bolsa, en el mercado de renta fija también hay ganadores del terremoto provocado por el desplome del crudo.Como dice el refrán, están pagando justos por pecadores en el sector energético.De esta forma, arrastrados por las dudas que despieran los bonos de las empresas ligadas al fracking que se han financiado con la emisión de deuda corporativa, también ha caído la rentabilidad de los bonos de gigantes del sector como Exxon Mobil, Chevron y Conoco Phillips. Estas compañías tienen deuda denominada en dólares con vencimiento a entre 16 y 17 años con un interés próximo al 4%, a pesar de que su calificación crediticia está en el máximo nivel.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/42aa481f/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A150C0A10C230Cmercados0C14220A357350I6890A0A0A0Bhtml/story01.htm