Seis claves del golpe de efecto de Suiza

Terremoto en los mercados de valores y divisas después del golpe de efecto del Banco de Suiza que ha eliminado el tipo de cambio máximo del franco suizo frente al euro y después de bajar los tipos de interés al -0,75%.

1- ¿Cuál ha sido el último movimiento del Banco de Suiza?

En una decisión que ha pillado al mercado completamente por sorpresa, el Banco Central de Suiza (SNB) ha bajado los tipos de interés al -0,75% y eliminado el tipo de cambio máximo del franco suizo frente al euro, fijado en 1,2 francos.

2- ¿Por qué estableció el tipo fijo?

Este tipo de cambio fijo se estableció hace tres años para frenar la revalorización de esta moneda, favorecida por la afluencia de capitales durante la crisis del euro. Desde entonces el banco vendía francos suizos a este tipo de cambio fijo a los operadores de divisas, recibiendo a cambio euros. Dado que el banco tiene el control sobre la emisión de francos suizos, podía venderlos de forma prácticamente ilimitada. Sucede al contrario que cuando un banco central intenta evitar la caída de una moneda (como le ha sucedido a Rusia): en estos casos tiene que comprar divisas locales y su capacidad de acción es limitada.

3- ¿Por qué se ha retirado este tipo fijo?

En realidad, el SNB ha cambiado de táctica en lo referente al mercado de divisas: en vez de fijar un tipo de cambio inamovible, ha optado por retirarlo y, a cambio, penalizar con tipos de interés negativos la entrada de capital extranjero (aplicando un cargo del 0,75%). Además, se reserva la capacidad de intervenir en el mercado de forma discrecional. La política de comprar euros y vender francos de forma ilimitada había disparado la cantidad de francos en circulación, distorsionando el mercado monetario.

“El SNB ha sopesado claramente los pros y contras de este suelo y ha decidido que lo negativo supera a las ventajas. A medio y largo plazo esto se verá no solo como algo lógico, sino también como la protección del crecimiento suizo a largo plazo y de las expectativas de inflación”, explica Steen Jakobsen, Economista Jefe de Saxo Bank. El experto cree que el “BNS está efectivamente aceptando que el ciclo económico necesita seguir su camino, y el artificialmente débil CHF tenía la consecuencia indirecta de inflar un ya de por sí fuerte mercado inmobiliario, y de ejecutar la política monetaria en Suiza en función del BCE”.

3- ¿Tiene algo que ver este cambio de estrategia con la inminente compra de deuda por parte del BCE?

Indudablemente. Mario Draghi va a aumentar un un billón de euros la cantidad de euros en circulación, y muchos de estos euros podrían ir al mercado suizo, aumentando en gran medida las ya altas reservas de divisas del país. Entre 2010 y 2014 las reservas de divisas de Suiza han pasado de unos 100.000 millones de francos a 471.000. Además, la fuerte depreciación del euro frente al dólar y frente al conjunto de las monedas del mundo ha arrastrado al franco.  La inminencia del programa de compras de deuda ya forzó al banco central a introducir tipos negativos en diciembre  para desincentivar la entrada de capitales.

De hecho, así lo reconoce el propio comunicado del banco central: “Recientemente, las divergencias entre las políticas monetarias de las mayores áreas monetarias se han ampliado significativamente, una tendencia que probablemente se hará incluso más pronunciada”, indicó la institución en un comunicado, donde apuntó que la “considerable” depreciación del euro frente al dólar ha provocado un debilitamiento del franco suizo frente al ‘billete verde’. “En estas circunstancias, el BNS ha llegado a la conclusión de que mantener el tipo mínimo de cambio para el franco suizo frente al euro ya no está justificado.

4- ¿Cuáles han sido los efectos en el mercado?

La medida ha sido completamente sorpresiva: Hace solo unos días que el vicepresidente del SNB (banco central) había defendido el tipo de cambio fijo de 1,2 francos por euro. Así, en un primer momento, la decisión ha supuesto un terremoto en el mercado de valores y de divisas. En pocos minutos el franco suizo ha subido un 30%, desde los 1,20 francos por euro en los que estaba anclado hasta 0,8. Ahora se mueve en 1,02 francos por euro.  Además, las Bolsas se han dado la vuelta, con el Ibex llegando a caer más de un 2%. Pero, el mercado más perjudicado tras esta decisión está siendo la Bolsa suiza que se está desplomando más de un 6% con todos los valores en negativo.

También se ha visto afectado el euro, que ha llegado a caer hasta los 1,1575 dólares, marcando mínimos desde 2003. La decisión suiza significa que el Banco de este país ya no es comprador de euros, como era antes de la decisión.

Posteriormente todos los mercados han corregido parte de sus movimientos y la volatilidad se ha contenido: el franco suizo cotiza en torno a la paridad con el euro y el euro ha vuelto al entorno de los 1,17 dólares. La Bolsa española se ha estabilizado, pero la suiza sigue cayendo.

5- ¿Qué puede pasar ahora?

Los operadores han explicado que la decisión del SNB Ha puesto nerviosos a los inversores, ya que puede plantear la posibilidad de futuros movimientos inesperados por parte de otros bancos centrales.

“No todos los días, un banco central tira de manta, y claramente la gente está preocupada de que ahora vengan más turbulencias. Es del tipo de cosas cosa que activa la volatilidad. No es cosa de un día”, dijo el analista de mercado de IG, Chris Beauchamp, a la agencia Bloomberg.

6- ¿Qué sucede en otros mercados?

La penalización a los depósitos en francos también tiene sus efectos. Los inversores en busca de activos refugio han provocado nuevos mínimos en el tipo de interés del bono alemán, que ya cotiza por debajo del 0,5%, y subidas en el precio del oro. La onza está en 1254 dólares, al subir un 2%. Aun así, el metal precioso está lejos de los máximos que llegó a marcar en 2011 en 1900 dólares la onza.

7- ¿Qué efectos tendrá en Suiza?

El 40% de las exportaciones suizas se dirigen hacia la zona euro, que también es la fuente principal de turistas para el país. De ahí las furtes caídas de la Bolsa. Algunas casas de cambio han frenado los canjes de divisas mientras se estabiliza la situación en los mercados.

8- ¿Y para la zona euro?

Sobre el papel la medida refuerza los planes de Draghi de comprar deuda y aumentar el balance de banco (no es casual que se haya tomado un día después del veredicto del abogado de la UE), en la medida en que Suiza dejará de ser un “agujero negro” para los euros. No obstante, el hecho de que el SNB haya dado un giro de 180 grados puede restar credibilidad a los banqueros centrales.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/42585777/sc/5/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A150C0A10C150Cmercados0C14213160A710I6168350Bhtml/story01.htm