Riesgos y opciones para invertir en 2015

Las comparaciones son odiosas, pero 2014 ha sido un año muy positivo para los fondos de inversión, con significativos retornos de dinero, así que las expectativas para 2015 han puesto el listón muy alto.

No se trata de mirar la bola de cristal, solo de aplicar el sentido común y analizar las previsiones económicas para interpretar lo que nos puede deparar el año entrante. Según el consenso de los expertos, este nos traerá deflación y volatilidad como riesgo y buenos augurios en renta variable, en líneas generales.

Según un reciente estudio de Natixis Global Asset Management, el 46% de los inversores institucionales cree que la renta variable será el activo más rentable de 2015, con la estadounidense a la cabeza.

El 28% ve a los activos alternativos como los más rentables, con el capital riesgo liderando esta categoría. Solo el 13% predice que los bonos serán el mejor activo, seguidos de inmuebles (7%), energía (3%) y dinero en efectivo (2%).

Discrepa Pioneer, que cree que el potencial alcista del SP 500 es limitado, inferior a dos dígitos

En concreto, las instituciones consideran que pueden obtener una rentabilidad anual del 6,9% descontando la inflación, algo más de lo que estimaban a comienzos de este año, cuando esperaban un 5,6%.

En efecto, Wall Street sigue presentando buenas perspectivas, según Ángel Agudo, gestor desde junio del Fidelity Funds America Fund. Agudo asegura que, aunque “ha ofrecido fuertes ganancias, siguen existiendo grandes oportunidades”, ya que ve como un factor positivo el fortalecimiento de la economía estadounidense, lo que podría dar lugar a más ganancias bursátiles.

La volatilidad es otra cuestión importante ya que, según Dominic Rossi, director mundial de inversiones del área de renta variable de Fidelity, “los inversores deberían esperar más brotes en 2015, habida cuenta de las perspectivas de subidas de los tipos en EE UU. Sin embargo, creo que la Bolsa estadounidense sobrellevará estos riesgos de forma bastante cómoda”. De nuevo, buenos augurios para el mercado norteamericano.

No obstante, los analistas de Pioneer creen que la Bolsa estadounidense parece sobrevalorada con respecto a su promedio de 10 años, y siguen creyendo que el potencial alcista del SP 500 durante los próximos 12 meses es limitado, inferior a dos dígitos. En cuanto al crecimiento económico global, prevén que siga siendo “bajo durante largo tiempo”, con una alta volatilidad en la economía real, sobre todo en las zonas más expuestas a riesgos de deflación, como Europa o algunos países emergentes.

A propósito de estos mercados, Mark Mobius, presidente ejecutivo de mercados emergentes de Templeton, cree “que las continuas reformas económicas acometidas en muchos mercados emergentes podrían influir positivamente en las tendencias de crecimiento económico y en la rentabilidad de las empresas. En nuestra opinión, las valoraciones de las acciones, ofrecidas a descuento respecto a las de los países desarrollados, no reflejan exactamente el potencial que presentan estos mercados”.

Los riesgos

En cuanto a los riegos para los próximos años, la encuesta de Natixis Global Asset Management señala los acontecimientos geopolíticos, los problemas económicos de Europa, un crecimiento más lento en China y la subida de los tipos de interés como las cuestiones a tener en cuenta a la hora de tomar decisiones de inversión en los próximos 12 meses.

Además, los inversores tendrán que estar muy pendientes de la evolución de la crisis económica en Rusia, cuya moneda sufrió ayer su peor caída desde 1998.

En cuanto a España, uno de los principales retos de los inversores institucionales “es superar las presiones de corto plazo del mercado y concentrarse en los objetivos de largo plazo y cuánto riesgo van a tener que asumir para alcanzarlos”, sostiene Sophie del Campo, directora general para Iberia y Latinoamérica de Natixis Global Asset Management. “Las gestoras debemos proporcionarles las herramientas necesarias para construir carteras duraderas”, añade.

La cifra

41 billones de euros es la cantidad de dinero que ha entrado en fondos de inversión en España al mes de noviembre, el doble que en 2013. Los fondos mixtos han captado 26 billones.

Por tipo de fondos, los analistas coinciden en la idoneidad de los mixtos para los inversores conservadores. “Es la opción más razonable porque permite al gestor moverse entre diferentes activos (renta fija, variable o tesorería) según la situación. En este caso, es fundamental la elección de un producto cuya buena trayectoria demuestre la capacidad del gestor de seleccionar los mejores activos y adaptarse al entorno del mercado”, dice José Caturla, consejero delegado de Aviva Gestión.

De hecho, Morgan Stanley insiste en que los fondos multiactivos deberían batir al mercado y ser los que más crezcan, a pesar de la creciente competencia de los fondos cotizados (ETF, por sus siglas en inglés).

Por sectores, esta gestora vaticina que no habrá grandes fusiones de bancos en la zona euro. Por el contrario, prevé una mayor consolidación en los mercados español e italiano. En Reino Unido, alerta de que los dividendos de sus entidades financieras serán más decepcionantes que los de la zona euro.

Los mixtos y la renta fija, los triunfadores del año

Los fondos de inversión celebran un buen año a nivel global pero también en España. Según Morningstar, ha sido un año de récord, ya que al mes de noviembre han recogido 41 billones de euros, duplicando las entradas de 2013, un ejercicio que ya fue bueno. Desde el final de la guerra del pasivo, en enero de 2013, hasta ahora todos y cada uno de los meses han sido positivos en entradas de dinero.

Javier Sáez de Cenzano, director de análisis de fondos de Morningstar, atribuye esta buena marcha a dos factores. Por una parte, “los grandes bancos están más interesados en captar activos vía su gestora como forma de impulsar los márgenes del grupo, frente a una situación anterior donde la prioridad era captar depósitos”. Por otro lado, las buenas rentabilidades del mercado han animado a los inversores a tomar posiciones, “además de que los depósitos ya no son un instrumento interesante con las rentabilidades que ofrecen”, apunta.

Alfonso de Gregorio, director de gestión de Gesconsult, coincide en que la industria de fondos de inversión en España “está creciendo a pasos agigantados”. “Los fondos figurarán entre los productos más demandados por los inversores durante los próximos años, sobre todo en 2015, dado que otras alternativas de inversión, como los depósitos o la renta fija directa, ofrecerán rentabilidades poco atractivas”, mantiene.

Los fondos mixtos han sido los grandes ganadores del año, con 26 billones de euros de entradas. La renta fija no ha quedado lejos, con 16 billones. No puede decirse lo mismo de la renta variable, que solo captó 3,5 billones.

Una vez más, el perfil excesivamente conservador del inversor español se ha hecho notar, aunque desde Morningstar creen que los españoles deberíamos aumentar nuestra exposición a este tipo de activo.

Las categorías que más activos han captado han sido fondos mixtos defensivos y moderados, renta fija diversificada en euros, fondos de rentabilidad objetivo y de renta variable española.

Los más perjudicados, los garantizados, monetarios y renta fija a muy corto plazo, así como fondos de Bolsa europea, “por el efecto Bestinver”, aclara Sáez de Cenzano.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/4180c5e1/sc/42/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C120C160Cmercados0C141875430A80I4417920Bhtml/story01.htm