Qué puede hacer ahora el BCE

El BCE ha vuelto a apaciguar las aguas justo cuando se cierne sobre la zona euro, y su frágil recuperación económica, una nueva amenaza, la de la deflación. Su presidente, Mario Draghi, avanzó esta semana su disposición a tomar medidas extraordinarias, con la novedad de que se adoptarían, esta vez sí, de forma unánime, incluido el beneplácito del Bundesbank. Los mercados se han tranquilizado con este mensaje y con la ensoñación de que el BCE llegue a activar un programa de compra de activos. Cuál será el curso que tome la economía en los meses siguientes y hasta dónde querrá llegar el consejo del BCE son las incógnitas para los próximos meses.

¿De qué depende que el BCE se decida a tomar nuevas medidas extraordinarias?

El Banco Central Europeo quiere esperar a ver la evolución de los precios antes de tomar decisiones. De no ser por una inflación que persiste a la baja y amenaza con un entorno de deflación, el guión del BCE sería el de continuidad. Pero Draghi reconoció el jueves que el dato de inflación de la zona euro en marzo –con una tasa del 0,5%, frente al 0,7% de febrero y en mínimos por tanto desde finales de 2009– había sido una “inexplicable sorpresa negativa”. La institución confía en cambio en que el dato de abril sea mejor gracias al efecto de la Semana Santa, que eleva los precios de viajes y otros servicios. La clave por tanto estará en ver si el mal dato de marzo de la zona euro –que se agudiza en economías de la periferia como la española– tiene recorrido en el medio plazo y da así motivos al BCE para actuar.

 ¿Por qué es tan temible la amenaza de deflación?

REl BCE volvió a negar que exista riesgo de deflación –es decir, de una caída continuada de los precios–, aunque mostrara su disposición a combatirla llegado el momento con nuevas medidas extraordinarias. Tal escenario de deflación sería indeseable en una economía que comienza a salir de la recesión, aún de forma frágil, ya que el entorno de precios en descenso es un fuerte desincentivo para las inversiones. Si la expectativa es que los precios sean más bajos, para qué comprar en el momento presente. Además, unos precios en descenso son un obstáculo añadido para la devolución de las deudas, ya que el valor del dinero aumenta.

 ¿En qué momento podría actuar el BCE?

“En el corto plazo, lo probable es que el mercado digiera el mensaje de apoyo unánime del consejo del BCE a las medidas no convencionales con deleite y continúe fantaseando con la posibilidad de un programa de compra de activos”, señala Royal Bank of Scotland, que sin embargo prevé que la institución adopte un modo de “hibernación”, en la confianza de que la tasa de inflación avance a mayor ritmo y de que la recuperación económica se vaya consolidando. Para Nomura, el mes de junio puede ser un momento importante ya que puede ser cuando el BCE_deba modificar su previsión de inflación. En opinión de Barclays, la inflación de la zona euro podría colocarse en abril cerca del 1% y añade que el BCE sería reacio a actuar en los meses siguientes si ese escenario se cumple y la economía se va recuperando de forma gradual. Sin embargo, sí ve probable que a finales de año se activase un plan de estímulos para incentivar la financiación a las pymes.

 ¿Cuáles son los recursos con los que cuenta el BCE para actuar?

La principal baza para combatir la deflación sería un programa de compra de activos, mucho más que una nueva rebaja de tipos que apenas tendría efectividad desde los mínimos históricos actuales, del 0,25%. La Reserva Federal ya apostó por la compra de activos para combatir la crisis, con la adquisición en gran medida de deuda soberana. El BCE optaría en cambio por las titulizaciones de crédito, los denominados Asset Back_Securities (ABS). Sería la fórmula con la que inyectar inflación al sistema y resolver al tiempo una de las grandes inquietudes de la institución, la escasez de crédito y la dificultad para que las medidas del BCE lleguen a la economía real. Draghi recordó que, a diferencia de Estados Unidos, la financiación fluye en Europa a través de la banca. En todo caso, la impresión generalizada es que no adoptará medidas inminentes.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/3909fdff/sc/42/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A40C0A40Cmercados0C13966353290I1970A660Bhtml/story01.htm