Putin compra rublos para estabilizar la moneda

Sumido en la inestabilidad. Tras la caótica sesión del martes, el rublo se asoma a otra jornada de brutales altibajos: abrió con caídas del 5% sobre los 68 dólares de cierre del lunes, hasta 73 rublos por dólar, se recuperó con fuerza (un 14%) después de un comunicado del Ministerio de Finanzas, en el que anunció que vendería sus reservas de divisas por la infravaloración del rublo. Pero luego volvió a los niveles iniciales cercanos a los 70 dólares para a media sesión volver a repuntar alrededor del 2% y cambiarse a 66,5 dólares.

Con todo, la moneda se aleja de la caída libre de la mañana de ayer, cuando bajó hasta 79 rublos por dólar hasta que que el ministro de Economía Alexei Ulyukayev afirmase que el país no prevé establecer controles de capitales ni de cambios. La noticia calmó a los inversores, ansiosos de convertir sus rublos en dólares a cualquier precio.

Con todo la situación sigue lejos de estar controlada. El Banco Central gastó ayer otros 2.000 millones de dólares en reservas para defender la moneda, y aun así el rublo registró otra caída histórica. Una prueba de la dificultad para controlar los movimientos de mercado en contextos tan inestables. Las firmas de cambio de divisas institiucionales citadas por Bloomberg apuntan que apenas hay demanda de rublos.

Además, la capacidad del ministerio de Finanzas para contrarrestar la tendencia del mercado es limitada: dispone de apenas unos 7.000 millones de dólares en reservas. El Banco Central ha gastado unos 90.000 hasta la fecha y no ha podido contener la sangría.

“Ni en nuestas peores pesadillas podíamos imaginar hace un año lo que está pasando”, dijo en una conferencia de prensa el número dos del Banco Central, Sergei Shvetsov, que añadió que la subida de tipos al 17%, desde el 10,5%, fue una elección entre una opción “muy mala” y otra “muy, muy mala”.

La inestabilidad financiera también se nota en la calle. Varias distribuidoras rusas han paralizado las ventas de automóviles debido al desplome del rublo, informó el periódico Kommersant. “Las ventas fueron suspendidas debido a que no está claro a qué tipo de cambio se deben indexar los precios”, citó el rotativo a una fuente anónima de una de las distribuidoras.

Aunque no hay colas en los bancos, numerosos comercios que venden bienes de elevado precio y vinculados a la importación si registraban una afluencia insuitada de clientes, temerosos del alza de precios derivada de la depreciación del rublo. Apple ha suspendido las ventas vía Internet en el país.

Los efectos secundarios del caos de ayer ya se notan en otros mercados. El fondo de  emergentes de Pimco, que tenía invertidos el 21% de sus activos en Rusia, ha perdido un 7,9% en el último mes. En el mercado de opciones de Estados Unidos, todos los contratos alcistas sobre la divisa rusa han perdido todo su valor a los precios actuales; están valorados en unos 15.000 millones de dólares.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/418463b3/sc/42/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C120C170Cmercados0C141880A15370I3525340Bhtml/story01.htm