Por qué el bono español a cinco años iguala al de EE UU si tiene ocho ratings menos

La mejora de la deuda española ya ha dejado la prima de riesgo con Alemania a un nivel inferior al que registraba en mayo de 2010, cuando los mercados se ensañaron con España, el BCE y Bruselas forzaron un giro radical en la política económica y empezó la segunda fase de la crisis. Ahora el bono español acaba de batir otra meta no menos novedosa: ya cotiza al mismo nivel que la deuda de Estados Unidos. De momento, en el plazo de cinco años.

Así, la deuda española a cinco años cotiza en el 1,8%, al igual que el bono estadounidense a este mismo plazo. En 10 años las diferencias tampoco son significativas: la deuda española está en el 3,2% frente al 2,8% del bono americano, el llamado T-Bond.

Eso, a pesar de que el rating de Estados Unidos es el máximo para dos de las tres agencias de rating (solo SP lo tiene en un escalón inferior) mientras España está ocho escalones por debajo, y a un solo paso del bono basura según SP, la firma con el rating más bajo.

La última vez que la deuda española y la estadounidense empataron fue en 2007, cuando había empezado la crisis subprime pero aún no había empezado la sangría de la banca de inversión. En aquel momento, eso sí, España también tenía su triple A. A partir de entonces los problemas de la banca estadounidense llevaron a los inversores a refugiarse en deuda del Tesoro.

En el peor momento de la crisis, en verano de 2012, justo antes de que Draghi salvese al euro con sus mágicas palabras “haré lo que sea necesario”, la diferencia entre ambos activos alcanzó unos estratosféricos 704 puntos básicos, según los datos de Bloomberg: la deuda de EE UU cotizaba al 0,54% y la española en el 7,59%.

Tanto el BCE como la mejora de la percepción sobre España han sido los motores de esta mejora, que hasta el momento no da señales de agotamiento: este año la deuda a cinco años ha bajado su rendimiento en 90 puntos básicos, y en 12 meses la mejora es de 180 puntos. En ello tiene que ver, también, la baja inflación en la zona euro, que promete tipos de interés bajos por mucho tiempo.

Además, en Estados Unidos la deuda ya no cuenta con el apoyo de la Reserva Federal, que ha iniciado la retirada de su programa de compras de activos.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/38fa2c67/sc/33/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A40C0A40Cmercados0C1396596660A0I50A40A410Bhtml/story01.htm