Mario Fernández abandona por sorpresa la presidencia de Kutxabank

Mario Fernández Pelaz (Bilbao, 1943), exvicelehendakari del Gobierno vasco y actual presidente de Kutxabank, ha anunciado hoy que deja la entidad vasca, producto de la fusión de Caja Vital, BBK y Kutxa.

Le sustituirá en el cargo Gregorio Villalabeitia, que será propuesto como consejero de BBK en Kutxabank y como nuevo presidente del banco. Villalabeitia tiene una larga experiencia en el sector financiero español y es un gran conocedor del mapa bancario del País Vasco, donde ha sido director general de Caja de Ahorros Vizcaina, hoy Kutxabank, y del Banco Cooperativo Español. Además, ha sido director general de banca mayorista en Argentaria y, posteriormente, miembro del comité ejecutivo de BBVA, donde fue responsable del grupo industrial. También ha ocupado la vicepresidencia de Telefónica y, desde 2006, es socio del bufete de abogados Seeliger y Conde

En un comunicado remitido a la CNMV, Kutxabank explica que Fernández ha comunicado hoy mismo al consejo de administración de la entidad que renuncia a su puesto en el consejo y a su cargo como presidente de la entidad. El directivo había llegado a la presidencia de BBK hace cinco años, en sustitución de Xabier Irala, y tras la fusión de las cajas vascas se convirtió el presidente del nuevo grupo.

De acuerdo con una información publicada por El Correo, Mario Fernández habría dejado el puesto de primer ejecutivo de Kutxabank por desavenencias con el PNV sobre el futuro de la entidad, especialmente por los planes para que entren nuevos socios capitalistas en el accionariado del banco (controlado actualmente por las antiguas cajas).

En una nota distribuida por Kutxabank se explica que Mario Fernández comunicó antes de verano a los principales accionistas su intención de finalizar su mandato tras superar el test de estrés, “a fin de culminar esta etapa y poder ceder el testigo en el momento adecuado”.

Kutxabank celebrará mañana una junta de accionistas (en la que estará presentes las antiguas cajas vascas) que nombrará al nuevo consejero que, a continuación, será designado como presidente de la entidad.

La dimisión de Mario Fernández llega pocos días después de que se conociera el proyecto de circular del Banco de España que obligará a las antiguas cajas que controlan el accionariado de bancos a crear un fondo de reserva. Esta normativa, aún no definitiva, plantea un fuerte dilema a BBK, Kutxa y Vital, que juntas controlan el cien por cien de Kutxabank y que deberán asumir el coste de ese fondo de reserva (que se calcula en 700 millones de euros) o presentar al Banco de España un plan de desinversiones para rebajar su capital por debajo del 50% en un plazo de cinco años, lo que supondría la salida a Bolsa de la entidad como fórmula más efectiva de captar nuevos accionistas. 

Las cajas han reclamado al Banco de España que considere por separado sus participaciones en Kutxabank, cuyo capital está formado por BBK al 57%, además del 32% de Kutxa y del 11% de Caja Vital. Si el Banco de España accediera a esta petición, solo BBK quedaría sujeta a la normativa sobre el fondo de reserva, puesto que es la única que supera el 50% del capital. 

 

 

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/40e45d5c/sc/38/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C110C270Cmercados0C14170A814230I980A8540Bhtml/story01.htm