Los 10 valores más atractivos ante el crash el crudo

Los precios del crudo Brent caen más de un 50% desde su pico de 2014 y desde Saxo Bank plantean cómo podemos invertir en las acciones del mercado energético de ahora en adelante. “Creemos que nos encontramos muy cerca del momento de compra de las compañías energéticas”, aseguran. Así, comparan el crash del crudo del 2008 con el visto en 2014 para presentar una cartera de acciones de mercados energéticos para 2015.

Tal y como indicó Ole Hansen, director de estrategia de materias primas de Saxo Bank, un fenómeno supercontango ha vuelto a los mercados. Se trata de una situación donde los precios spot  (al contado) pasan a ser relativamente más baratos que los futuros. 

Esta relación probablemente es la última señal del desequilibrio del mercado del petróleo y, en consecuencia, desde Saxo Bank creen que estamos muy cerca de ver el suelo a corto plazo en los precios del petróleo. En comparación con 2008, esta vez se debe principalmente a la oferta y no tanto al risk-off global, la destrucción de la demanda y la congelación del crédito. Además, algunas instalaciones de producción de petróleo en las zonas con mayores costes de producción se están reduciendo, lo que indica , además, que el suelo está a la vista.

La caída del crudo en 2014 sigue el patrón de 2008

“Para hacer predicciones sobre el futuro, tenemos que entender el pasado, sentencia de Peter Garnry, estratega de renta variable de Saxo Bank, que añade que solo ha habido tres crashes de esta magnitud y horizonte (1-2 trimestres) desde 1983, y aquellos fueron en 1986, 2008 y 2014. A la hora de buscar predicciones para 2015 entre las acciones energéticas, el crash del 2008 probablemente es la mejor guía. “Desafortunadamente, nos deja con el tamaño de muestra más pequeño que existe, pero basados en nuestra comprensión de la dinámica discrecional de capital y del mercado de petrolero, nuestro punto de vista es que es la mejor guía para predecir el comportamiento de los valores energéticos en 2015”, explica.

En 2008, los precios del crudo se desplomaron un 74% en 24 semanas desde el 11 de julio, hasta el 26 de diciembre, medido en precios semanales (ver gráfico de más abajo). Este desplome del crudo hasta ahora se ha situado en el 55% en 29 semanas desde el 20 de junio de 2014 hasta día de hoy, medido en precios semanales.

El experto de Saxo agrega que “para entender el dinamismo subyacente en los valores energéticos, tiramos de todas las acciones de energía de Índice Mundial Bloomberg (que cubre alrededor de 5.000 acciones) y quitamos el subsector de “Carbón y consumibles de combustible”. Además, reducimos el análisis sólo para incluir acciones que cotizan públicamente desde 2008 hasta hoy en día, y no cotizan en bolsas chinas”. Estas limitaciones llevaron nuestro universo global de las acciones de energía a 128.

El rendimiento postcrash del 2008 en los mercados energéticos

A la hora de hacer predicciones para 2015, tenemos que entender qué pasó después de que el petróleo alcanzara sus precios mínimos en 2008. Desde el 26 de diciembre de 2008 hasta el 12 de junio de 2009, el crudo Brent aumentó un 87% en sólo 24 semanas. Entre los subsectores de la energía, el patrón era bastante consistente. 

“Esperamos el mismo comportamiento cuando el precio del crudo rebote de nuevo tras el desplome actual. Como resultado de la magnitud y del horizonte a corto plazo, esperamos un repunte a corto plazo que podría lllevar fácilmente a alzas cercanas al 20-25% en los precios del crudo. Debido al efecto del apalancamiento implícito desde las hojas de balances de las empresas de energía, el impacto en los precios en las energéticas será significativo”, agregan en Saxo. 

Así, ¿cuáles son los valores energéticos que debemos comprar o vender?

El experto de Saxo Bank indica que “el sector de las perforadoras, servicios o equipamiento de petróleo y gas protagonizarán el mayor rebote”. Hay tres formas de apostar al rebote potencial en el precio del crudo, según de Peter Garnry, estratega de renta variable de Saxo Bank.

Primero, se puede comprar el ETF del sector energético, pero manteniendo en mente que este ETF sólo replica el sector energético estadounidense y sólo repuntó un 20% después de que el precio del crudo tocara mínimos en 2008, que es el periodo que estamos analizando en este artículo”.

Segundo, apostar en este mercado sería mediante la compra de una cartera de las acciones que más cayeron tras la crisis de 2008, que habrían tenido un rendimiento del 63% entre las perforadoras. Por tanto, apostar en sub-sectores más estrechos o pequeños dentro del sector energético es potencialmente más gratificante que la compra del ETF del sector.

“La mejor forma de apostar sería mediante la compra de las compañías dedicadas a la perforación y equipamiento de gas y petróleo”, indican.

La tercera opción sería crear una cartera mediante posiciones largas y cortas de ganadores y perdedores en base relativa para cubrir el riesgo de mercado y aislar el efecto reversión a la media esperada en las acciones energéticas. El problema con esta estrategia es que los mayores perdedores del sector de perforadoras no están muy correlacionados con los menos perdedores, el subsector del almacenamiento y transporte de petróleo y gas, lo que reduce el efecto de cobertura. 

Nuestra cartera favorita de acciones es la siguiente (los cinco primeros valores son empresas de perforación y los otros cinco son compañías dedicadas a servicios y equipamiento): China Oilfield, Services, Ensco, Helmerich Payne, Transocean, Seadrill, CARBO Ceramics, Saipem, Petrofac, WorleyParsons y Halliburton. 

 

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/421e45c3/sc/31/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A150C0A10C0A80Cmercados0C1420A7171680I1860A140Bhtml/story01.htm