Las autonomías venden más de 9.200 millones en deuda en los últimos 12 meses

El dinero extrenjo vuelve a España: a la Bolsa, al ladrillo y, especialmente, a la deuda. A plazos cortos, la renta fija soberana paga menos que nunca en la historia, y a 10 años está a punto de bajar del 3%, el mínimo que marcó en septiembre de 2005.

La gran ventaja es que no solo el Tesoro está siendo capaz de financiarse a un interés nunca visto del 2,1% en las nueva emisiones efectuadas en los tres primeros meses del año, sino que las comunidades autónomas están saliendo con gran éxito al mercado de capitales.

Durante maremoto de 2012, el mercado de deuda pública se secó para buena parte de los emisores como las autonomías, hasta que el presidente del BCE salió al rescate de la zona euro en el mes de julio. En los últimos 12 meses, las comunidades han lanzado más de 9.200 millones, según los datos de AWM, gestora de Deutsche Bank (véase gráfico).

Más del 5%

Un bono emitido por Castilla-La Mancha con vencimiento en febrero de 2033 ofrece la mayor rentabilidad del mercado: un 6,2%. Con un vencimiento más corto se encuentra un bono andaluz con un interés del 5,1% que vence en diciembre de 2023

El Gobierno ha autorizado a Aragón, Castilla y León, Extremadura, Galicia, Madrid, País Vasco y Navarra a formalizar préstamos a largo plazo y emitir deuda pública por un importe de 8.123 millones de euros hasta finales del presente ejercicio. Pero algunas de las comunidades, como Madrid, ya han agotado su cupo, y se espera que el Ejecutivo vuelva a abrir la puerta a nuevas emisiones.

El mercado confía casi a ciegas en que el Estado, en caso de problemas, salga al rescate de la deuda lanzada por las regiones. Ya lo está haciendo, de hecho, a través del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), que ya ha abonado unos 4.500 millones este año a ocho comunidades. En 2012, el FLA ayudó a las regiones con 16.600 millones y el año pasado con 22.950. Las comunidades que no pueden salir al mercado pagarán este año tan solo 0,1 puntos porcentuales más que la deuda estatal al mismo plazo.

Mientras, las autonomías que pueden venden deuda directamente, en emisiones que pagan diferenciales de unos 0,4 puntos porcentuales por encima de lo que abona el Tesoro. La Xunta de Galicia, por ejemplo, colocó a comienzos de abril 500 millones de euros al 2,95% a un plazo de siete años, unos 42 puntos básicos por encima de la rentabilidad de la deuda estatal al mismo plazo. Los inversores extranjeros se hicieron aproximadamente con la mitad de la emisión.

3.000

millones ahorrarán en intereses las autonomías que han ido al FLA hasta el vencimiento de sus peticiones, según Economía

La mayoría de los bonos de todas las comunidades autónomas, también las que acuden al FLA, ofrecen rentabilidades mínimas en términos históricos. Cataluña dispone de una emisión que vence en octubre de 2015 y que llegó a pagar más del 17% en el peor momento de la crisis de deuda soberana de la zona euro, el verano de 2012; ahora ofrece menos del 3%. La caída supera el 80%.

Rentabilidad al alcance de los pequeños inversores

 Varias entidades financieras y agencias de valores ofrecen a sus clientes la posibilidad de comprar algunos bonos emitidos por Comunidades Autónomas a partir de 1.000 euros.

El problema es que, salvo algunas plataformas específicamente preparadas para comprar deuda casi tan fácilmente como si fuera Bolsa, como Auriga Bonos, el inversor tendría que acudir a la oficina, solicitar la compra de los títulos y después la sucursal tendría que mandar la orden de compra a la mesa de renta fija del banco. Ni los precios son transparentes ni las comisiones reducidas.

Los expertos advierten que la liquidez es un problema para la deuda autonómica. “La idea es quedarse con la deuda hasta su vencimiento; si no es así, se corre el peligro de sufrir pérdidas si se vende en el mercado secundario”, señala un gestor de renta fija.

Otra fórmula de invertir en deuda autonómica son los fondos de inversión, como los de rentabilidad garantizada, que construyen sus carteras con renta fija. Para ellos, el pequeño diferencial de rentabilidad frente a la deuda autonómica es crucial. Entre la lista de bonos más rentables están los de Castilla-La Mancha, Baleares, Canarias, Andalucía y Madrid. Es decir, regiones que han acudido a los mercados y otras, obligadas a acudir al FLA.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/397519a9/sc/42/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A40C160Cmercados0C13976686980I0A277320Bhtml/story01.htm