La secreta conversación que evitó un martes negro en Bolsa

Rápida e igual de contundente fue la respuesta del ejército alcista, al duro contraataque de los osos en el inicio de semana. Enérgico canje de golpes entre ambos bandos que devuelve a la renta variable europea frente a sus resistencias del muy corto plazo. Una conversación telefónica el pasado lunes por la noche, entre Putin y Merkel, actuó como bálsamo para los mercados. La conversación trató el posible movimiento del ejército ruso en la región de Transnistria.

La canciller alemana quiere mantener hilo directo con el Kremlin para buscar una solución política a la crisis. El reto está en simplificar la complicada situación. Se mandan observadores europeos con el punto de mira en las tropas desplegadas en la frontera. Ambos mandatarios se congratulan por ello. También una reunión de los ministros de Exteriores de Ucrania y Rusia parece haber calmado momentáneamente la tensión. No obstante, Obama y los mandatarios de la UE se reúnen hoy miércoles. Habrá que esperar que tipo de nuevas las sanciones salen de esa cumbre. Cualquiera puede complicar lo simple.

Europa devuelve el golpe

Tras las envolventes bajistas trazadas el lunes en los selectivos europeos, se levantaron contrafiguras alcistas del mismo calibre. El mayor beneficiado fue, como no, el Káiser germano. Los blindados atacan o se retiran al son de las informaciones que escupen los teletipos sobre la crisis de Ucrania. Si el lunes cedía un -1,65%, ayer martes ascendía un +1,63%. Cerró la sesión con sólida una vela sobre los 9.338 puntos tras el gap de apertura. El Dax vuelve a situarse frente a las dos figuras bajistas del “Loco Iván”, su gran resistencia del estricto corto plazo. ¿Pasará esta vez los 9.346/58 puntos? Veremos los siguientes teletipos que llegan y que diálogo mantienen los dos mandatarios.

Muy importante fue el movimiento del Gentleman inglés. Los cuerpos especiales atacaron esta vez con vigor y sacaron al Footsie de los comprometidos 6.500 puntos. Sólido marubozu sin sombra alguna que le deja a los puertas de confirmar el doble suelo sobre ese nivel. Cerró sesión en los 6.604 puntos con un ascenso del +1,30%. Salva el canal lateral/alcista y recupera la media móvil de las 200 sesiones. Un cierre por encima de los 6.628 puntos y el selectivo inglés tendrá una proyección de 130 puntos al alza. Claras opciones de superar la resistencia de los 6.671 puntos. Conquistar los 6.733/32 puntos es harina de otro costal. Clave para la renta variable europea que logre confirmar la pauta del doble suelo.

Tampoco se quedó sin dar cumplida respuesta el General De Gaulle francés. Recuperó todo lo perdido el lunes y algo más. La legión extranjera vuelve por sus fueros. Eso se ve nítidamente en las velas alcistas que ha ido dejando en la ofensiva iniciada desde los 4.183 puntos. Son sólidas y muy extensas con escasas sombras. Tras el pullback a la rotura de los máximos de 2011, esas figuras delatan la fuerza que atesora este magnífico índice. Cerró en los 4.344 puntos con un soberbio marubozu que recupera las medias móviles de las 20 y 50 sesiones. Supera completamente la vela bajista previa. Ascenso del +1,59% que deja al Cac nuevamente frente a su resistencia en los 4.349 puntos. Habrá que ver si esta vez cierra el hueco bajista que hace de barrera.

Por su parte, el Emperador europeo hizo lo propio con un ascenso del +1,43% hasta los 3.096 puntos. Anula como su homóloga francesa, la envolvente bajista previa con una figura similar. Supera las medias móviles de las 20 y 50 sesiones y duerme de nuevo por encima del gap bajista de los 3.092 puntos. Algunos de nuestros lectores recordarán que a finales del mes de octubre, comentamos que la batalla por los 3.077 puntos se acercaba y que no iba a ser sencilla. En noviembre comenzaba la dura contienda. Estamos a finales de marzo y seguimos en la misma zona. Muestra claramente los épicos niveles del medio/largo plazo por los que el Eurostoxx está luchando. Máximos que le frenaron los años 2010 y 2011 junto a la parte alta del canal alcista del medio plazo… Y el Emperador no desiste.

El Campeador flaquea

La rebaja de rating de Brasil dejó tocado al Ibex durante toda la sesión. Si el talón de Aquiles del Dax es Ucrania, para nuestro selectivo son las economías de Latinoamérica. Telefónica y el BBVA fueron un lastre durante toda la jornada. Se juegan mucho sobre sus soportes. Ya desde el inicio de sesión se vio que no era el día del Campeador. Se vino abajo en solitario a las primeras de cambio y entró en terreno negativo. Marcó mínimos en los 9.885 puntos. Pero los bajistas no pudieron ir a más, viendo como en Europa se imponía la ley del toro.

El resto de la sesión fue una lucha por superar los 10.000 puntos. Pero no hubo manera. Alcanzó máximos en los 10.035 puntos y rápidamente se dio la vuelta. A cierre quedó en los 9.990 puntos con una subida del +0,78%. Traza una vela en forma peonza de largas sombras. No descarten un nuevo test a los 9.700 puntos. La media móvil de las 20 sesiones se empieza a girar a la baja cruzando la de 50. Lo de ayer fue un síntoma de agotamiento. Veremos si el Campeador empieza con sus extrañas divergencias o termina superando los 10.117/35 puntos.

También se mostró algo cansado el César italiano. Algo normal en su caso que espere en las alturas a ver si el resto de selectivos sigue su brillante estela. Con todo, los centuriones llevaron al Mibtel hasta los 20.823 puntos con un ascenso del +0,95%. Pequeña peonza verde con sombras en ambos extremos que no pierde la media móvil de las 20 sesiones. Sólo por debajo de los 20.564/84 puntos, los bajistas podrían ir en busca del primer soporte de los 20.111 puntos, junto a la media móvil de las 50 sesiones que pasa por los 20.176 puntos. Pero de momento, todo indica que las legiones acabaran superando con claridad los 21.000 puntos.

Wall Street mantiene su postura

Al otro lado del Atlantico, los selectivos americanos se mantienen firmes sobre los primeros soportes. El General Custer asciende un +0,44% hasta los 1.865 puntos. Se aleja de los 1.850 puntos y recupera la media móvil de las 20 sesiones. Traza un vela en forma de peonza con sombras en ambos extremos. Por encima de los 1.872 puntos, los toros volverán a por los máximos anuales. Por debajo de los 1.850 puntos, el soporte clave de los 1.800/20 espera en el SP 500. Todo apunta al primer escenario.

Continúa mostrando mucha fortaleza el Sargento de Hierro. Ascendió un +0,56% hasta los 16.367 puntos, con una sólida vela verde con sombra superior. Superó intradía los 16.400 puntos. El Dow Jones empieza a poner en cuestión el extenso martillo invertido potencialmente bajista que trazó el viernes pasado. Se aleja el riesgo de una estrella fugaz y la pérdida de media móvil de las 20 sesiones.

Por su parte, el Nasdaq Composite sigue con la debilidad en el corto plazo. Los bajistas volvieron a intentar echar abajo los 4.200 puntos. No lo consiguieron. Cerró con un limitado ascenso del +0,19% hasta los 4.234 puntos. La vela en forma de peonza con cuerpo real rojo se sujeta en la media móvil de las 50 sesiones. Habrá que ver si la tecnología sale definitivamente de la complicada zona de soporte del corto plazo.

Quedan por tanto los mercados en manos de lo que suceda en Ucrania. El laberíntico y traicionero lateral seguirá moviéndose según se vayan conociendo nuevas informaciones que lleguen de la cumbre que se celebrará hoy. Los bandazos en las Bolsas podrán producirse en cualquier sentido. La incertidumbre que reina en la crisis del Este hace que los inversores no se decidan a tomar partido por la ruptura al alza ni a la baja. Hacen caja en resistencias y entran de nuevo en soportes. Habrá que seguir esperando hasta que las aguas se calmen.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/389fec79/sc/42/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A30C260Czona0Itrading0C13958244520I4521830Bhtml/story01.htm