La revolución de la codicia estalla en la Bolsa

En los últimos meses he tenido el gusto de asistir a dos reuniones de inversores organizadas por nuestra amiga Margarita Rivas (@avalonmarga) en el restaurante y bar nocturno Ramses, frente de la Puerta de Alcalá de Madrid. Una de las frases de los vídeos promocionales que se proyectaban en las grandes pantallas del local decía: “El mercado se mueve por dos sentimientos: el miedo y la codicia”. Esta idea siempre la sostuvo Margarita. Me hizo pensar en el actual escenario que vive la renta variable. En pocos días, todas las Bolsas se han levantado de manera fulgurante desde los soportes a las resistencias clave del corto plazo. Del miedo inversor producido por la posibilidad de una escalada bélica en Ucrania, se ha pasado en pocas sesiones una vez despejado el conflicto, a la codicia para no perderse un nuevo y fuerte impulso al alza. Los dos sentimientos se han mezclado durante el complicado mes de marzo y finalmente todo apunta a que la codicia ha superado al temor. El apetito por el riesgo no ha desparecido entre las manos fuertes del mercado.

Margarita Rivas es una profesional de los mercados con dilata y refutada experiencia. Fue a finales del año 2011 cuando desde nuestra cuenta del Twitter (@thebbgone) la conocimos. Desde entonces nació una profunda amistad que se ha traducido en muchas e inolvidables sesiones de trading desde el mundo del pajarito. Nuestra amiga, junto con el broker GVC Gaesco, ha creado una innovadora fórmula para operar en tiempo real con los clientes y amigos desde internet. La idea es formar un gran equipo de inversores que se ayudan entre sí, de la mano experta de Margarita. Este prometedor proyecto se llama #ATT Avalon Trading Team (@ATTBolsa). Se basa en un software de comunicaciones que abre una sala privada, en la cual todos están en contacto por voz o chat. Observan los mismos gráficos mientras interactúan en ellos, cada inversor da su opinión y se toman en conjunto las decisiones de trading. Lo verdaderamente especial de esta gran idea es la formación de los traders y lo mucho que se aprende de los demás. No es sólo cuestión de decirle a la gente cuando o donde entrar y salir, sino porqué. Sin duda, proyectos así son las mejores escuelas para aquellos que quieren llegar a ser inversores no profesionales de éxito.

Europa espera a Draghi en máximos

De nada sirvieron las velas de agotamiento trazadas el pasado lunes en las Bolsas europeas. Fueron anuladas sin miramientos al día siguiente por los alcistas. Ayer todas las plazas de nuestro continente se quedaron paradas en los máximos anuales a la espera del Día D. Hoy llega Draghi y la decisión del BCE. Sesión por tanto complicada que a buen seguro estará cargada de una feroz volatilidad. Pequeñas velas de incertidumbre en forma de doji y peonzas quedaron trazadas en todo lo alto. Será importante ver que figura diaria queda trazada tras el discurso del mandatario europeo. La rotura del laberíntico lateral de los dos últimos meses se puede decidir hoy mismo.

El Campeador tocó ayer los ansiados 10.500 puntos al comienzo de jornada y después se replegó durante hacia los 10.400 puntos. A cierre se situó en los 10.435 puntos con descenso del -0,26% a la espera de Draghi. Los alcistas no se atrevieron a tocar máximos anuales. El Ibex trazó una vela diaria en forma de martillo que abre la puerta a desarrollar la pauta dual conocida como Hombre Colgado. Figura que pide nuevamente un posible alto camino, tras la enérgica ofensiva de los toros antes atacar máximos. Para ser confirmada, necesitamos la segunda parte de la figura. Una extensa y larga vela bajista. Al contrario, si el Campeador logra batir los 10.552 puntos, derrota bajista y todo apuntaría a los 11.000 puntos en las próximas semanas/meses.

En Europa hay que destacar sin duda al gran selectivo europeo de las grandes empresas. El Emperador ha logrado superar máximos anuales y situarse por encima de resistencias. Los 3,176 puntos han sido conquistados y durante dos sesiones el ejército alcista duerme por encima. Ayer cerró prácticamente en los 3.187 puntos. Trazó un pequeño doji por encima de la trinchera horizontal bajista. Por encima aún queda la resistencia creciente del lateral sobre los 3.220/30 puntos. Por encima, el Eurostoxx confirma la victoria total de las épicas zonas que intenta batir desde octubre del pasado año. Los 3.500 puntos serían el siguiente objetivo a alcanzar por los toros.

El Káiser germano deja a los blindados a pocos puntos por debajo de la directriz superior de la bandera consolidativa. Ayer ascendió un +0,20% hasta los 9.623 puntos. Segundo doji consecutivo de pequeñas dimensiones en la parte alta sin cruzarla, fuerte incertidumbre. Si los Panzer alemanes logran perforar los 9.665/70 puntos, vuelta a máximos históricos sobre los 9.794 puntos y a luchar por seguir la subida libre absoluta hacia los 10.000 puntos. Muy importante para la renta variable europea que el Dax no se venga abajo ahora. Por su parte, en el General De Gaulle francés, también la legión extranjera se detuvo en los máximos anuales a la espera. Cerró sesión en los 4.430 puntos quedan prácticamente plano. Misma figura doji que el resto de homólogas. Sólo falta rematar a un ejército bajista que no ha podido con la solidez del Cac.

Buenas noticias llegan desde el Gentleman inglés. Se reestructura al alza logrando confirmar la pauta de doble suelo sobre los 6.500 puntos. Los cuerpos especiales británicos logran romper los 6.628 puntos. Ayer a cierre el Footsie cerró sobre los 6.659 puntos con un mínimo ascenso del +0,10%. Pequeña peonza de largas sombras en ambos extremos que recupera las medias móviles de las 20 y 50 sesiones. La de 200 queda atrás y se salva la parte inferior del canal lateral alcista. Ahora rumbo a la resistencia de los 6.671/700 puntos. La gran duda que nos dejaba el Gentleman en Europa empieza a despejarse. Clave para las próximas sesiones no perder ya los 6.500/492 puntos.

Por último, el César italiano alcanzó y superó ayer los 22.000 puntos. Trazó máximos sesenta puntos más arriba. Pero las legiones no pudieron culminar la hazaña y se vinieron abajo con fuerza. Algo que no les reprochamos tras la brillante campaña que están realizando en 2014. Perdió en la sesión un abultado -1,02% hasta los 21.692 puntos. Dura envolvente bajista tras la resistencia psicológica de los 22.000 puntos. La alta sobrecompra acumulada en el Mibtel necesita ser aliviada y esa figura ya avisa claramente. Algo sano y necesario por otra parte. Subidas en vertical sin consolidaciones, dejan el camino expedito a futuros descensos de la misma magnitud. Ahora habrá que valorar el posible alcance de la consolidación y si afecta al resto de índices en su lucha por los máximos históricos. En principio, no sería extraño ver a la Bolsa de Milán bajar a testear la rotura de los 21.000/100 puntos.

En Wall Street no hay marcha atrás

Los alcistas en Wall Street no cejan en su empeño de batir los máximos históricos en la potente subida libre absoluta. El General Custer marcó nuevas cotas en los 1.893 puntos y se acerca ya a los 1.900 puntos. Al final de sesión ascendió un +0,29% hasta los 1.890 puntos. Pequeña y sólida peonza. El ataque de los toros en el SP 500 deja a los bajistas con la bandera blanca de la rendición ondeando al aire antes del cierre semanal.

Por su parte, el Sargento de Hierro tocó por fin los 15.588 puntos. Máximos históricos alcanzados a finales de 2013. A cierre quedó situado en los 16.573 puntos, trazando una peonza similar a su homóloga. Todo listo para conquistar una zona épica en el gráfico del Dow Jones. Tiemblan los osos.

El Nasdaq Composite se aleja definitivamente del soporte clave de los 4.200/190 puntos tras el fracaso bajista en el pasado cierre semanal. Ascendió un +0,20% hasta los 4.276 puntos. En su caso traza una vela roja con forma de martillo. Veremos si esa figura muy parecida a la trazada en el Campeador, obliga a un pequeño repliegue alcista antes de atacar los 4.325/44 puntos. Último nivel clave si quiere volver a por los últimos máximos alcanzados.

Muy pendientes hoy a las 13.30 horas para saber ver si hay nuevas medidas por parte del Banco Central Europeo. El discurso de Mario Draghi puede decidir muchas cosas en la Bolsa. Veremos si la revolución de la codicia vence definitivamente al miedo.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/38eefb53/sc/42/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A40C0A30Czona0Itrading0C13965115330I22510A60Bhtml/story01.htm