La prima cae a 100 puntos y el euro, a mínimos de 2010

Antes de la crisis de deuda que estalló en la zona euro en 2010 la prima de riesgo era un concepto desconocido fuera del mundo financiero. A partir de ese momento, pasó a ser tema recurrente en las conversaciones.El diferencial entre el interés de la deuda española a una década con su homólogo alemán comenzó a dispararse desde entonces y durante más de dos años se situó en niveles límite, alcanzado su máximo en julio de 2012 cuando ascendió a los 638 puntos básicos. Hoy, en la primera sesión de 2015, el riesgo país ha llefado a bajar de los 100 puntos básicos por primera vez desde mayo de 2010 y el interés del bono español a diez años ha marcado un nuevo mínimo histórico en el 1,5%.

La misma institución que frenó la sangría en aquel verano de 2012 cuando la crisis de deuda amenazaba con llevarse por delante al euro es la impulsora de esta nueva relajación en la prima de riesgo española. Las expectativas de que el Banco Central Europeo (BCE) decida comprar deuda soberana en su reunión del 22 de enero llevan ahora a los inversores a comprar deuda pública europea, porque un programa de estímulos del banco central al estilo del de la Reserva Federal estadounidense provocaría nuevas caídas del interés de estos bonos.

El movimiento de la deuda soberana española se ha repetido hoy también en el resto de países delViejo Continente. La rentabilidad de la deuda italiana a una década desciende hasta el 1,75% y la de Irlanda, al 1,16%.En ambos casos son mínimos históricos. Incluso la deuda griega, con el país inmerso en plena campaña electoral de las elecciones del 25 de mayo en las que el partido antirrescate Syriza podría alzarse con la victoria según los sondeos, se relaja algo, con su bono a diez años en el 9,21%, frente al 9,68% donde empezó el día.

Una entrevista a Mario Draghi publicada hoy  por el diario alemán Handelsblatt ha ayudado a reforzar la idea en el mercado de que el BCE dará nuevos pasos para combatir el riesgo de deflación e impulsar el crecimiento en la zona euro. El banquero central afirma en la entrevista que el riesgo del organismo de no cumplir con su mandato de la estabilidad de precios “es actualmente mayor que hace seis meses”, razón por la que el BCE ha encargado los trabajos técnicos para “cambiar la velocidad, el alcance y la composición de nuestras medidas a comienzos de 2015 en caso de que esto se haga necesario”.

Si a esta intervención de Draghi se suma que los índices PMI de actividad en Francia e Italia publicados hoy han quedado por debajo de lo esperado y el temor a que la inflación entre en tasas negativas en la zona euro, el banco central se ve cada vez más forzado a tomar medidas. Según Renta 4, los malos PMI conocidos hoy añaden “más presión para que el BCE pase a la acción y ponga sobre la mesa nuevos estímulos que beneficiarían en mayor medida a las economías más necesitadas, lo que anima las compras bursátiles en Italia, Portugal y en España”.

El selectivo español avanza un 0,69% hasta los 10.363,6 puntos, lo que le permite cerrar la semana con una leve caída del 0,13%. Las alzas han sido generalizadas en todas las Bolsas europeas, aunque el escaso volumen de negociación resta solidez a este intento de rebote.

En Wall Street, tras los descensos anotados en Nochevieja, la sesión comenzó al alza, pero la publicación de un índice ISM de actividad empresarial peor de lo esperado (55,5 puntos frente a 57,6%) ha dado la vuelta a las Bolsas estadounidenses. El Dow Jones de industriales reduce sus subidas al 0,2%, mientras que el selectivo SP y el Nasdaq tecnológico entran en terreno negativo.

Este mal comportamiento de la Bolsa estadounidense, junto a las nuevas caídas del precio del petróleo que llevan al barril de crudo Brent a nuevos mínimos desde 2009, ha atenuado mucho las alzas bursátiles en Europa. El Ibex, que ha llegado a avanzar un 1,5% y a superar los 10.400 puntos, reduce ahora los números verdes de la primera sesión del año hasta el 0,5%.

El mercado de deuda y las Bolsas empiezan el año mirando a Francfort, donde se encuentra la sede del BCE, como también ocurre en el mercado de divisas. El euro ha recibido las declaraciones de Draghi con una caída que le lleva hasta los 1,201 dólares, su nivel más bajo desde 2010.

Desde un punto de vista técnico, la moneda única está en zonas de soportes. John J. Hardy, jefe de estrategia de divisas de Saxo Bank, indica que “el nivel crítico para el euro se sitúa en los 1,2 dólares, aunque los niveles de 1,175 y 1,15 podrían ser también importantes”.

En caso de que Draghi siga adelante con su intención de aprobar nuevas medidas de estímulo, como indican sus palabras, deberá enfrentarse a la oposición de Alemania como hoy mismo le ha recordado en una entrevista radiofónica, Michael Fuchs, miembro de la CDU de Angela Merkel, quien ha reiterado su oposición a la compra de deuda por parte del banco central.

El petróleo anota hoy nuevos descensos, con el barril de petróleo Brent en los 56 dólares. Hoy se ha conocido que el delicado estado de salud del rey de Arabia Saudí, de 90 años, ha llevado a los médicos a intubar al monarca.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/41f0ded4/sc/24/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A150C0A10C0A20Cmercados0C1420A1831970I3468230Bhtml/story01.htm