La deuda autonómica despunta al calor de la soberana

Los bonos autonómicos se presentan como una alternativa para los inversores en renta fija porque ofrece un interés algo superior al del Tesoro público español. Solo siete autonomías tienen el permiso del Gobierno central para emitir deuda este año por un importe total de 8.123 millones. Son Madrid, Castilla y León, Galicia, Navarra, País Vasco, Extremadura y Aragón. Entre las condiciones impuestas por el Tesoro está que su interés no supere en un 1% a la rentabilidad de su homólogo estatal.

El inversor también puede comprar en el mercado secundario bonos de las autonomías que han recibido ayudas del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) como Andalucía, Cataluña, Valencia, Canarias, Castilla-La Mancha o Baleares. Estos bonos ofrecen la rentabilidad más elevada. El respaldo de aquel fondo estatal, apuntan los expertos, otorga a la deuda autonómica un protección similar a la del Tesoro. Pero el hecho de que estas autonomías se hayan visto obligadas a acudir al FLA es una señal de alerta sobre su solvencia financiera que invita a la cautela. Esta son las claves para invertir en esta clase de activos.

Cómo invertir

Varias entidades financieras y agencias de valores ofrecen a sus clientes la posibilidad de comprar algunos bonos emitidos por Comunidades Autónomas a partir de 1.000 euros. De entrada, es igual de sencillo que comprar deuda del Tesoro. Sin embargo, no es tan fácil acceder a estos bonos para el inversor particular por falta de oferta. José de Ruz, director de originación y sindicación de Ahorro Corporación, destaca que “no es un mercado preparado para el cliente minorista y si quieres bonos de una región que el banco no tiene en cartera, este debe ir a buscarlos y es costoso. Es difícil que un banco español ofrezca estos activos, mientras que otros bancos de fuera sí tienen una cartera más grande”. De Ruz recuerda también que estos bonos no cotizan en el mercado de deuda pública Send.

Otra forma de invertir es hacerlo a través de la plataforma digital_Auriga Bonos que la agencia de valores Auriga puso en marcha hace un año. Con ella se puede invertir en cerca de 2.000 activos cotizados de renta fija, entre los que hay más de cien bonos de emisores españoles y siete de Comunidades Autónomas. Javier Domínguez, de Auriga, asegura que los bonos autonómicos están teniendo una gran acogida entre los clientes.

Esta plataforma incluye tres bonos de la Comunidad de Madrid, dos de la Generalitat de Cataluña y otros dos de la Generalitat valenciana. De ellos, los más rentables son un bono de Madrid que vence en septiembre de 2016 y tiene una rentabilidad del 3,82%; un bono catalán al 3,25% con vencimiento en 2020 y otro valenciano que ofrece un 3,17% de rentabilidad y vence en marzo de 2020.

Varias regiones sacan partido del buen momento que vive el Tesoro y han realizado emisiones de deuda con rebaja del interés. La Xunta de Galicia vendió esta semana 500 millones de euros en bonos a siete años con una rentabilidad del 2,95%. En febrero, Madrid emitió 1.600 millones de euros en bonos a diez años con un interés del 4,125%, su mínimo histórico.

Ventajas

El principal atractivo de los bonos autonómicos es que ofrecen una rentabilidad superior a la de la deuda pública española. “Las autonomías que no han acudido al FLA ofrecen primas de hasta 50 puntos básicos respecto al Tesoro y las que sí han necesitado esta ayuda, de hasta 100”, explica De Ruz. Con estos bonos, el inversor puede arañar unas décimas de rentabilidad a la deuda soberana.

Otro factor que juega en favor de la deuda autonómica es que también supera a la rentabilidad de los depósitos, que no para de reducirse en los últimos meses por la limitación del Banco de España a la retribución de estos productos y por los bajos tipos de interés.

Inconvenientes

El aspecto más negativo de los bonos autonómicos es su escasa liquidez. Joaquín Robles, analista de XTB, destaca que estos bonos “se negocian en el mercado secundario de renta fija, donde observamos que existe una limitada liquidez en estos activos, algo fundamental en este tipo de bonos en el caso de que queramos deshacernos de ellos en algún momento oportuno”. Para salir de este activo, el inversor debe encontrar alguien que quiera comprar su participación. César Fernández, gestor de renta fija de Deutsche Asset Wealth Management añade por ello que “no está correctamente valorada su falta de liquidez, ya que estos bonos tienen un tamaño sustancialmente menor que los emitidos por el Estado, lo que dificulta su comercialización en el mercado secundario”.

Domínguez, de Auriga, afirma sin embargo que los bonos autonómicos que ofrece su plataforma no tienen ese problema y el cliente conoce el precio de compra y de venta. Por su parte, Araceli de Frutos, de la Eafi homónima, destaca que “es más importante saber comprar que saber vender y puede haber pasado el momento de la deuda autonómica, que se dio cuando había nerviosismo en el mercado”. Por ejemplo, un bono de Cataluña con vencimiento en 2015 llegó a pagar el 23% y ahora no alcanza al 4%.

Los mejores

Entre la lista de bonos autonómicos más rentables aparece deuda de Castilla La Mancha, Baleares, Canarias, Andalucía y la Comunidad de Madrid, entre otros. Es decir, regiones que han acudido recientemente con éxito a los mercados de deuda junto a otras que se han visto obligadas a recurrir a la ayuda del Estado. Por eso, Almudena Malo, analista financiera de Abaco Capital, asegura que “recomendaría invertir en bonos de la Comunidad de Madrid y la Xunta de Galicia, dos comunidades con un buen nivel de solvencia, y en bonos de corta duración para reducir el riesgo de los movimientos en los tipos de interés”.

Un bono emitido por la Junta de Castilla-La Mancha con vencimiento en febrero de 2033 ofrece la mayor rentabilidad del mercado: un 6,2%. Con un vencimiento mucho más corto y una rentabilidad muy elevada se encuentra un bono andaluz con un interés del 5,7% que vence el 31 de octubre de 2016.

Otra autonomía que ha acudido al FLA, Baleares, completa el podio de los bonos autonómicos más rentables. Un bono de esta región que vence en abril de 2035 ofrece una rentabilidad del 5,6%. Cataluña, igualmente acogida al FLA, ofrece un bono que vence en abril de 2035 con un interés del 5,4%.

Entre las comunidades que sí pueden seguir emitiendo en el mercado de deuda por su mejor situación financiera, destaca la Comunidad de Madrid, que se incluye en el listado de bonos autonómicos más rentables. El de menor vencimiento (en febrero de 2036) tiene un interés del 4,3%.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/390438d0/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A40C0A40Cmercados0C13966291640I1496330Bhtml/story01.htm