La Bolsa se parte con Bruselas

Calma en Ucrania. Se estudian medidas para sanciones mutuas, rusos con el apoyo chino contra americanos y europeos. Mientras sólo sean palabras y dinero… Jornada de consolidación en parte de Europa tras la contundente respuesta alcista de la sesión previa. No en todos los índices. El ejército alcista arrasó a sus oponentes en una tajante incursión en los dos selectivos que lograron cerrar el hueco bajista del lunes, el Campeador español y el César italiano. Ambos han tomado claramente el mando de las operaciones. Impresionante ver el segundo latigazo alcista en el Mibtel, trazando nuevos máximos anuales. Los centuriones vuelven a abrir una brecha en el frente para el resto de plazas europeas. Como ya citamos en enero, cuando nos sorprendió con su sorprendente estabilidad, el 2014 parece ser el año de la Bolsa de Milán.

Y eso que Bruselas pone en alerta la economía italiana por sus elevados desequilibrios, junto a la francesa por su posible incumplimiento en el déficit, otra de las plazas bursátiles más brillantes de Europa. EL Mibtel se carcajea del aviso de la CE. Economía y Bolsa no parece ir de la mano. La primera piensa en presente, la segunda en futuro. A pesar del varapalo de la Comisión ayer, el César ascendió un +1,38% hasta los 20.756 puntos. Segundo marubuzo consecutivo de cemento armado marcando nuevas cotas. Todo indica que las legiones se dirigen a presentar batalla en los 21.000 puntos. El objetivo es claro, alcanzar los 22.000 puntos, junto a la parte superior del canal alcista de medio plazo y el acelerado. Las legiones pueden con la corrección, la crisis de Ucrania, la estrecha vigilancia de la CE a la que será sometida Italia y todo lo que venga por delante. Asombroso.

El Campeador también las gasto duras ayer. Gran mano a mano en la ofensiva alcista con su homóloga de aguas. Sesión de bravura en la que los toros lograron cerrar de nuevo sobre la resistencia y clavicular de los 10.200/20 puntos. Acabó en los 10.215 puntos con una subida del +0,89% y marcando altos intradía en los 10.249 puntos. Acarició los máximos de la pasada semana con una sólida vela con ligeras sombras en sus extremos. Los alcistas preparan un nuevo ataque para asaltar los 10.552 puntos. Superando los 10.269 puntos se abren las grandes opciones del Ibex para conseguirlo. Mientras no cedan los mínimos de ayer en los 10.089 puntos, junto a las dos medias móviles de las 20 y 50 sesiones, en cualquier momento podremos ver la salida de las tropas españolas.

El resto de plazas no pudo cruzar la frontera impuesta por los osos, a pesar del empuje de los selectivos mediterráneos. Queda aún pendiente esa hazaña en Europa, para confirmar la salida global del ejército alcista. Los osos mandaron gran parte de sus tropas a derribar al Gentleman inglés. Conscientes del grave peligro de ver a sus adversarios cerca de los 6.865/67 puntos para buscar máximos históricos, se emplearon con ímpetu para impedirlo. Los cuerpos especiales británicos fueron obligados a replegarse hasta los 9.775 puntos con una derrota del -0,71%. No fue contundente la acometida aunque la vela trazada es sólida completamente. Se detuvo en la mitad del marubozu previo. Por debajo de los 9.665 puntos, los osos pueden animarse a luchar por el soporte de los 6.700/671 puntos.

También el Káiser germano sigue bajo fuego enemigo. Los blindados no logran un segundo día de avances y cede algo del embarrado terreno que pisan. Aún quedan lejos los máximos y el gap bajista. Pérdidas del -0,49% hasta los 9.542 puntos. Pequeña peonza con forma de martillo invertido tras la extensa figura previa. Veremos si es consolidación o lleva artillería bajista. Por debajo de los 9.500 puntos, el Dax puede volver a tener problemas. Tampoco olvidemos la vieja estrategia de la división Panzer, pausa con simulado agotamiento y obuses de gran calibre para aniquilar al enemigo en una o dos sesiones.

Por último, tanto el Emperador europeo como el General De Gaulle francés quedaron planos. Los toros subieron a cubrir el hueco bajista del lunes en ambas plazas pero no se atrevieron a cerrarlo para tomar el control. Pequeñas peonzas verdes con sombras en ambos extremos. En su caso si parecen más de consolidación previas a nuevas alzas. Todo apunta a que serán los siguientes en conseguirlo y seguir la estela de los selectivos mediterráneos. Nos parecería muy extraño que fallara el Cac ahora. También que el Eurostoxx no aproveche el buen momento del Ibex.

Al otro lado del Atlántico tampoco hubo movimientos. Sesión de espera en todo lo alto sin apenas descensos en Wally. No hay señales en el bando bajista que muestren la más mínima intención de defenderse tras la paliza previa. El General Custer cerró plano en los 1.873 puntos trazando un limpio doji. Todo indica a un pequeño descanso antes de proseguir hacia los 1.900 puntos. El Nasdaq Composite ascendió un +0,14% hasta los 4.357 puntos. Pequeña peonza verde previa a la continuación de las alzas. El Sargento de Hierro se dejó un ligero -0,22% hasta los 16.360 puntos. Su figura es también una pequeña peonza de color rojo. Consolidación y poco más. Los 16.588 esperan al robusto Dow Jones.

Encauzado hacia terreno político la crisis de Ucrania, el apetito por el riesgo vuelve a los mercados. Hoy en apertura, el Ibex y el Mibtel siguen con violentas alzas en torno al +1%. Europa empieza a cerrar huecos. Los bajistas están a punto de claudicar de nuevo. Veremos si Draghi termina por tumbarlos.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/37da0db0/sc/16/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A30C0A60Czona0Itrading0C13940A9550A0A0I9340A0A60Bhtml/story01.htm