La banca española cumple ya la última norma de capital

La banca española está lista para cumplir con la nueva obligación de capital de Basilea III relativa a la ratio de apalancamiento. Esta nueva referencia, para la que se exige un mínimo del 3%, se calcula dividiendo el capital de primer de nivel de las entidades entre todos sus activos, en lugar de entre los activos ponderados por riesgo como ocurre con la clásica. Es una forma más directa y clara de medir la solvencia de las entidades financieras. Aunque el mínimo exigido por Basilea III es del 3%, los reguladores de Estados Unidos y Reino Unido han elevado ya esta exigencia para los bancos sistémicos hasta el 6% y el 4,05%, respectivamente. La Autoridad Bancaria Europea (EBA) estudiará seguir sus pasos en los próximos meses.

 Los bancos españoles cumplen ya con esa exigencia de capital, que no entrará en vigor hasta enero de 2018. Así, CaixaBank (5,9%), Bankinter (5,86% a finales del año pasado ) y Popular (5,8%) son las entidades con una mejor ratio de apalancamiento, según los últimos datos publicados. Solo Bankia (4,2% a cierre de 2013) y Santander (4,5%) quedan por debajo del 5%, pero también cumplen con lo exigido por Basilea III y, por ejemplo, están por encima de lo que pedirá el Banco de Inglaterra a las grandes entidades británicas (4,05%).

La razón de ser de esta nueva exigencia de capital reside en su claridad y su mayor fiabilidad sin ningún atisbo de manipulación por parte de las entidades, a diferencia de lo que ocurre con el cálculo de los activos ponderados por riesgo. “Una causa fundamental de la crisis financiera mundial fue la acumulación de excesivo apalancamiento en el sistema bancario, tanto dentro como fuera del balance. En muchos casos, los bancos se apalancaron en exceso mientras aparentemente mantenían sólidos coeficientes de capital en función del riesgo”, afirma el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea en un documento publicado este año para explicar la nueva exigencia de capital.

Con la ratio de apalancamiento, la solvencia de los bancos podrá medirse con más claridad y no dependerá de los sistemas de medición del riesgo y de análisis de activos de cada entidad. Así, será difícil de alterar por parte de los bancos, al calcularse sobre el total de los activos en lugar de sobre sus activos ponderados por riesgo y se evitarán los peligros de una evaluación errónea de la exposición al riesgo.

Aunque la nueva exigencia no entrará en vigor hasta 2018, los bancos están ya en un periodo transitorio hasta esa fecha (“periodo de aplicación en paralelo”) en el que se estudia que las entidades cumplan con el mínimo del 3%. Además, a partir de 2015 se obligará a todas las entidades financieras a publicar la ratio de apalancamiento esperada de forma anual, algo que ya han hecho en sus últimos resultados trimestralesSantander,CaixaBank, BBVA, Popular y Liberbank. Se espera que en los próximos meses la EBA siga la estela de los reguladores de otros países que ya han elevado las exigencias de ratio de apalancamiento para las entidades sistémicas, que en España son BBVA y Santander, según el G20.

El Banco de Inglaterra ha decidido elevar la ratio exigida a los grandes bancos hasta el 4,05%, e incluso podría llegar hasta el 4,95% en algún caso. Este organismo explica sobre la nueva exigencia de capital que “la relativa simplicidad de la ratio de apalancamiento debería permitir a los participantes del mercado una comprensión más rápida y unos datos más comparables entre las distintas entidades financieras que las medidas basadas en los activos ponderados por riesgo”. EEUU ha establecido una ratio de apalancamiento de hasta el 6% para los mayores bancos.

Superados los test a la banca europea, el nivel de cumplimiento de las nuevas exigencias por parte de las distintas entidades es una clave que los inversores tendrán en cuenta y podría contribuir a despejar el camino bursátil de los bancos españoles.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/40785530/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C110C130Cmercados0C141590A19810I8441950Bhtml/story01.htm