Kutxabank creará una empresa a la que trasladará su cartera industrial

Kutxabank estudia la creación de una empresa a la que trasladaría su cartera industrial, dentro de un plan a cinco años diseñado para cumplir con las exigencias de la UE al sector financiero. Esa nueva compañía estaría controlada por las fundaciones de las tres cajas de ahorros (BBK. Kutxa y Vital) que ahora tienen el 100% del capital de la entidad.

Mario Fernández, presidente del banco vasco, ha adelantado hoy esta línea de trabajo, que busca minimizar los efectos de Basilea III, la normativa comunitaria que penaliza las participaciones empresariales, puesto que obliga a unas altas dotaciones en el balance. Con una cartera industrial valorada en 3.100 millones y unos fondos propios de 5.000 millones, el balance del banco quedaría muy castigado por Basilea III, en vigor desde el pasado 1 de enero, de acuerdo con ese planteamiento.

 Fernández concretó que algunas participaciones “estratégicas”, como la de Iberdrola, donde controla cerca del 5%, seguirían en Kutxabank por el valor que aportan, vía pago de dividendos. El resto, a la nueva empresa, un modelo similar al grupo Criteria de CaixaBank (que luego salió a Bolsa).

De estrenos en el parque, Mario Fernández no quiere saber nada a corto plazo, dentro de esa estrategia que prepara. Una operación que “se plantearía en una fase muy avanzada, porque sería estúpido excluirlo al principio”.

El presidente de Kutxabank, que dio una conferencia organizada por la asociación Alumni La Comercial de La Comercial de la Universidad de Deusto, manifestó que “tenemos un plazo de cinco años para desarrollar un plan creíble y con medidas concretas”. Para Fernández “es más importante el cuándo que el cómo”, porque “no es lo mismo que lo hagamos nosotros a que nos lo hagan otros”, en alusión a la troika (UE, BCE y FMI), que quiere alejar a las cajas de la propiedad de los bancos.

Del 100% actual en manos de BBK, Kutxa y Vital se pasaría progresivamente a un 50% y luego a un 30%, suficiente para mantener el control de la entidad, según el proyecto que prepara Mario Fernández y su equipo. La colocación del 70% restante sería la vía para la generación de capital.

Un proceso durante el que “será necesario abrir el capital” de Kutxabank a grupos privados y “luego darle liquidez a la entidad”, admitió Fernández. Sobre la búsqueda de alianzas, una posibilidad que comentó en enero pasado Antonio Carrascosa, director general del Frob, para que Kutxabank jugara “en primera división”, Fernández dijo que el responsable del fondo público “no tuvo su mejor día” cuando lanzó ese mensaje. Le aconsejó que se dedicara a solucionar los problemas del propio Frob.

Con Kutxabank en la cabina de mando de su propia estrategia a cinco años, el banco podrá garantizar la obra social de las cajas vascas y el arraigo con el tejido económico local, concluyó Fernández. Así “no nos cargamos el patrimonio” de BBK, Kutxa y Vital y se evita “esquilmar sus activos” en ventas forzadas por la troika.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/375ff5e4/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A20C210Cmercados0C1392988140A0I0A7650A80Bhtml/story01.htm