Ibex: Una corrección con escasas opciones de éxito

Después de alcanzar nuevos máximos anuales en la mayoría de Bolsas el pasado cierre semanal, los bajistas han respondido a sus adversarios, al calor del duro batacazo visto en la tecnología americana el viernes pasado. Se ha iniciado un proceso de ajuste lógico y normal a las verticales subidas que comenzaron a mediados del pasado mes de marzo. Nada que de momento inquiete el brillante papel realizado por el ejército alcista. El trabajo duro ya está hecho. No hay mínimos decrecientes en la renta variable europea a excepción del Dax alemán y sí máximos crecientes. Los soportes del corto plazo resistieron a la perfección y el lateral quedó roto al alza. La ofensiva bajista llega tarde tras haber sido derrotados y con pocas probabilidades de hacer daño. De momento, se alivia la sobrecompra acumulada y poco más. Sí se dejaron trazados huecos a la baja el pasado lunes que los alcistas deberán cerrar para poder continuar marcando nuevas cotas.

Tras los dos días de ajuste, el Campeador alcanzo ayer mínimos en los 10.384 puntos después de marcar nuevos máximos anuales el viernes pasado en los 10.705 puntos. A cierre, la sangre no llegó al río y el Ibex acabo enjuagando las fuertes pérdidas hasta los 10.480 puntos. Diez puntos por encima del 23,6% de retroceso Fibonacci de la subida previa desde los 9.700 puntos. Como citamos nada inquietante. Trazó ayer una extensa vela de sólido cuerpo real rojo y extensa sombra inferior. Aunque no parece que los descensos hayan terminado, la figura no es de giro, pero la larga sombra delata falta de contundencia en el ejército bajista.

Habrá vigilar en próximas sesiones, los niveles de los 10.323 puntos y de los 10.200 puntos. Corresponden a los retrocesos Fibonacci del 38,2% y 50% respectivamente. Hasta ahí podríamos considerar el ajuste de lógico a los vigorosos ascensos previos. Los toros no perderán el control de las operaciones en el estricto corto plazo mientras no cedan esos 10.200 puntos. Más abajo, en los 10.083 puntos, queda marcado el 61,8% de retroceso Fibonacci. Última zona de giro antes de ver un pullback completo a los 9.700 puntos.

El gran impulso desarrollado en nuestro selectivo podría desarrollar así el tramo correspondiente a una cuarta subonda a la baja, antes de ver la quinta y última al alza que le acerque a los 11.000/200 puntos. Trazaría así una onda completa impulsiva. Tras la cual, sí debería llegar una corrección de cierta entidad en el corto plazo. Quedan los 9.700/654 puntos como gran trinchera de los toros para las próximas semanas/meses. Mientras no se pierdan a cierre semanal, los bajistas quedan fuera de combate. A buen seguro, los descensos que puedan producirse tras los nuevos máximos anuales, serán vistos por muchos inversores como una oportunidad de compra para intentar subirse a la tendencia de medio/largo plazo en el Ibex.

Potentes martillos en Europa

El resto de plazas europeas también ha sufrido su correspondiente ajuste a las fuertes subidas. De la misma manera que el Campeador, nada que pueda inquietar a los toros. Se repliegan en busca de apoyo y tomándose un descanso, para luego volver con más ímpetu. Bonitas figuras en forma de martillo se dibujaron ayer en las plazas de nuestro continente. El Emperador europeo tras alcanzar mínimos en los 3.146 puntos en busca del hueco alza dejado en los 3,140 puntos, redujo sus pérdidas al mínimo hasta un -0,26%, para terminar sobre los 3.177 puntos. Máximos anuales trazados en los 3.239 puntos el viernes. Martillo potencialmente alcista de larga sombra trazado sobre su gráfico en la sesión de ayer. Mismo escenario y figura ayer en el General De Gaulle francés. Descendió un -0,25% hasta los 4.424 puntos, tras alcanzar mínimos en la sesión sobre los 4.384 puntos, buscando el gap de los 4.388 puntos. Nuevos máximos anuales en los 4.496 puntos. Muy cerca ya de la siguiente resistencia horizontal en los 4.500/60 puntos.

El Káiser germano no logró marcar nuevos máximos históricos el viernes pasado. Los 9,720 puntos, últimos máximos decrecientes de febrero hicieron de muro a los blindados. La corrección de los dos días le llevó ayer hasta los 9.391 puntos, muy cerca de la resistencia que debería actuar como soporte ahora de los 9.358/46 puntos. Trazó un largo martillo similar a sus homólogas que cerró sesión en los 9.490 puntos, con un tímido descenso del -0,21%. El bravo César italiano fue ayer el farolillo rojo con un descenso del -1,46% hasta los 21.667 puntos y alcanzando mínimos en los 21.544 puntos. Extensa y sólida vela bajista con ligera sombra inferior. Aunque peligrosa figura, no dudamos de una rápida recuperación de las legiones a la mínima señal de fuerza en el resto de homólogas. El Mibtel está en otra batalla, la de los vencedores sin ningún género de duda. Los últimos máximos anuales alcanzados el viernes alcanzaron los 22.210 puntos.

La gran incertidumbre europea sigue instalada en el Gentleman inglés. No hay manera de ver a los cuerpos especiales salir al alza. Si bien superó con el doble suelo sobre los 6.500 puntos, la resistencia de los 6.671 puntos, se estamparon con la siguiente sobre los 6.700 puntos. Ayer cedió un -0,49% hasta los 6.590 puntos después de alcanzar mínimos en los 6.549 puntos. Vela de gruesa cabeza roja y larga sombra inferior. El Footsie ha perdido de nuevo las tres medias móviles. La de 20 sesiones se empieza a cruzar a la baja con la de 200. El selectivo inglés marca una clara y siniestra divergencia con el resto de sus homólogas. Los máximos anuales sobre los 6.865/67 puntos parecen inalcanzables. Ojo con perder de nuevo los 6.500 puntos. Los bajistas tendrían una gran oportunidad de hacer daño en la renta variable con el Gentleman por debajo de los 6.400 puntos. Soporte clave para todos.

Vertiginosa tecnología

Ya avisaron las velas el jueves pasado en el Nasdaq Composite y así sucedió. La figura de Hombre Colgado provocó un violento descenso del -2,6% en la última sesión del cierre semanal. El ataque bajista a la tecnología no se ha detenido hasta alcanzar la parte inferior del canal alcista de medio plazo sobre los 4.050 puntos. Allí se detuvo el lunes, Ayer inició un intento de recuperación. Ascenso del +0,81% hasta los 4.112 puntos. Pequeña y sólida vela con sombra inferior. Habrá que ver si el bastión alcista de las Bolsas se gira sobre la directriz del canal o si por el contrario la pierde para ir en busca de los 3.968/79 puntos, soporte horizontal. Muy cerca de la media móvil de las 200 sesiones. Más abajo, peligro. La media móvil de las 20 sesiones comienza a cruzarse a la baja con la de 50.

Muy sólidos se han mostrado los alcistas en sus dos homólogas de Wall Street. El General Custer mantiene a raya a los osos sobre el soporte de los 1.850/45 puntos. No han encontrado la forma de romper esa primera trinchera de los toros. Los números intentos han acabo en fracaso a pesar del fuerte desplome en la tecnología. Ayer el SP 500 cerró en los 1.851 puntos con un ascenso del +0,38%, trazando una pequeña peonza en forma de martillo que se sujeta sobre la media móvil de las 50 sesiones. EL viernes marcó máximos históricos en los 1.897 puntos.

Tampoco han cedido los alcistas en el Sargento de Hierro. Tras marcar nuevos máximos históricos sobre los 16.631 puntos el viernes, los osos obligaron al repliegue a sus adversarios hasta alcanzar ayer los 16.180 puntos. Dejó trazado un doji por encima de la media móvil de las 50 sesiones. El Dow Jones se mantiene por encima de canal lateral/alcista. Mientras no pierda los 16.000 puntos, pocas opciones para los bajistas de hacer daño.

De momento, en el inicio de semana, será complicado ver un ajuste más severo mientras en Wall Street, los grandes índices se mantengan con la fortaleza que lo están haciendo en sus primeras zonas de soporte. Lo visto en el Nasdaq Composite no deja de ser un movimiento normal tras las salvajes alzas iniciadas a finales del año 2012. Lo extraño es que no hubiera ocurrido mucho antes.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/3927aec4/sc/16/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A40C0A90Czona0Itrading0C13970A30A3550I6732750Bhtml/story01.htm