Grecia vende 3.000 millones en deuda a cinco años en su vuelta a los mercados

Grecia ha vuelto a los mercados financieros internacionales después de haber estado ausente de los mercados desde la primavera de 2010, cuando fue rescatada. Ha vendido bonos a 5 años por 3.000 millones, por encima de los 2.500 millones previstos en un principio. Pagará un 4,75% y la demanda de más de 20.000 millones de euros.

En un comunicado oficial, el Ministerio de Finanzas explicó ayer que ha ordenado a un grupo de bancos internacionales preparar “una emisión de bonos de 5 años, referidos en euros y sujetos al derecho británico”. Se estimaba que se colocarían 2.500 millones a un tipo de interés de entre el 5,25% y el 5,3%. La fuerte demanda ha ampliado el importe final y ha rebajado la rentabilidad. 

El hecho de que los bonos que emitirá Grecia estén bajo el derecho británico -como ya lo está la deuda reestructurada por Atenas en 2012- implica más seguridad para los inversores y dificulta que el Gobierno heleno pueda llevar a cabo una futura quita sobre ellos.

La Comisión Europea ha celebrado hoy la noticia como na señal de que la economía helena está comenzando a recuperar la confianza de los inversores. El vicepresidente de la CE y comisario de Asuntos Económicos y Monetarios en funciones, Siim Kallas, quien sustituye a Olli Rehn mientras éste participa en la campaña de las elecciones europeas, ha dicho que esta operación es un reflejo de “los efectos positivos de las reformas de alcance acometidas por Grecia para hacer frente a los retos que experimentó cuando pidió asistencia financiera en la primavera de 2010”. Para la CE, el regreso de Grecia a los mercados es un primer paso y una señal importante, afirmó, pero también llamó a Grecia a “mantener el curso de las reformas y fortalecer la recuperación que está en curso”.

Los bancos Deutsche Bank y JP Morgan están entre los operadores primarios involucrados en la venta de esta emisión de deuda griega, según el canal de televisión Mega, mientras que otras fuentes apuntan a un grupo de seis entidades financieras entre las que también se encontraría Goldman Sachs.

La noticia llega sólo un día después de que se registrase una importante bajada de medio punto porcentual en el interés que Grecia paga por sus letras del Tesoro a seis meses.

En las últimas subastas mensuales de estos títulos a corto plazo -el único medio de financiación del que dispone Grecia desde 2010, junto a los dos rescates aprobados por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional- el interés se ha reducido significativamente.

El bono de referencia griego a 10 años cotizaba hoy en los mercados secundarios al 5,86% (-0,34 respecto a ayer), bajando de la barrera psicológica del 6 %, algo que no ocurría desde marzo de 2010.

Esta cifra era impensable el pasado año, cuando rondaba el interés de este tipo de bonos griegos estaba al 12%, o en 2012 cuando superó el 30%.

El Gobierno tenía prevista la salida a los mercados para finales de este mes y no queda claro por qué ha adelantado su emisión, máxime cuando este lunes el ministro de Finanzas, Yannis Sturnaras, dejó claro que “no hay prisa” por salir a los mercados y que Grecia “no va a correr el riesgo de salir (a los mercados) por razones políticas”.

El principal partido de la oposición, el izquierdista Syriza, tachó de “sinsentido” la salida a los mercados ya que el país no necesita nuevos fondos -según el Gobierno y la troika tiene cubierta la financiación para los próximos doce meses- por lo que considera que sólo servirá para “aumentar la deuda griega”.

El partido Dimar (centroizquierda), que hasta el pasado junio formaba parte del Gobierno de coalición, criticó el anuncio de salir a los mercados de “truco de comunicación” y opinó que es “una decisión apresurada tomada por razones electorales”.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/3933ee9c/sc/2/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A40C10A0Cmercados0C1397122160A0I8425510Bhtml/story01.htm