Gas y petróleo, refugio sólido frente a la crisis en Ucrania

De Rusia procede un 10% de la producción mundial de petróleo y un 15% del gas natural. Un 30% del gas que importa la Unión Europea procede de Rusia y de esa parte la mitad pasa por Ucrania, por lo que un hipotético corte parcial o el cierre del suministro provocaría tensión en el mercado de la energía.

En principio, las empresas que podrían verse beneficiadas por este movimiento serían las compañías gasísticas y petroleras. Pero no todas. Rodrigo García, analista de XTB, matiza que “tan solo algunas empresas que se dediquen a fabricar y a vender energía podrán aprovecharse de sus altos precios. En el caso de que estas compañías solo sean distribuidoras, tampoco se verán demasiado beneficiadas ya que, aunque podrán vender su mercancía más cara, también la tendrán que comprar a mayor precio”.

Las gasísticas sin intereses en los dos países directamente implicados en esta crisis y que presenten vías de suministro alternativo a Ucrania estarían en la reducida lista de empresas que podrían verse beneficiadas de un aumento de la tensión. Compañías como Enagás o Gas Natural. Junto a ellas, las empresas productoras de petróleo como Repsol.

Para Miguel Macho, director de gestión y renta variable de Wealth Management, división de DeAWM, “si se recrudece la crisis del gas, en el corto plazo, habría un beneficio para las compañías gasísticas y petroleras, pero los contratos del suministro del gas son generalmente con precios cerrados a 2 o 3 años, por lo que el impacto sería menor”.

Más allá de la consecuencia directa de una subida del gas o el petróleo sobre las empresas productoras, los expertos ofrecen otras pistas para invertir en un entorno volátil con inestabilidad. Gemma Hurtado, gestora de renta variable de Mirabaud, explica que “en un escenario de tensión entre Rusia y Ucrania, evitaríamos compañías con exposición directa o indirecta a estos dos países, así como empresas con una base de costes fijos muy ligada al sector energético, como las industriales. Con estas consignas, nos sentiríamos confortables con compañías como Dia o Almirrall”.

Rusia no solo es la tercera exportadora mundial de petróleo y una importante productora de gas natural. También produce paladio, níquel y aluminio. Por su parte, Ucrania es de las mayores productoras de trigo y maíz. Por consiguiente, las empresas que importan estas materias primas de estos dos países también se verían claramente perjudicadas de un aumento de la tensión y deberían evitarse. Otro sector muy vulnerable ante una posible subida de los precios del petróleo es el de las compañías aéreas.

Nicolás López, analista de MG Valores, añade que “cuando hay turbulencias políticas como la de Ucrania, los mejores valores son los que van más al margen del ciclo económico. Sectores defensivos o regulados como sería Enagás en España o valores del sector de la alimentación o el tabaco”. Otras empresas beneficiadas por este escenario serían las compañías mineras de oro o plata, por el valor refugio que suelen tener estas materias primas.

“Hay factores geopolíticos que se escapan al común de los inversores y es difícil invertir cuando falta información importante. Es difícil encontrar valores ganadores si aumenta la tensión”, afirma Alberto Salgado, gestor de renta variable y patrimonio de Ahorro Corporación, quien indica que la reacción de las Bolsas el lunes demuestra que el perjuicio sobre los mercados sería general porque una crisis energética podría dañar las expectativas de crecimiento mundial. El índice más perjudicado, coinciden los expertos, sería el Dax alemán por la mayor exposición del país germano a Rusia.

Société Générale ha elaborado una lista de valores con alta exposición a Rusia que pueden ser muy vulnerables ante la crisis. Entre ellos, Renault, EON, Carlsberg, Coca-Cola Hellenic o el banco noruego Riffeisen cuyos ingresos proceden en más de un 7% de aquel país. Pero también surgen oportunidades en este escenario. La firma francesa explica que “una forma de resguardarse del estrés por la crisis entre Rusia y Ucrania sería comprar acciones de la noruega Statoil, la segunda mayor exportadora de gas en_Europa después de la rusa Gazprom.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/37f242ba/sc/16/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A30C0A80Cmercados0C13942977710I60A83620Bhtml/story01.htm