España vende 4.677 millones en bonos a largo plazo a tipos mínimos

El Tesoro ha vendido 4.677 millones de euros en bonos a casi tres años (1.556 millones), cinco (4.231) y siete años (3.231), con tipos del 0,556%, del 0,849% y el 1,147%, respectivamente. Son mínimos históricos en todas las referencias. La demanda ha rozado los 11.300 millones.

El rango de colocación oscilaba entre los 4.000 y los 5.000 millones, si bien el objetivo era alcanzar los 4.500, como anunció el martes Rosa Sánchez-Yebra, secretaria del Tesoro. En la estrategia anual de financiación, se recalcó que este año la misión no es colocar siempre el máximo en cada subasta, sino obtener los mejores precios y gestionar el importe adjudicado en función del contexto.  

En los primeros quince días de este año el Tesoro ha captado 9.691 millones de euros, un 6,8% de la previsión de emisión a medio y largo plazo para todo el año que aparece en la estrategia publicada el pasado 13 de enero (141.996 millones de euros). Hasta la fecha no ha habido en 2015 emisiones de letras. El coste medio de la deuda del Estado a la emisión se situó en el 1,52% en diciembre de 2014, frente al 2,45% de finales de 2013.

La de hoy ha sido la segunda subasta del año, después de que el Tesoro colocara la semana pasada 5.008 millones en bonos y obligaciones con intereses en mínimos históricos. Tras la primera emisión, el coste medio de la deuda del Estado se situó a 31 de diciembre en el 1,52%, frente al 2,45% de cierre de 2013.

A lo largo del mes de enero, el organismo celebrará dos subastas más, una el 20 de enero de letras a 6 y 12 meses y otra el martes 27 de enero, después de las elecciones de Grecia, de letras a 3 y 9 meses.

La financiación bruta del Tesoro en 2015 ascenderá a 239.369 millones de euros, de los que 141.996 millones se colocarán a medio y largo plazo, 264 millones menos que en 2014, y 97.323 millones en letras, unos 1.730 millones menos.

En términos netos, la emisión será de 55.000 millones de euros, una cifra similar a la de 2014 y que incluye unos 8.000 millones para asumir las necesidades de financiación de las comunidades autónomas y las entidades locales que se adhieran a las medidas para mutualizar la deuda aprobadas a finales de 2014.

El resto, unos 184.369 millones, se destinará a las amortizaciones, 91.996 millones en el caso del medio y largo plazo (bonos y obligaciones), y 92.373 millones para las de las letras del Tesoro. Como novedad, las emisiones ligadas a la inflación europea se incorporarán a las subastas regulares en 2015, con el objetivo de dotar de más liquidez a estas referencias y dar más acceso a los inversores a estos productos financieros.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/425772ce/sc/42/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A150C0A10C150Cmercados0C142130A64190I8954480Bhtml/story01.htm