España dice que ha ahorrado 13.000 millones en intereses en los dos últimos años

España captará casi 240.000 millones de euros en deuda este año –655 millones diarios– y además asumirá la financiación y los vencimientos de las comunidades autónomas (unos 8.000 millones) y también sus préstamos con la banca.

El objetivo es reducir el coste de los intereses de las regiones y darles un balón de oxígeno en sus presupuestos de cara al presente ejercicio, según ha explicado esta mañana la secretaria del Tesoro, Rosa Sánchez-Yebra, en la presentación de la estrategia de financiación para 2015. 

Las emisiones ligadas a la inflación europea, que arrancaron el año pasado, se potenciarán este ejercicio. El Tesoro podrá vender este tipo de deuda en la primera subasta de cada mes, con el objetivo de que al menos se efectúe una cada trimestre. En 2014 colocó unos 12.000 millones a través de este nuevo instrumento y durante ejercicio lo utilizará más para dar liquidez a las emisiones en circulación y para atender al fuerte apetito de los inversores.

La secretaria del Tesoro ha ratificado que España ha ahorrado en 2013 y 2014 unos 13.000 millones de euros en intereses –en realidad, es dinero que se ha dejado de pagar respecto al presupuestado inicialmente–, gracias a la caída de los intereses de la deuda. El año pasado, el organismo de financiación del Tesoro se financió al menor coste de su historia, con un tipo de interés medio del 1,52%. El interés del bono a 10 años se sitúa ligeramente por encima del 1,6% en la actualidad.

Subastas a medida

Otra de las novedades, además del impulso a la financiación ligada a la inflación europea, está en la “utilización del rango de forma activa en subastas de letras bonos y obligaciones”. Hasta ahora, el Tesoro anuncia una horquilla de objetivo de captación, si bien se da por hecho que la misión es recaudar el máximo. Esto cambiará este año: “El objetivo será el valor medio, pero podrá asignar por encima o por debajo en función del mercado, la estructura de pujas y los precios”, según Sánchez-Yebra.

El mercado interpreta como un fracaso el hecho de que el Tesoro no obtenga el máximo del rango, y esto debe terminar de una vez y para siempre, según Sánchez-Yebra. No debe interpretarse así, a juicio de la secretaria del Tesoro, pues la misión es conseguir el mejor precio en cada subasta, y por ello se tomarán en consideración las condiciones de cada una de ellas de forma independiente.

La subasta programada para este jueves de deuda entre tres y siete años será la primera en la que se pondrá en marcha esta nueva fórmula: el rango oscila entre los 4.000 y los 5.000 millones, pero el objetivo es de 4.500 millones. Y siempre podrá asignar más o menos, en función de las condiciones del mercado.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/4244422f/sc/33/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A150C0A10C130Cmercados0C14211455230I226260A0Bhtml/story01.htm