Enagás se refuerza en España

El gestor y transportista de gas español Enagás ha aparcado por un momento su internacionalización y ha reforzado su presencia en España con la compra a un fondo gestionado por Deutsche Asset Wealth Management del 30% de Bahía de Bizkaia Gas (BBG) y el mismo porcentaje de Saggas, sociedades propietarias de las plantas de regasificación de Bilbao y de Sagunto, respectivamente, por 95 millones de euros. Según la propia compañía presidida por Antonio Llardén, su prioridad sigue siendo el negocio de activos regulados en España y, con esta operacion, eleva su participación en BBG del 40% al 70% -el 30% restante está en manos del Ente Vasco de la Energía- y entra en el accionariado de Saggas.

Pese a que los ingresos de Enagás se han visto afectados por la reforma del sistema gasista -120 millones de euros menos al año hasta 2020- y por la caída de la demanda en España, desde Renta 4 Natalia Aguirre asegura que la empresa “no tiene problemas para financiar su plan de inversiones al disponer de recursos suficientes para cubrir necesidades de financiación en 2014 y 2015 y con una liquidez de 2.347 millones de euros”.

Enagás adquirió el 40% de BBG entre 2009 y 2010 por 105 millones de euros y “ahora consolidará su holding con este 30% más”, señalan los analistas de BPI que, aunque echan en falta detalles de la transacción relativos a la deuda, ven “razonable” el precio actual de 95 millones de euros por dos participaciones del 30%, dado que está por debajo de los múltiplos a los que cotiza Enagás. “Aunque la noticia era de esperar, un importe atractivo siempre es positivo”, apunta la firma, que recomienda comprar el valor.

Así, los inversores han recibido de buena gana pero sin demasiado entusiasmo la nueva operación, y las acciones han recuperado algo de terreno hasta los 26,3 euros, situándose cerca de su máximo histórico de 26,64 euros alcanzado hace algo más de un mes. No obstante, el consenso de analistas recopilado por Bloomberg estima que los títulos aún tienen recorrido y marcarán nuevos récord este año al fijar el precio objetivo en 27,61 euros, otorgándole un potencial de revalorización del 6%.

Siendo un valor que suele gustar al mercado, Enagás bien podría estar en cualquier cartera de inversión. Los analistas siempre destacan su estabilidad en Bolsa desde que debutara en el parqué en 2002 -con permiso del batacazo a finales de 2008 y principios de 2009- y su buena rentabilidad por dividendo, que para este 2015 se estima en el 5,2%. “En la presentación de sus resultados del tercer trimestre de 2014 confirmaba los dividendos absolutos para 2014 y 2015 alentando también una atractiva política de dividendo futura, dada la capacidad que tiene para mantener su rating, con las contenidas necesidades de inversión que existen en la red”, señala Rafael Cosgaya, de Norbolsa.

Para Beka Finance, que apuesta por el valor y aconseja acumular con un precio objetivo de 31 euros por título, la inversión que acaba de realizar Enagás en España, y que todavía está sujeta a las correspondientes aprobaciones de las autoridades reguladoras y al posible ejercicio del derecho de adquisición preferente del resto de socios, “viene a consolidar el papel de Transmission System Operator (TSO) nacional de Enagás en materia de infraestructura gasista”.

La firma sostiene que “aunque los activos de regasificación en estos momentos están con muy bajos índices de utilización, se trata de activos regulados que perciben una retribución conforme al marco regulatorio actual. Así, su inclusión contribuirá a moderar el impacto en la cuenta de resultados del ajuste regulatorio”.

Por su parte, el director de análisis de MG Valores, Nicolás López, opina que la clave de una compañía como Enagás, que es uno de los valores defensivos del mercado español por excelencia, “es que puede seguir manteniendo un proceso de inversiones que se traslada a un cierto crecimiento de su cuenta de resultados”. El experto estima un aumento moderado de los beneficios de la compañía en torno al 5% anual durante los próximo años.

A su juicio, y teniendo en cuenta su rentabilidad por dividendo creciente año tras año en el entorno actual, “Enagás es un activo que tiene mucho atractivo para aquellos inversores que buscan una inversión con una renta líquida y estable y un dividendo sostenible y ligeramente creciente”.

Las claves

Dividendos: Enagás anunció un incremento del 1,5% del dividendo que propone repartir en metálico a sus accionistas en 2015. Se estima en 1,32 euros por acción en el año. Los analistas estiman que el próximo dividendo se abonará el 2 de julio a razón de 0,780 euros por acción.

Mercado exterior: Dado que las inversiones en España están muy acotadas, la compañía inició su actividad internacional en 2011 con un especial despliegue en Latinoamérica. Así, ya está presente en México, Chile, Perú y la zona del Adriático, donde ha destinado el 82% de su inversión.

Reforma gasista: El impacto negativo de la reforma gasista en julio pasado se verá amortiguado a nivel de beneficio neto a través de un mayor control de costes y la mayor contribución a resultado neto de las inversiones internacionales. En positivo, la reforma resuelve el problema del incipiente déficit gasista y da estabilidad regulatoria, explica Natalia Aguirre, directora de análisis y estrategia de Renta 4.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/426cd554/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A150C0A10C160Cmercados0C14214175680I3650A0A60Bhtml/story01.htm