El Tribunal rechaza la renuncia del abogado de Silva y continúa con el juicio

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que juzga al magistrado Elpidio José Silva por prevaricación en su investigación a Miguel Blesa, ha rechazado la “injustificable” renuncia de su abogado y le ha advertido de que su conducta puede ser constitutiva de un delito penal y dos faltas disciplinarias.

Así lo ha manifestado el presidente de la Sala, Arturo Beltrán, al comienzo de la sesión de hoy, en la que, recogiendo jurisprudencia del Tribunal Supremo, ha recalcado que solo podría aceptar la renuncia cuando está “objetiva y plenamente justificada”, cosa que no ha ocurrido en este caso.

Según ha dicho el magistrado, el tribunal “tiene que apercibir” a Cándido Conde-Pumpido Varela, ya que con su renuncia ha podido cometer una infraccion disciplinaria “sancionable con la multa equiparable a la más alta de las previstas”; en otra castigada ante su colegio de abogados y en un delito del artículo 467.2 del Código Penal.

Dicho artículo establece que “el abogado o procurador que, por acción u omisión, perjudique de forma manifiesta los intereses que le fueren encomendados, será castigado con las penas de multa de doce a veinticuatro meses e inhabilitación especial para empleo, cargo público, profesión u oficio de uno a cuatro años”.

Beltrán ha explicado que la renuncia “no es admisible” porque la la intención del abogado ha sido la de suspender el juicio porque el tribunal no ha aceptado anularlo, aunque él haya tratado de ampararse en que “se han defraudado las expectativas” del juez.

La decisión del tribunal ha provocado la reacción del letrado y del propio Silva, que han alegado tener derecho a la última palabra.

Sin embargo, Beltrán le ha espetado: “No va a hablar. No es que no vaya a tener la última palabra, es que no va a tener la primera”, a lo que Silva ha respondido lamentándose de que no se siente “defendido”.

“Que conste que usted no se siente defendido. Es irrelevante su voluntad, usted no suspende el juicio. Es fraudulenta su conducta”, ha dicho el presidente del tribunal antes de volver a lanzar una nueva advertencia ante las quejas del acusado: “Le apercibo de que se calle. Que conste y el juicio continúa”, ha concluido.

Tras ello, el magistrado, actualmente suspendido de sus funciones, ha pedido un receso para entrevistarse con su abogado, quien ha señalado que no había preparado la declaración de su cliente, que estaba prevista para hoy, porque no esperaba esta decisión del tribunal.

El presidente ha accedido a iniciar un receso de 30 minutos, aunque ha avisado al letrado, al que ha obligado a permanecer en la sala junto al acusado, a que lo permitía siempre y cuando no lo usara para hacer una “rueda de prensa”.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/399d663f/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A40C220Cmercados0C13981598260I93330A50Bhtml/story01.htm