El interés del bono a diez años roza su mínimo histórico

La noticia de la primera operación militar del ejército ucraniano en una región del sureste del país ha neutralizado el efecto balsámico sobre las Bolsas de la apertura alcista de Wall Street. Los mercados estadounidenses, que volvieron a animar a los parqués europeos al abrir con subidas, se dan la vuelta de la mano del resto de índices al conocer que las fuerzas armadas de Ucrania llevan a cabo una “operación especial” en la ciudad de Kramatorsk, en la región de Donetsk, según ha informado el ministerio de Defensa de aquel país. Según medios locales que cita la agencia Interfax, se habría producido un tiroteo en el aeropuerto de esa localidad cuando helicópteros del ejército ucraniano intentaron aterrizar y los militantes prorrusos se lo impidieron abriendo fuego. Sería la primera confrontación armada eentre el ejército ucraniano y las fuerzas prorrusas que han tomado el control de varios edificios oficiales en el sureste del país.

Esta incertidumbre pesa como una losa sobre los mercados. La de hoy ha vuelto a ser una sesión muy volátil. El Ibex abrió a la baja y llegó a ceder un 1%. Después, impulsado por la apertura alcista de Wall Street, optó por las subidas, para terminar decantándose por el rojo debido a las confusas noticias de la citada operación militar. El selectivo español cae un 0,83% hasta los 10.103,5 puntos.

El resto de índices europeos también refuerzan sus caídas en los últimos compases de la sesión. El Dax alemán es una de las Bolsas que más sufre por la exposición del país a Rusia y se deja cerca de un 2%. La Bolsa rusa vuelve a sufrir importantes caídas. El Micex, denominado en dólares, cede un 2,5% y el RTS, en dólares, se deja un 3,1%. Por su parte, el FTSE MIB italiano cae casi un 2%, perjudicado, además de por la tensión en Ucrania, por el desplome próximo al 9% de Banca Monte dei Paschi di Siena ante las informaciones sobre una posible ampliación de capital mayor de lo previsto.

La deuda española se desentiende de las tensiones en los mercados. La prima de riesgo llegó a caer debajo de los 160 puntos básicos, en minimos desde 2010, pero repunta en la parte final de la sesión al caer el interés del bono alemán hasta el 1,4%, su mínimo desde mayo de 2012. El riesgo país es el diferencial entre el bono español a diez años y su homólogo germano. La deuda alemana funciona como valor refugio en medio de las turbulencias en Ucrania. El interés del bono a diez años vuelve a descender, aunque menos que el bund, acechando ya su mínimo histórico del 3% que marcó en septiembre de 2005. Se sitúa en el 3,09%.

El conflicto entre Rusia y Ucrania sigue sobrevolando los mercados. Jesús de Blas, analista de Credit Agricole, sostiene que “en este tipo de acontecimientos es imposible predecir el alcance sobre las Bolsas. Ha crecido la incertidumbre pero los mercados no han descontado que el conflicto vaya a agravarse. En caso de que la situación empeorará, la corrección sería muy importante y no valdrían los soportes porque se entraría en pánico”. José Luis Martínez Caamaño, responsable de gestión de renta variable y patrimonios de Ahorro Corporación añade que “el mercado está en una fase de stand by, esperando a ver si hay una escalada de tensión en el cruce de declaraciones de los dirigentes o si se da una relajación”.

Una de las referencias del día se vio condicionada por la tensión en Ucrania. El índice de sentimiento económico que elabora el instituto ZEW en Alemania cayó en abril por cuarto mes consecutivo hasta los 43,2 puntos, frente a los 46,6 de marzo. El consenso del mercado esperaba que bajara hasta los 45. Sin embargo, el apartado dedicado a la situación actual subió desde los 51,3 hasta los 59,5 puntos.

“Las expectativas cautelosas en la encuesta de este mes pueden estar causadas por el conflicto de Ucrania, que todavía crea incertidumbre”, según el ZEW. Carsten Brzeski, operador de ING citado por la agencia Reuters, afirma que el índice lanza dos mensajes: que la economía alemana tuvo un gran inicio de año y que, pese a ello, la crisis ucraniana, las incertidumbres en China y la desaceleración de los mercados emergentes son factores que podrían enturbiar esta plácida situación en el futuro.

Al otro lado del Atlántico, los datos económicos y los resultados empresariales centran la atención, con el permiso de Ucrania. Así, se ha conocido el dato de inflación en Estados Unidos, que subió dos décimas en marzo, y la encuesta manufacturera de la región de Nueva York, que bajó de 5,61 a 1,29 puntos. Hoy han presentado sus cuentas empresariales de JohnsonJohnson y Coca-Cola, con resultado dispar, mientras que harán lo propio al cierre de la sesión las tecnológicas Intel y Yahoo!.

Los resultados empresariales están llamados a ser decisivos en el devenir bursátil. Diego González, socio director de la Eafi Bull4All, asegura que el fondo positivo se mantiene para las Bolsas pero que “el mercado ya ha descontado un crecimiento en beneficios y ahora quiere ver que se cumplen en las presentaciones de resultados para probablemente salir de la tendencia lateral y seguir subiendo”

La presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, por su parte, ha afirmado que los grandes bancos de Estados Unidos podrían necesitar aumentar sus colchones de capital y liquidez, para apuntalar la resistencia del sistema financiero ante futuras crisis. “Puede que haya más espacio para fortalecer las exigencias de capital y liquidez en los grandes bancos de las que han sido adoptadas hasta ahora”, indicó.

Mientras, en el mercado de divisas, el euro se aprecia ligeramente hasta los 1,38 dólares.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/395ea2ae/sc/42/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A40C150Cmercados0C13975431330I593710A0Bhtml/story01.htm