El Ibex se planta con el bono en nuevo mínimo histórico

Los inversores ya dan por cerrado el año y tienen toda su confianza puesta en los primeros pasos que dé en 2015 el Banco Central Europeo. Las expectativas se reflejan especialmente en la deuda soberana y en el euro. El bono español a diez años ha marcado, incansable, un nuevo mínimo histórico en el 1,67% y el euro se instala en niveles de hace dos años, en los 1,22 dólares.

La Bolsa en cambio se ha tomado la jornada con calma, tras la volatilidad de las jornadas de la semana pasada. Pasado el vencimiento de futuros, que cayó el pasado viernes 19, las jornadas que quedan de Bolsa en este 2014, cuatro a tiempo completo y otras dos a medio gas, son o bien tiempo de descuento o bien primeros pasos de 2015. A efectos de los mercados de futuros, contratos de opciones y demás contratos de derivados donde se mueve dinero de verdad, 2014 está ya amortizado.

El Ibex ha cerrado la jornada con un mínimo avance del 0,07%, hasta los 10.371 puntos. Ha torcido el signo bajista en la última recta de la jornada, aunque ha sido fallido el intento de encaramarse sobre los 10.400 puntos. La jornada se ha movido por los mismos parámetros que días atrás, con el petróleo y Rusia como protagonistas. Tanto barril como rublo repuntaron en el inicio de la sesión, excusa a la que se agarraron los operadores para que el Ibex llegara a subir cerca de un 1%. Pero el crudo ha vuelto a corregir su precio y el barril Brent continúa al filo de los 60 dólares, con un descenso superior al 1,5% que ha vuelto a provocar la caída del conjunto del sector petróleo y del de materias primas, de hecho los dos sectores más bajistas en el mercado europeo.

El rublo en cambio ha dado una ligera tregua y se ha apreciado cerca del 6%, si bien las noticias que llegan de Rusia no son especialmente alentadoras y continúan alimentando la inquietud sobre la marcha del gigante emergente. El foco comienza a ponerse en la banca, que acusa la fuga de capitales que ha provocado el derrumbe del rublo, a pesar de los esfuerzos del Banco de Rusia con una fulgurante subida de tipos al 17% y el inicio de las ventas de divisa extranjera. Los problemas de liquidez ya se han cobrado una primera víctima entre la banca rusa y el banco central ha tenido que salir al rescate del National Bank Trust mediante un préstamo de emergencia de 30.000 millones de rublos (435 millones de euros)

Los mercados de Asia ya cerraron su sesión con subidas, al hilo del bien cierre de Wall Street el viernes, que vivió su mejor semana en dos años (+3,4% en el SP 500). Especialmente fuerte fue la subida de Australia, mercado más ligado a las materias primas.

Más noticias llegan de las divisas, con el euro en el nivel más bajo en dos años, 1,222 a primera hora de la sesión, por las perspectivas de que el BCE arrancará pronto las compras de deuda soberana. Tanto el miembro del consejo Luc Coene como el vicepresidente Constancio apuntaron, sin concretar, a la posibilidad de que el banco tome medidas ante la baja inflación.

En el mercado de deuda, el interés del bono español a 10 años marca mínimos históricos en el 1,68%, con la prima de riesgo por debajo de los 110 puntos básicos, en los 107. La convicción de los inversores de que el BCE activará, incluso tan pronto como en la reunión del 22 de enero, la compra de deuda, tanto soberana como corporativa, continúa alimentando esos mínimos.

La situación en Grecia, donde mañana el Parlamento celebra la segunda vuelta de la elección presidencial, es otro frente abierto para Europa. La votación definitiva llega el día 29. Si el Gobierno no consigue mayoría suficiente, habrá elecciones que, con Syriza en primer lugar en las encuestas, son una garantía de inestabilidad.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/41ac9eca/sc/29/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C120C220Cmercados0C14192325780I9458750Bhtml/story01.htm