El Ibex prepara el asalto de los máximos anuales

Llegamos al cierre semanal con la renta variable europea aguantando en una jornada de idas y venidas tras batir las fronteras bajistas. Bien sujeta por el selectivo español que ayer sí consiguió batir la resistencia con claridad. Al otro lado del Atlántico los alcistas también resisten. Pero la tecnología da continuidad a sus claros signos de agotamiento en el corto plazo tras el doji de lápida semanal trazado el viernes pasado. La incertidumbre que reinaba en los mercados con Rusia ha quedado despejada. Los inversores ya tienen a qué atenerse. Si Putin no va más allá en otras regiones, lo peor ha pasado. Con la inquietud apagada de momento, las Bolsas tienen ya probabilidades de romper al alza el largo lateral. Aunque nunca hay que fiarse con estos conflictos en los que hay tantos intereses en juego. Cualquier cambio de la situación lo reflejaran de inmediato los mercados.

Tras el mal cierre de Wally el día anterior, los bajistas intentaron concluir los dos días de celebración en Europa. Pero esta vez se encontraron con el Campeador. Después de una apertura con ligero hueco a la baja, se perdió por la mínima el soporte. En una soberbia cornada, los alcistas se presentaban de manera fulminante en los 10.200 puntos. El Ibex quiso hacer aceleradamente el trabajo atrasado. Sin embargo, la debilidad del resto de homólogas le llevó de nuevo a las cercanías de los 10.110 puntos. Volvió a resistir. Tras la apertura americana, los alcistas culminaron la hazaña por segunda vez. El Campeador cerraba en los 10.199 puntos con un ascenso del +0,57%.

La resistencia se supera con una sólida vela verde con sombra inferior. Los 10.135 puntos quedan atrás con claridad y las medias móviles de las 20 y 50 sesiones perforadas al alza. También el hueco de los 10.163 puntos, cubierto desde el día que se generó y en varias ocasiones después. Queda cerrado. Ahora habrá que ver si los alcistas logran superar los 10.250/69 puntos. Descartaríamos así la posible figura de diamante y el Ibex tendría vía libre hacia los 10.358/552 puntos. Si se echa atrás, le esperan los 10.000 donde se pudiera decidir la figura a la baja. Veremos si puede continuar en el cierre semanal con la energía que demostró ayer.

Europa consolida y prepara el ataque

Con el Campeador por encima de resistencias, ya sólo queda el Footsie como único selectivo retrasado en Europa. Tras el peligroso doji de lápida trazado el miércoles, los osos intentaron dejar la vela negra posterior que confirmara la estrella fugaz. Se comenzaba a dibujar desde el inicio de la sesión. La media móvil de las 200 sesiones volvía a ceder. Pero no se rindieron los cuerpos especiales británicos viendo como el resto de plazas seguía al Campeador a final de sesión. Tras la apertura americana, lograban recuperar la citada media móvil y el Gentleman trazaba un esperanzador martillo a cierre. El descenso quedaba limitado a un -0,26% hasta los 6.588 puntos. Veremos si ese esbelto martillo logra superar el doji y anularlo.

El Emperador europeo ascendió un +0,11% hasta los 3.133 puntos tras la intentona bajista de acercarse a los 3.100 puntos. Dejó trazada una sólida vela al alza con sombra inferior que apuntala la ofensiva alcista para el cierre semanal. Veremos si hoy el Eurostoxx bate la resistencia decreciente sobre los 3.150 puntos. Dejaría a los alcistas con grandes opciones para atacar los máximos anuales y poner fin al movimiento lateral. La victoria en la batalla de los 3.077 puntos puede estar muy cerca.

Plano quedó el Káiser germano sobre los 9.451 puntos. Los blindados detuvieron a los osos sin excesivos problemas en los 9.400 puntos. Con la crisis de Ucrania casi superada, el selectivo alemán queda liberado de la presión bajista y debería tomar el mando de Europa. Trazó un pequeña peonza verde en forma de martillo. Si hoy a cierre consigue superar la parte superior de las dos envolventes negras del “Loco Iván” sobre los 9.554/43 puntos, los Panzer podrán abrirse paso hasta la parte superior de la bandera de consolidación en los 9.660/70 puntos. Por encima, los máximos históricos esperan.

Peonza de pequeño cuerpo real verde y extensas sombras en ambos extremos dibujó el General De Gaulle francés. Recorrió casi completamente la altura de la sólida vela alcista previa. A cierre de sesión, ligero descenso del -0,14% hasta los 4.379 puntos. Si el bravo Cac logra superar los 4.400 puntos hoy a cierre semanal, la legión extranjera podrá seguir marcando nuevos máximos anuales. La victoria de los máximos del año 2011, en los 4.163 puntos, estará en las manos de los toros. Habrá desarrollado un perfecto pullback a la rotura y lo siguiente será un nuevo y fuerte impulso al alza.

Por último, el César italiano demuestra lo que ya veníamos anticipando. Lo suyo este año es ascender y ascender. El movimiento que muestra su gráfico es tan sumamente alcista que como ya comentamos en un análisis hace pocos días, es la mejor inversión para este 2014 en una cartera. Ayer ascendió un +0,31% hasta los 21.173 puntos. Rozó los máximos anuales. Si hoy a cierre consigue superar los 21.200/179 puntos, camino despejado hacia los 22.500/23.000 puntos.

La incertidumbre está ahora en Wall Street

Clara es ya la divergencia entre continentes. Tras los festejos en toda Europa por la ausencia de actuaciones bélicas, al otro lado del Atlántico entran las dudas en forma de agotamiento. Especialmente peligrosa es la ofensiva bajista en la tecnología tras perder el primer soporte relevante del corto plazo. Tras perder los 4.200/190 puntos el Nasdaq Composite continuó con los descensos hasta alcanzar ayer mínimos en los 4.131 puntos. A cierre se situó sobre los 4.151 puntos, con una caída del -0,54%. Dibujó una pequeña peonza roja.

Deja a la tecnología muy cerca de la directriz inferior del kilométrico canal acelerado que desarrolla desde finales de 2012 y también de la parte alta del canal alcista de medio plazo. Si termina perdiendo estas zonas, los bajistas podrán llevar al gran bastión de los toros hasta los 4.000/3.958 puntos. Algo que no permitiría pensar en la superación de los máximos anuales en el resto de la renta variable. Mucho en juego en este ataque de los osos en el Nasdaq.

No secundan el movimiento bajista sus dos homólogas. El General Custer luchó con bravura por mantener el primer soporte de los 1.850 puntos. Quedó a un punto por debajo con un descenso del -0,19%. Pequeña peonza en forma de martillo que hoy decidirá si el SP 500 pone rumbo a los 1.800/20 puntos donde se encuentra la parte inferior del canal acelerado o por el contrario salva el soporte y sale de zona de riesgo.

Por su parte, el Sargento de Hierro sigue mostrando gran fortaleza. Apenas descendió un -0,03% hasta los 16.264 puntos. El Dow Jones deja un limpio doji con cierre en la parte alta de la figura potencialmente alcista. El gran selectivo americano quiere alcanzar los máximos históricos a pesar de las dudas de la tecnología.

Clave el cierre semanal de hoy antes del cierre mensual del próximo lunes. Hoy Europa arrancó la sesión con fuerza al alza. El Ibex ataca los 10.250/69 puntos. Si Wall Street lo permite, los alcistas pueden dejar a sus adversarios con la soga al cuello. Importante ver como las Bolsas emergentes que hemos analizado esta semana están haciendo suelo sobre sus soportes claves. Brasil rebotó ayer un +3,5%. Esto apuntalaría la victoria alcista en toda la renta variable. Nosotros nos vamos hasta el próximo miércoles. Mucha suerte en sus operativas y feliz de semana a todos. Valor y al toro.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/38b71fa8/sc/16/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A30C280Czona0Itrading0C139599980A50I51680A10Bhtml/story01.htm