El Ibex gana un 1,27% y recupera los 10.300 tres semanas después

El Ibex despide su mejor semana desde principios de enero con una subida del 2,74% que permite al selectivo conquistar los 10.300 tres semanas después. Cierra en los 10.328,9. Las Bolsas empezaron la semana con caídas por un mal dato de actividad en China que volvía a generar dudas sobre la desaceleración de la segunda economía mundial. Sin embargo, la expectativa de posibles medidas de estímulo por parte de las autoridades del gigante asiático sirve, de momento, para neutralizar ese temor. Junto a ello, la posibilidad de que el BCE apruebe medidas no convencionales en su próxima reunión y los nuevos mínimos que marca el bono español a diez años han dado alas al Ibex. El selectivo español avanza un 1,27% en su cuarta sesión consecutiva en verde.

ACS (+3,46%), Sabadell (+3,41%),  y FCC (+2,96%), se anotan las mayores subidas del día. Santander avanza un 1,8% tras anunciar el banco en su Junta de Accionistas que pagará un dividendo de 60 céntimos. De los cinco únicos valores del Ibex que caen, las mayores bajadas son las de CaixaBank (-0,53%), Inditex (-0,36%) y Mediaset (-0,32%).

En el mercado secundario de deuda, el interés del bono español a diez años cae hasta el 3,23%, nuevos mínimos desde octubre de 2005. La deuda española a una década empezó el año con una rentabilidad del 4,15%. Es decir, ha bajado cerca de un punto porcentual en tres meses. De la mano de esta caída, la prima de riesgo española, que mide el diferencial entre el bono español a diez años y su homólogo alemán, desciende hasta los 168 puntos básicos. Empezó el año en los 223. También aumenta la confianza en la deuda italiana. Hoy mismo, el país transalpino ha colocado 10.000 millones en bonos a 5 y 10 años con intereses mínimos históricos (1,88% para los primeros y 3,29% para los segundos).

Uno de los principales estímulos para los mercados esta semana es la perspectiva de pposbles cambios en la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) en su reunión mensual del próximo jueves. Jens Weidmann, presidente del Bundesbank, afirmó esta semana que un programa de compra de activos del organismo presidido por Mario Draghi no está descartado y que para combatir contra los riesgos de deflación en la zona euro la mejor opción podría ser establecer un interés negativo a los depósitos que los bancos tienen en el BCE. Weidmann, miembro del Consejo de Gobierno del BCE, se había opuesto radicalmente hasta ahora a medidas de política monetaria expansiva.

Sobre este cambio de discurso del banquero alemán, que ha provocado alzas en las Bolsas y caída del euro frente al dólar hasta los 1,37, Javier Urones, analista de XTB explica que “un euro cotizando en las inmediaciones de los 1,40 dólares es suficiente para amenazar con deteriorar las cuentas de una economía fuertemente exportadora como es la alemana”.

Las cifras macroeconómicas, explican los expertos, seguirán siendo referencias clave para que las Bolsas. Hoy se ha publicado el dato de la inflación en España, que cayó dos décimas hasta la tasa negativa de -0,2%.  Los precios también bajaron dos décimas en Alemania hasta el 1% en tasa interanual. Estos datos darían argumentos a los posibles cambios en la política monetaria del BCE ante las presiones deflacionistas que observan algunos expertos. También se ha conocido hoy la confianza del consumidor en la zona euro, que subió 1,2 puntos hasta los 102,4. En España, este índice ascendió hasta los 102,5 puntos, su nivel máximo desde otoño de 2007.

También se esperan nuevas medidas de estímulo a la economía en China, donde el primer ministro, Li Keqiang, declaró ayer que el Gobierno del gigante asiático pondrá en marcha un programa de inversión en infraestructuras y que tiene en su mano otras armas para proteger a su economía. Los débiles datos de actividad en China conocidos las últimas semanas han disparado los temores a un frenazo brusco de la segunda economía mundial, inmerca en un cambio de modelo, pero los inversores esperan que las autoridades chinas aprueben alguna medida de estímulo. Estas declaraciones de su primer ministro sirven para reforzar la esperanza del mercado.

Así las cosas, las Bolsas terminan la semana con optimismo y con una tendencia alcista gracias a las expectativas de medidas de impulso en China y en Europa. “Únicamente una escalada de la tensión entre Occidente y Rusia como consecuencia de las sanciones con las que se está amenazando a este segundo país por su actuación en Crimea, podría provocar una corrección de los mercados en estos momentos”, afirman desde Link Securities. Miguel Ángel Paz, director del departamento de análisis de Unicorp, considera que “razonablemente podemos pensar que los niveles actuales en las Bolsas europeas tenderán a consolidarse e intentar hacer nuevos tramos al alza durante los próximos meses, aunque lo que haga en las próximas semanas es un acto de adivinación”.

Wall Street regresa a las subidas, con revalorizaciones en torno al 1% en sus principales índices tras las leves caídas de ayer. Alzas bursátiles a pesar de que, entre los datos conocidos hoy en Estados Unidos se encuentra el índice de confianza de la Conferencia de la Universidad de Michigan, que cae hasta los 80 puntos desde los 81,6 del mes anterior y por debajo de las estimaciones del mercado.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/38b5db85/sc/29/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A30C280Cmercados0C139598940A30I6648680Bhtml/story01.htm