El Ibex cruza la delgada línea roja

Firme como un roble se mantuvo ayer el Campeador sobre los 10.200/20 puntos durante toda la sesión. Mientras el resto de Europa manifestaba nítidamente la necesidad de una mayor consolidación tras las fuertes alzas y frente a los máximos anuales, el selectivo español no dio su brazo a torcer. Continuó su destino en solitario, buscando la gloria que muchos creían perdida. Cuando el Ibex decide subir, se sube y punto. Esto lo saben los más viejos del lugar. El resto de selectivos observa y espera, no sin cierta envidia viendo la independencia de movimientos de nuestro selectivo. No depender de nadie no está al alcance de cualquier índice. A pesar de llevar cierto retraso con respecto a ellos, saben que en cualquier momento el Campeador les puede pasar con la velocidad de un guepardo tras una gacela.

Los mercados no pueden estar más emocionantes, la tensión se palpa sobre los gráficos. La batalla por el final de la corrección está en su momento cumbre. A falta de dos sesiones para el cierre mensual, el ejército bajista hace lo imposible por no hincar la rodilla definitivamente. La aparente falta de fuerzas en máximos para echar abajo a sus oponentes, puede empezar a causar mella. Pero no debemos olvidar en lugar donde estamos, en plena trinchera bajista y del medio/largo plazo en algunos índices, nada menos. Es un territorio frontera apto para ver salir al gran oso a defenderse con rabia. Unos niveles que marcan la delgada línea roja entre éxito o el fracaso. Dicho de otro modo, puede pasar cualquier cosa. De momento, mientras todos los índices se mantengan en la cima las grandes probabilidades son para los toros. Y todo, a pesar de la sobrecompra y de las verticales subidas. No caer significa ganas de romper, es bien sencillo. Aunque cueste creerlo, mirando el gráfico que pide a gritos un descanso en muchas Bolsas.

El enemigo de estos escenarios es el vértigo que producen en un trader. Le hace dudar y mucho. La operativa tendencial que ayer propusimos para intentar subir a la tendencia del Ibex quedó activada. Si tienen dudas lo mejor quedarse fuera y ver todo desde la barrera. Si confía en el Ibex ya hay que estar dentro. El problema de permanecer esperando es que se produzca un ataque seco y súbito de los alcistas. Al estar en niveles tan fundamentales, puede venir unido a un masivo cierre de cortos. Los bajistas ven como pierden resistencias claves y salen como alma que lleva el diablo. Si no se está dentro del mercado, posiblemente pierda el tren. La ecuación rentabilidad/riesgo ya no sería la misma. Tendríamos que asumir más pérdidas en caso de fallar. Hay que saber apretar el gatillo en el momento exacto. Para eso están las ventanas de trading y sus confirmaciones. Ahora sólo se trata de confiar y esperar. Si hay suerte, veremos en breve al Campeador atacar los 10.552 puntos. El Stop de pérdidas es innegociable. Si salta, nos vamos del mercado. Está en los 9.918 puntos el más agresivo y en los 9.654 puntos el más tendencial.

El ascenso del +0,48% del Campeador, hasta los 10.242 puntos, le permitió superar por la mínima la zona clavicular del HCH y su primera gran resistencia. Los 10.200/20 puntos son el nivel donde los bajistas tomaron el control del corto plazo. Ahora pueden perderlo en cualquier momento si no logran poner freno a la ofensiva de sus adversarios. Algo a lo que los toros se opondrán con empeño una vez conseguido. Es de esperar fuertes combates de aquí al cierre mensual. Habrá ver lo que haga el resto de la renta variable. Si resisten mientras el Campeador se parte la cara por su resistencia, más opciones para un gran cierre mensual por encima de máximos anuales en Europa y Wall Street. El selectivo español trazó una pequeña peonza sólida con mínima sombra inferior, tras el sólido cañón trazado el día antes. Figura que parece iniciar la conquista. Evita dejar un doji de alta incertidumbre a cierre. Mínimos de la sesión en los 10.150 puntos, zona que resistió dos centelleantes zarpazos al inicio y final de la jornada. Todo apunta a la continuación del movimiento.

Europa vuelve a rechazar a los bajistas

El resto de selectivos europeos acabó la tensa sesión con mínimas pérdidas o planos. Todos trazaron la misma figura, martillos tras las extensas velas previas, muestran el rechazo a caer. Los bajistas lo volvieron a intentar y he perdido ya la cantidad de veces. Lo que no cambia es el resultado de sus intentonas por retomar el control de la corrección. Fracaso tras fracaso. Donde más duro se emplearon fue en el Gentleman inglés. No ha sentado nada bien a los osos ver a los cuerpos especial británicos en zona de máximos anuales e históricos. Enviaron allí gran parte de sus mejores efectivos para evitar una gran derrota en las islas. Se vieron pérdidas que rondaron -1%, alcanzando mínimos de la sesión en los 6.790 puntos. Poco antes del cierre, reaccionaron los alcistas para terminar en los 6.830 puntos, con un descenso del -0,52%. Segundo robusto martillo, esta vez de cabeza roja. La batalla por la historia ha dado comienzo. Por encima de los 6.950 puntos empieza otra bien distinta. El Footsie debe mantenerse por encima de los 9.700 puntos para seguir en liza en todo lo alto.

Mínimos ascenso del +0,01% en el Emperador europeo hasta los 3.157 puntos. Los bajistas llevaron al Eurostoxx hacia la resistencia formada por los altos de las últimas sesiones ya superada. Resistieron los 3.130 puntos, por lo que podemos pensar que el movimiento es un simple pullback a testear la rotura antes de atacar máximos anuales. Trazó un bonito martillo que deja las puertas abiertas al asalto en cualquier momento, mientras mantenga los 3.130 puntos. No habrá riesgos para la ofensiva alcista por encima de los 3.079/76 puntos.

El Káiser germano y el General De Gaulle francés mismo descenso del -0,10% con similar martillo de cabeza verde en el gráfico. Tras el golpe bajista, el Cac no baja de las alturas tras superar los máximos anuales. Cierra en los 4.414 puntos. Los bajistas fuera de combate mientras no recuperen los 4.356 puntos. Sólo con la legión por debajo del primer gran marubozu en los 4.290 puntos, dejaría dudas de una falsa ruptura en el estricto corto plazo. El caso del Dax es idéntico. Mientras los blindados no pierdan la extensa primera figura sobre los 9.504 puntos, no habrá problemas. Por encima de los 9.600 el ataque a máximos anuales puede producirse en cualquier momento. Ayer cerró en los 9.699 puntos.

Por último, el César italiano vive de las rentas y se mantuvo cómodamente por encima de sus máximos anuales. Poco movimiento que presagia un nuevo ataque de las legiones en breve. Empiezan a colocarse en formación. Pequeña peonza en forma de martillo. Atentos al Mibtel que puede volver a sorprender. Terminó la sesión prácticamente plano sobre los 20.473 puntos. Dos robustos cañones en forma de sólidas y extensas velas mantienen en seco a los bajistas. Mientras estén en poder de los centuriones poco que hacer. Marcan mínimos sobre los 20.149/55 puntos.

Wall Street sin vértigo y ni agotamiento

Al otro lado del Atlántico, los toros mantienen el pulso en todo alto sin dejarse avasallar. Las figuras previas con largas sombras no pudieron ser aprovechadas por los osos. Vuelven a fallar. Sus oponentes siguen en sus trece de romper máximos. Muestran como en Europa una clara falta de empuje e iniciativa. Las últimas velas que pedían al menos consolidación, acaban en nada. Los toros no se mueven de la cima y esto es del todo menos bajista.

El General Custer después de un nuevo intento de superar los máximos históricos acabó con ligeras pérdidas del -0,13% hasta los 1.845 puntos. Traza una pequeña peonza de consolidación roja con sombras en ambos extremos. El SP 500 resiste sin bajar la guardia por encima de los 1.824 puntos. La misma figura trazó el Sargento de Hierro con un descenso del -0,17% hasta los 16.179 puntos. El Dow Jones se mantiene firme y listo para ir en busca de los máximos históricos en cualquier momento. Sin problemas para lograrlo mientras no pierda los 16.000 puntos.

En cuanto a la tecnología, más de lo mismo. El Nasdaq Composite aguanta con firmeza la ruptura de los máximos anuales. Mínimo descenso del -0,13% hasta los 4.287 puntos, trazando similar figura en forma de peonza. Sin vértigo ni agotamiento en el bastión alcista.

Estamos a falta de tres sesiones para el importante cierre mensual. En toda la renta variable, los alcistas están demostrando ganas y firmeza. La decisión final está muy cerca y un gran impulso puede estar al caer. A pesar de estar en zona hostil y de las verticales subidas, los toros son los favoritos, siguen rompiendo pronósticos. Las Bolsas no caen y la gran ola puede iniciarse en cualquier momento. Seguimos del lado alcista a pesar de que no es sencillo mantener este escenario, con gran parte de la comunidad de inversores esperando la gran caída que de paso a una segunda pata bajista sobre los gráficos. Pero a nosotros nos guían las velas y estas dicen que se puede romper. Así lo venimos citando, el tiempo nos dará o quitará la razón. Máxima tensión y emoción de aquí al viernes. Que continúe la batalla.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/378c93ec/sc/16/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A20C260Czona0Itrading0C139340A38580I773970A0Bhtml/story01.htm