El Ibex cae un 3,91% en su peor sesión desde la crisis soberana de 2012

El virus de la desconfianza ha vuelto a extenderse este viernes por los mercados europeos con especial agresividad en el parqué español, que sella la peor sesión desde septiembre de 2012, un día después de que Banco Santander anunciara una ampliación del 10% de capital, 7.500 millones, que vuelve a plantear la duda de si la banca europea es suficientemente solvente.

La exigencia del Banco Central Europeo (BCE) a la italiana Banca Monte dei Paschi di Siena de que eleve su ratio de capital básico hasta al menos el 14,3% para garantizar su solvencia ha añadido más madera al fuego de la desconfianza.

La tendencia dominante en todas las grandes plazas europeas ha sido negativa. Después de todo, la contundente depreciación del petróleo, que ha llegado a bajar de los 50 dólares por barril de Brent por vez primera desde 2009, los temores a una nueva crisis del euro, en mínimos de 2006, ante las nuevas elecciones en Grecia, o las dudas sobre la recuperación económica completan la volátil imagen de fondo con que arranca el año.

Si a esta situación se le suma cierta decepción en los mercados ante los primeros detalles que se van conociendo del ansiado programa de compra de deuda que ultima el BCE, el terreno queda abonado para las ventas generalizadas.

En este contexto, el selectivo español se ha visto adicionalmente arrastrado por Banco Santander, por su enorme peso en el selectivo español. La entidad que preside Ana Patricia Botín ha cedido un 14,09% en su vuelta a la cotización tras el anuncio realizado ayer de la ampliación de capital, que diluye el actual precio de las acciones.

Su caída, la peor desde 1998, y el efecto contagio provocado en el resto de entidades cotizadas condenaron al Ibex a su peor sesión desde septiembre de 2012, momento en que comenzaba a remitir la crisis soberana europea.

Así las cosas, un Ibex que amagaba con consolidar los 10.000 puntos ha terminado cerrando en los 9.719 puntos, cota que ha llegado a perder a media sesión, cuando caía más del 4,5%.

Ni siquiera el buen dato de empleo en EE UU ha logrado calmar los ánimos ni a este ni al otro lado del Atlántico. El país norteamericano ha creado 252.000 nuevos puestos de trabajo y ha rebajado la tasa de paro del 5,6%, frente al consenso de economistas recopilado por Bloomberg que esperaba una creación de 228.000 empleos y una tasa de paro del 5,7%.

El petróleo ha vuelto a caer con fuerza, un 3,39% en el caso del Brent, rebajando de nuevo el precio del barril por debajo de los 50 dólares. El Texas, de referencia en EE UU, se ha situado también en el entorno de los 48 dólares.

En el mercado de divisas, el euro se mantiene estable y se cambia a 1,1795 dólares, frente a los 1,1793 dólares de las últimas horas de la negociación europea de ayer.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/42255794/sc/42/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A150C0A10C0A90Cmercados0C1420A785890A0I7213360Bhtml/story01.htm