El Ibex avanza un 0,42% y se acerca a los 10.100 a la espera de la Reserva Federal

Esperando a Yellen. Los mercados aguardan con expectación las palabras de la presidenta de la Reserva Federal estadounidense (Fed, según sus siglas en inglés) como hacían con Godot los personajes de la célebre obra teatral de Samuel Beckett. La reunión mensual del Comité de Mercado Abierto (FOMC) de la Fed desplaza al conflicto entre Rusia y Ucrania como principal referencia de los mercados. A las siete de la tarde, ya con las Bolsas europeas cerradas, se conocerá si el banco central estadounidense mantiene su rumbo en política monetaria o adopta algún cambio en la primera reunión con Janet Yellen como presidenta. Esa incertidumbre a la espera de lo que decida la Reserva Federal se aprecia en Estados Unidos, donde sus principales índices no presentan un rumbo fijo. A esta hora, caídas en torno a una décima porcentual en sus principales índices.

Las Bolsas europeas siguen dispuestas a seguir su camino y olvidar los nervios producidos por la crisis ucraniana, aunque lo hacen hoy prácticamente planas por el compás de espera ante lo que pueda decidir la Fed sobre su política monetaria y su visión sobre la economía estadounidense. Tercera sesión consecutiva de subidas en el Ibex, aunque más modesta que las dos anteriores. El selectivo español se revaloriza un 0,42% hasta los 10.1093,3 puntos. El gran impulsor del índice ha sido Inditex, cuyos resultados del año pasado han convencido a los inversores. La compañía textil sube un 4,35% en la sesión. Le sigue Jazztel, con una revalorización del 3,53%. La compañía tecnológica está en su nivel más alto desde 2005, beneficiada por los movimientos corporativos en el sector. Planicie en el resto de índices europeos con tímidas caídas.

Los inversores no esperan grandes sorpresas en la reunión de hoy de la Fed, que según la opinión generalizada en los mercados seguirá adelante con el tapering (retirada gradual de estímulos). Desde el departamento de análisis de Bankinter prevén que la Fed mantenga invariables los tipos de interés, que reduzca su ritmo de compra de bonos del Tesoro y títulos hipotecarios en 10.000 millones de dólares hasta los 55.000 millones mensuales y “tal vez también afine algo a la baja sus estimaciones para 2014 y 2015 debido a la ola de frío en el invierno y a la debilidad de los emergentes”.

Es el escenario que manejan la mayoría de los analistas. Un parón en la retirada de estímulos cuando los inversores ya lo dan por descontado, explican los expertos de Link Securities, podría ser interpretado como un síntoma de que los malos datos de actividad económica de enero y febrero no responden solo al mal tiempo en Estados Unidos. Por eso, “de confirmarse lo que esperamos, el banco central estadounidense ratificaría su mensaje de que la ralentización de la economía de EE UU durante el invierno ha sido un hecho puntual y que espera que en los próximos meses recupere el ritmo de crecimiento que mostraba antes del mes de diciembre”. El dólar se aprecia en su cambio contra el euro (hasta las 1,39 unidades) y el interés del bono estadounidense a diez años se sitúa en el 2,68% antes de conocer la decisión de la Fed.

En el frente ucraniano, mientras, las Bolsas siguen ajenas al devenir de los acontecimientos en aque territorio que ayer se anexionó Rusia. Hoy, la Comisión Europea ha propuesto un nuevo rescate de 1.000 millones de euros para Ucrania, que se sumaría a los 600 que ya aprobó la Unión Europea pero no ha sido aún desembolsado. En Crimea, el comandante en jefe de la Armada de Ucrania ha sido detenido, según la agencia de noticias de aquel territorio que cita Efe. Los mercados dan por descontada la anexión de Crimea a Rusia.

Sin embargo, la tensión sigue latente. Desde Nomura explican en un informe publicado hoy que, a pesar de las declaraciones de Putin afirmando que no hará más incursiones en el este de Ucrania, su retórica y la propia anexión a Crimea indican que Rusia quiere mantener su influencia sobre Kiev. “Esperamos nuevos movimientos separatistas en la zona este del país, particularmente en Donetsk, Luhansk y Kharkiv, donde ha habido demostraciones pro Rusia y a las que Rusia parece dispuesta a apoyar”, avisan.

De nuevo, China sigue generando noticias preocupantes. Casi se ha convertido en una retahíla clásica en las últimas semanas. Hoy se ha conocido que la inmobiliaria Zhejiang Xingrun ha entrado en colapso por su incapacidad para hacer frente a sus deudas financieras, que ascienden a 3.500 millones de yuanes (405 millones de euros). La noticia aumenta las dudas sobre el sector y la posible burbuja de crédito del país. Este caso llega dos semanas después de que el fabricante fotovoltaico de Shanghái Chaori Solar dejara de pagar los intereses de sus bonos en Bolsa.

En el mercado secundario de deuda impera la estabilidad. La prima de riesgo española se mantiene en los 174 puntos básicos, con el interés del bono a diez años en el 3,34% y su homólogo alemán bajando al 1,59%. El Tesoro buscará mañana captar hasta un máximo de 5.000 millones de euros en una subasta de bonos a tres, cinco y quince años.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/38598953/sc/16/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A30C190Cmercados0C13952116570I7972340Bhtml/story01.htm