El Ibex 35 cae un 1,62% pero salva los 10.200 a última hora

Los mercados siguen atascados. Los índices PMI adelantados de actividad empresarial de la zona euro han cerrado hoy la puerta a la esperanza que abrió el martes el dato de confianza en Alemania elaborado por el instituto Zew. El miedo a la tercera recesión a la zona euro sigue sin poder despejarse y las Bolsas recogen la noticia con caídas. El Ibex 35  es el peor índice del Viejo Continente porque se ve afectado por BBVA, muy castigado por la ampliación de capital realizada para aumentar su presencia en Turquía. El selectivo español se deja un 1,62% hasta los 10.209 puntos.

La publicación de los índices PMI en Europa han decepcionado a los inversores. En el conjunto de la zona euro, este indicador ha marcado mínimos de doce meses en el sector servicio (51,3 puntos) y de dos meses en el sector manufacturero (50,4). La debilidad continúa en la zona euro. Por países, otra vez, ha sorprendido para mal el descenso del PMI compuesto en Alemania, que ha caído hasta los 52,1 puntos, su nivel más bajo en 16 meses. En Francia el dato es algo mejor de lo esperado (48,4 puntos), pero sigue en terreno contractivo.

Las cifras enfrían el entusiasmo despertado el martes por el sorpresivo ascenso del índice de confianza en Alemania. El escenario sigue mostrando una recuperación muy débil en la zona euro. Goldman Sachs ha publicado hoy sus previsiones para 2015 y en ellas la firma estadounidense resalta que espera un crecimiento del 0,9% para la región, aunque con riesgos a la baja. Según estos expertos, lo más dañino de esta situación para las Bolsas europeas es el riesgo de deflación, lo que generará incertidumbre. Aun así, son optimistas para las Bolsas europeas y creen que el Eurostoxx subirá un 11% el próximo año. De momento, las dudas siguen anidando en los mercados. El Dax alemán, sube un leve 0,12%; el Cac francés, cede un 0,75% y el FTSE MIB italiano, un 0,88%.

El día comenzó ya revuelto para los inversores por unos malos datos conocidos en China, donde el índice PMI de actividad del sector manufacturero elaborado por HSBC ha caído hasta los 50 puntos, justo en la frontera que marca la contracción de una economía y dos décimas por debajo de las previsiones del mercado. El dato recuerda que el gigante asiático crece a un ritmo menor del que solía por el cambio de modelo económico en el que se encuentra.

Todas las Bolsas europeas han cerrado en rojo, pero la española se ha llevado la peor parte. Solo tres valores de los 35 que componen el Ibex cierran la sesión en verde. Mediaset avanza un 1,12%; Amadeus, un 1,01%, IAG, un 0,99% y Viscofan, un 0,32%.  Al frente de las caídas se sitúa Abengoa, que cede un 6,79%, seguido de BBVA. El valor cierra con un descenso del 5,53% tras la ampliación de capital celebrada por la entidad para hacer frente a la compra de un 15% del banco turco Garanti. La ampliación de capital se ha realizado a un precio de 8,25 y el mercado ha aplicado ese descuento a las acciones del banco, que hoy cierran en los 8, 16 euros. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) había suspendido cautelarmente la negociación del BBVA hasta las 10.00 horas por “concurrir circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo de las operaciones sobre los citados valores”. 

En Wall Street, por tanto, los inversores se encuentran rodeados por las dudas y la fragilidad del resto de regiones del mundo. Aunque a las Bolsas estadounidenses les está costando andar en solitario, el SP anota un alza del 0,21% que le permite tocar nuevos máximos históricos. A esta hora, los principales índices de Wall Street cotizan con ligeros ascensos. En EE UU se ha conocido el IPC de octubre, que subió un 0%, cuando se esperaba una caída del 0,1%, lo que deja la tasa interanual en el 1,7%. Este dato, que puede ser un indicio de la fortaleza del consumo, contrasta con el paro semanal. El número de subsidios de desempleos en la semana pasada fue de 291.000, ligeramente por encima de los 284.000 esperados. También se ha conocido una subida de las ventas de viviendas y un PMI manufacturero peor de lo esperado.

En Estados Unidos es también día de digerir las actas de la última reunión de la Reserva Federal (Fed, por sus siglas en inglés) publicadas ayer. Desde el departamento de análisis de Bankinter explican que las actas “ponen de manifiesto la confianza en la fortaleza de la economía americana y, especialmente, en el mercado laboral. Aunque destaca el temor de algunos miembros a las caídas en las expectativas de inflación, sugieren que las subidas de tipos no serán bruscas”.

José Luis Martínez Campuzano, estratega jefe de Citi para España, indica que “la Fed repite sin cesar que la normalización de la política monetaria vendrá condicionada por los datos económicos. Pero, en función del contexto internacional, aún no se considera el momento adecuado para hacer realidad esta máxima”. Este experto cree que el alza del precio del dinero en Estados Unidos se producirá dentro de seis meses.

La preocupación por los malos datos en la zona euro tiene también su reflejo en el mercado secundario de deuda y en el de divisas. Los inversores huyen del riesgo y, por tanto, compran activos seguros como la deuda soberana. El interés del bono español a diez años se reduce hoy hasta el 2,1%, muy cerca de su mínimo histórico, y el del bund cae hasta el 0,8%, con la prima de riesgo en los 130 puntos. El euro, por su parte, se deprecia frente al dólar por estos débiles datos y cae a las 1,253 unidades del billete verde.

El precio del barril de petróleo Brent sube hoy hasta los 78,6 dólares. En el capítulo diario de tiras y afloja entre los Estados miembro de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP), el mercado empieza a ver más probable un acuerdo en la reunión de finales de mes para recortar la producción de crudo y subir su precio. La firma de análisis energética JBC cree que el cártel de países recortará la producción de petróleo en un millón de barriles al día por el exceso de oferta, según cita la agencia Reuters. Para añadirle emoción (y modernidad) al debate de estos días previos a la reunión de la OPEP, hoy el rey Abdullah de Arabia Saudí, el segundo mayor productor de petróleo del mundo, ha afirmado en su perfil de Twitter que iba a mantener una “importante conversación telefónica” con el presidente iraní Hassan Rouhani, miembro también la OPEP que está inmerso en las negociaciones con Occidente sobre su programa nuclear. 

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/40a88872/sc/28/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C110C20A0Cmercados0C141646850A90I2416180Bhtml/story01.htm