El Ibex 35 avanza un 2,8% en su mejor mes desde mayo

La remontada continúa en los parqués. El Ibex cierra hoy  con un alza del 2,3% su tercera semana consecutiva de subidas. Es la mejor racha del selectivo español desde septiembre. Gracias a ello, el índice sube un 2,8% en noviembre, su mayor ascenso mensual desde mayo. Los inversores parecen haber aparcado los miedos a un frenazo económico de la zona euro. Las expectativas de acción del Banco Central Europeo (BCE) y la solidez de Wall Street permiten vislumbrar el futuro con más optimismo que hace unas semanas. El Ibex apenas se ha movido en la última sesión de la semana, que ha sido un día a medio gas por ser jornada semifestiva en EEUU (cotizará solo hasta las 19 horas, hora española), en la que avanza un 0,4% hasta los 10.770,7 puntos.

Las referencias del día enEuropa quedaron justo como esperaba el mercado (inflación de la zona euro en el 0,3% y desempleo en el 13,5%), así que los inversores siguieron muy pendientes del precio del petróleo después de que la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) decidiera mantener estable su producción en la sesión precedente. Tras el desplome del jueves, el precio del barril de crudo Brent bajó un 3,34% y se situó en 70,15 dólares, en zona de mínimos desde 2010. Por su parte el West Texas sufrió una dramática caída del 10,23% y cerró en 66,15 dólares el barril, lo que le devuelve a su precio más bajo desde septiembre de 2009 a causa de la crisis de exceso de oferta.

“Un regalo de Acción de Gracias de la OPEP”. Así titula Citi el informe en el que analiza las consecuencias de la decisión del cártel de 12 países responsables de un tercio de la producción mundial de crudo. Los expertos de la firma estadounidenses creen que el mantenimiento del petróleo en precios bajos impulsará el crecimiento económico mundial y presionará a la baja la inflación, lo que les ha llevado a posponer a diciembre de 2015 su previsión del primer alza de tipos en EEUU. al entender que la Reserva Federal tendrá menos presión para subir el precio del dinero. “Un crecimiento más fuerte y una baja inflación será positiva para los activos de riesgo como la Bolsa”, indican.

Estos expertos afirman que las Bolsas de Rusia, Noruega, Canadá y Brasil tienen a hacerlo peor que el resto cuando cae el petróleo, mientras que Estados Unidos y Japón tienen un mejor comportamiento. Por sectores, obviamente, las compañías energéticas son las que saldrán peor paradas mientras que los más beneficiados pueden ser el consumo, el transporte, las telecos y las químicas.

Desde el departamento de análisis de Bankinter añaden que “dejando a un lado el impacto negativo para los países productores y el sector energético, los precios bajos del crudo suponen un balón de oxígeno para la Bolsa y la actividad económica en términos de ahorro de costes y competitividad”.

Christian Gattiker, responsable de inversiones de materias primas de Julius Baer, pone el acento en los perdedores de esta sitación y afirma que “el mercado del crudo se equilibrará por sí solo, pero lo hará con una dolorosa carga para todos los participantes del mercado”. En concreto, cree que los productores de petróleo no convencional en Estados Unidos serán los principales damnificados de la decisión de la OPEP porque “su crecimiento se ralentizará y el riesgo de que haya víctimas entre las empresas del sector ahora ha aumentado”. También se verán afectados por esta medida Venezuela, Libia, Irán y Argelia, así como Rusia, cuya divisa sigue a la baja.

Por tanto, las Bolsas contarán con el apoyo de la caída del precio del petróleo para afrontar el final de año que, por lo demás, seguirá muy condicionado por lo que pueda hacer el BCE y por la capacidad de Wall Street para seguir marcando máximos históricos. Una prueba de fuego para la Bolsa estadounidense será el balance del Black Friday, el viernes posterior a Acción de Gracias, que se celebra hoy y con el que comienza la campaña de compras navideñas. Desde Renta 4 explican que “la mayor renta disponible por la caída del precio del crudo y el mayor efecto riqueza derivado de las subidas en Bolsa y de la mejora del sector inmobiliario apuntan a un tono positivo de la campaña de Navidad”.

En Europa, la próxima semana volverá a ser del BCE. El Consejo de Gobierno del organismo presidido por Mario Draghi mantendrá el jueves su última reunión de 2014. Una cita relevante porque, como aporta Daniel Pingarrón, analista de IG Markets, “los activos cotizados están descontando con bastante claridad que el BCE emprenderá nuevos programas de compras a corto plazo (en el próximo trimestre)”.

Debido a esas expectativas, el interés de la deuda española a una década cierra la semana en el 1,89%, cerca de mínimos históricos, con la prima de riesgo en los 119 puntos básicos.

El euro. por su parte, se mantiene en el entorno de los 1,25 dólares.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/40ebe079/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C110C280Cmercados0C14171588120I9128760Bhtml/story01.htm