El ‘efecto’ Draghi impulsa un 4% al Ibex en dos sesiones

La palabra del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, se ha consagrado a estas alturas como principal acicate para las Bolsas europeas. Si en el verano de 2012, su garantía de que haría “lo necesario” para salvaguardar el euro marcó el fin de los peores momentos de la crisis soberana, atajando el fuego que se expandía en los parqués, su discurso del viernes, avanzando que la institución comprará deuda pública de países europeos por primera vez, animó a los inversores privados a apostar de nuevo por las compras en un entorno en el que proliferan las dudas sobre la vuelta al crecimiento de la Vieja Europa.

El efecto no se hizo esperar permitiendo al bono español a 10 años marcar un nuevo mínimo histórico este lunes, por debajo del 2%e impulsando al alza las Bolsas. Un caldo de cultivo que permitió al Ibex cerrar la jornada con un incremento del 1,16%, lo que supone una subida de más del 4% sumando las dos últimas sesiones bajo el influjo de Draghi, para situarse en los 10.642 puntos. Una nueva mirada hacia la ansiada cota de los 11.000 que se apoya en buena medida en el motor que suponen las entidades financieras cotizadas.

La tónica fue igualmente positiva en la mayoría de grandes parqués situados bajo el influjo directo del BCE, con alzas del 0,54% en Fráncfort o el 0,49% en París, la excepción del 0,14% que se dejó Milán, y la caída del 0,50% de Londres, independiente de Draghi.

Un impulso alcista alimentado por la alta probabilidad de que el BCE compre deuda soberana en abierto, es decir que haya una suerte de quantitative easing o QE europeo, a la imagen de la política expansiva impulsada por la Reserva Federal estadounidense en los últimos años. “Tras la declaración de Draghi del viernes, ya no es que pueda haber QE, que sigue nombrando expresamente, sino que además tiene prisa.

Y esto es la primera vez que lo ha comentado. Esto ha disparado las especulaciones que una QE podría anunciarse incluso en la reunión del 4 de diciembre”, sostiene Miguel Paz, director de la unidad de gestión de Unicorp Patrimonio. Los analistas de Goldman Sachs señalan que es probable que el programa se inicie en la primera mitad de 2015. Así, los expertos prevén que continúen las alzas o por lo menos no haya una corrección seria en los mercados hasta ver qué pasa en la reunión mensual del consejo del BCE del próximo día 4.

Para José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, “muchos inversores consideran que el año ya está prácticamente cerrado para los mercados. Y si hay sorpresas, sin duda dan por hecho que serán positivas”.

Una opinión que comparte también Daniel Pingarrón, analista de IG. “Vamos a tener un rally de Navidad, vamos a cerrar el año por encima de los niveles en los que estamos ahora”, avanza, exponiendo que el Ibex comenzará 2015 “entre los 11.000 y los 11.400 puntos”.

Su proyección se basa en cuatro pilares de apoyo al recorrido alcista: “Wall Street está fortísimo, marcando nuevos máximos cada día, lo que es un apoyo para las Bolsas europeas; también lo es Japón, con el redoblamiento de los estímulos por parte del Banco Central, y estadísticamente, en el calendario, estas semanas, coincidiendo con la festividad de Acción de Gracias, son alcistas”, detalla Pingarrón, aclarando que lo principal sigue siendo que la próxima reunión del BCE no decepcione las expectativas ya generadas en el mercado y que las disputas entre Ucrania y Rusia no generen nuevas fricciones.

El euro se estabiliza en los 1,24 dólares

La cotización de la moneda comunitaria se estabilizó este lunes ligeramente por encima de los 1,24 dólares por euro, algo por encima de los 1,239 del viernes pero sin recuperar la cota de los 1,253 del jueves.

Una pequeña horquilla en la que viene moviéndose durante todo noviembre y que, en todo caso, se sitúa por debajo del cambio de 1,30 dólares de media que el Ejecutivo prevé que marque en 2015.

El petróleo, que se mantenía este lunes en los 80 dólares por barril de Brent, cerca de mínimos de 2010, y también por debajo de los 104 dólares que prevé el Gobierno para 2015. La mejora soberana eso sí, alejó a los inversores del oro, el gran valor refugio, que cayó un 5,8% hasta los 1.195 dólares por onza.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/40c60438/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C110C240Cmercados0C141681470A40I5755220Bhtml/story01.htm