El beneficio de las grandes empresas recupera el pulso

Año de remontada, pero con matices. Las 35 empresas españolas que integran el Ibex en 2013 han conseguido dar carpetazo a cinco años de larga crisis que han desplomado sus ingresos y han llevado a algunos de los pesos pesados del índice a entrar en números rojos. Su beneficio subió el pasado año un 50,32%, hasta los 19.370 millones de euros, con lo que se rompe la racha de dos ejercicios seguidos de caídas y se igualan los niveles de ganancias cosechadas en 2003. Eso sí: la cifra aún está lejos de los máximos históricos logrados en 2007, cuando el resultado conjunto rozó los 55.000 millones de euros.

Los expertos consideran que este repunte viene acompañado de luces y también de algunas sombras. Entre las primeras destacan el favorable punto de partida del sector bancario tras los fuertes saneamientos, la mejora de las perspectivas sobre la económica española o la positiva aportación del negocio en el exterior; y entre las segundas, la incertidumbre regulatoria sobre el sector eléctrico, la debilidad del consumo interno y el elevado desempleo.

“En las cuentas de 2013 se puede observar que estamos en un periodo incipiente de la recuperación. Los resultados no terminan de mostrar un punto de inflexión y las mejoras observadas han venido de la mano de los costes. La mejora de los márgenes no es suficiente para evidenciar un cambio de perspectivas”, señala Fernando Hernández, director de gestión de Inversis Banco. Para Victoria Torre, responsable de Análisis y Producto de Self Bank, los resultados han sido “mixtos, aunque tal vez uno de los aspectos más destacables ha sido la debilidad que todavía es atribuible a las ventas”. Los ingresos bajaron un 4,14%, hasta 488.182 millones.Torre añade que “se espera que vaya habiendo recuperación, pero esta podría ser muy lenta y gradual”.

Bancos

Borrón y cuenta nueva. Tras los titánicos esfuerzos en provisiones de los últimos años para sanear sus balances del exceso del ladrillo, el sector bancario ha marcado un punto de inflexión que le ha permitido mejorar sus resultados. Esto ha sido posible por las menores dotaciones, los fuertes ajustes de costes y la generación de plusvalías por la venta de activos no estratégicos. Renta 4 añade que la mejora del mercado de deuda ha propiciado un descenso del coste del pasivo y la estabilización de la caída de la rentabilidad del activo, dos factores que también han actuado de catalizadores de estos resultados.

Los dos grandes bancos, Santander y BBVA, han conseguido compensar el declive de los ingresos en España con su negocio internacional. Así, Santander mejoró su beneficio el pasado año un 90,41%, hasta 4.370 millones, y BBVA un 32,94%, hasta 2.228 millones.

Popular y Bankia lograron salir de los números rojos y cerraron con 325 y 512 millones de ganancias, respectivamente. Sabadell, una de las entidades más activas en el proceso de concentración del sector, ha dado un salto de gigante al ganar un 202% más.

El negocio en España, no obstante, continúa renqueante, afectado por la parálisis del crédito, unos tipos de interés en mínimos históricos que han estrangulado los márgenes y disparado la morosidad. “Más adelante vendrá el crecimiento en volumen (ya se empieza a apreciar cierta mejora en la concesión de créditos) y por último mejorarán los márgenes gracias a las subidas de los tipos de interés a medida que mejore el crecimiento económico”, afirman desde Banco Sabadell. Esta firma de análisis añade que el recorrido de mejora de los bancos es todavía muy alto. “Primero porque el sector seguirá capitalizando las mejoras en la prima de riesgo y el acceso a la financiación mayorista, a la vez que se verá favorecido por una comparativa más favorable en la dotación de provisiones, después de haber fortalecido los ratios de capital en los últimos años”. Por su parte, Fernando Hernández asegura que, aunque se ha frenado la hemorragia, “el repunte de los beneficios se ha debido a unas menores provisiones, un incremento de las comisiones y la mejora de la eficiencia (cierre de oficinas)”.

Eléctricas

El principal varapalo que ha recibido el sector en sus cuentas es el impacto de la reforma eléctrica. El beneficio de Iberdrola ha caído un 6,98%, mientras que el de Gas Natural se ha mantenido prácticamente plano (+0,35%) y el de Red Eléctrica ha subido un 7,5%. Para paliar el efecto de los cambios regulatorios, los analistas opinan que las eléctricas seguirán con su proceso de desinversiones. En Iberdrola, señalan en Banco Sabadell, una de las alternativas más probables sería la venta del 19,7% de Gamesa, que a los precios actuales supondría unos ingresos de alrededor de 400 millones.

Repsol

La petrolera sufrió una caída de su beneficio del 90,5%, hasta 195 millones, debido a la provisión de 1.279 millones por YPF, así como a otros factores (paradas de la producción en Libia y mayores costes exploratorios). Como punto positivo, Repsol redujo su deuda a 5.358 millones (no incluye Gas Natural) por la venta de GNL. Los analistas también valoran positivamente el acuerdo en Argentina, tras aprobarse la compensación de 5.000 millones de dólares en bonos por la expropiación de su filial. “En nuestra opinión la clave más positiva del acuerdo es que los títulos se entregarán pro solvendo, es decir, la deuda de Argentina con Repsol se dará por saldada con el cobro de la venta total o parcial de los bonos a terceros o con el cobro de cupones y nominal en sus respectivas vencimientos”, afirman en Sabadell, que estima que el acuerdo tendrá un impacto al alza en el precio objetivo de la petrolera (ahora en 21,16 euros por acción) de entre el 7% y el 14%.

Telefónica

La fortaleza de la franquicia latinoamericana, aunque afectada por el tipo de cambio, ha compensado la debilidad de las ventas en España. Con todo ello el beneficio subió cerca del 17%, aunque sus ingresos totales registrados bajaron un 8,5%.

Constructoras

Los elevados saneamientos, la caída de la inversión pública en España y, en algunos casos, el impacto negativo de los tipos de cambio han marcado las cuentas de las constructoras. FCC aumentó sus pérdidas hasta 1.506 millones de euros, mientras que Sacyr redujo los números rojos de 977 a 496 millones de euros. El beneficio de OHL bajó un 73,16% (270 millones). Ferrovial, por su parte, mejoró su resultado un 5,06%, por la incorporación de la británica de servicios Enterprise, y ACS ganó 702 millones.

2.608 millones de impacto de la reforma eléctrica

La reforma eléctrica aprobada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy ha pasado una elevada factura a las compañías. En total, y según los datos facilitados por las empresas, este se eleva a 2.608 millones. La más perjudicada ha sido Acciona, que cierra por primera vez en su historia un ejercicio con números rojos. Perdió 1.972 millones. El recorte a la retribución a las renovables ha tenido un coste de 257 millones, mientras que el deterioro del valor de sus activos en renovables le restó 1.675 millones. Unas cifras que han forzado a la compañía a dar un golpe de timón en su estrategia con la puesta a la venta del 49% de su negocio eólico internacional, el freno a las inversiones o la prolongación de la suspensión del dividendo (solo ha dejado abierta la posibilidad a abonar uno a cuenta con cargo a 2014 si cumple con el objetivo de desapalancamiento).

Este giro ha sido aplaudido por algunos expertos. “Consideramos que a corto plazo cuenta con más catalizadores que riesgos, catalizadores que encontramos en la entrada de algún socio inversor, la materialización del proceso de desinversión de activos y la confirmación de la recuperación del dividendo (a final de año), junto con una mayor visibilidad en la evolución del negocio”, indican desde Renta 4. Esta firma ha elevado la recomendación de “infraponderar” a “mantener”.

En el resto de compañías el impacto de la reforma ha sido de 801 millones para Iberdrola; 455 millones en Gas Natural, 511 millones en Red Eléctrica y 60 millones en Abengoa.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/37aa8cfb/sc/42/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A20C280Cmercados0C13936143460I698580A0Bhtml/story01.htm