El BCE y el Bundesbank avisan: ha de haber más reformas en Grecia

Dos destacados miembros de los bancos centrales, Jens Weidmann , presidente del Bundesbank, y Benoit Coure, miembro del consejo del Banco Central Europeo (BCE), no han tardado en advertir a Syriza de la necesidad de proseguir con las reformas para seguir recibiendo la asistencia financiera de la Unión Europea. 

El presidente del Banco Central alemán (Bundesbank), Jens Weidmann, dijo que la economía de Grecia sigue necesitando apoyo externo y recordó al futuro Gobierno de Atenas que ese respaldo solo tiene cabida “si se respetan los acuerdos” adoptados.

Lo esencial es que Grecia continúe las reformas para que la economía griega salga adelante, en interés del pueblo griego. 

“Está claro que Grecia no puede todavía prescindir del apoyo de un programa de ayuda. Y, naturalmente, un programa de ese tipo solo puede darse cuando se cumplen los acuerdos”, afirmó Weidmann en una entrevista en la televisión pública alemana ARD. El presidente del banco central alemán confió en que “el nuevo gobierno griego no haga promesas ilusorias que el país no se puede permitir” y que continúe con las reformas estructurales que se necesitan sin poner en cuestión lo conseguido hasta el momento.

El miembro del consejo de Gobierno del BCE, Benoit Couré, incidió en la misma línea y aseguró que la autoridad monetaria no participará en una posible quita. Coeuré no ve riesgo de contagio porque “los mercados financieros entienden muy bien que la situación es diferente” en otros países y porque las decisiones tomadas por el BCE “permiten condiciones financieras muy protectoras para el resto de la zona euro”.

El miembro francés del directorio, en cualquier caso, insistió en que Grecia “tiene que pagar” su deuda porque eso forma parte de “las reglas del juego en Europa. No hay espacio para un juego unilateral en Europa”.

“Lo esencial -argumentó- es que Grecia continúe las reformas para que la economía griega salga adelante, en interés del pueblo griego”.

Respecto a la quita de la deuda, Couré aseguró que  “no es asunto del BCE decidir si Grecia la precisa”, afirmó Coeuré, que alegó que esta cuestión es meramente “política” y que son Atenas y sus acreedores quienes deben dirimirla. Sin embargo, la participación de la institución que preside Mario Draghi en una potencial quita de la deuda griega está totalmente descartada por motivos legales.

“Esta absolutamente claro que nosotros no podemos aceptar ninguna quita que afecte a los bonos soberanos (griegos) en manos del BCE. Eso es imposible por razones legales”, explicó Coeuré.

El presidente de la Eurocámara, el socialista alemán Martin Schulz, ha avisado al líder de SYRIZA y ganador de las elecciones helenas, Alexis Tsipras, de que la UE no aceptará una quita a la deuda helena y dejará de ayudar a Grecia si el nuevo Gobierno incumple sus compromisos. “Le hecho que no encontraremos una mayoría a favor de una quita”, ha explicado Schulz en una entrevista a la radio pública alemana. El presidente de la Eurocámara conversó por teléfono este domingo con Tsipras tras confirmarse su victoria electoral.

Sin movernos de Alemania, el Instituto de la Economía Alemana (IW) de Colonia ha llegado a proponer el bloqueo del pago de los siguientes tramos del rescate si Atenas no quiere seguir adelante con las reformas, el Instituto Alemán de Investigación Económica (DIW) de Berlín lamentó que el resultado vaya a azuzar la confrontación en Europa.

Los expertos del IW aseguran que Grecia no puede disfrutar de la solidaridad de sus socios si se posiciona abiertamente contra las reformas y ajustes acordados en el memorando que acompañó a su segundo rescate.

Además, sugieren que la troika que analiza las cuentas de Atenas -conformada por el Banco Central Europeo (BCE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Europea (CE)- publique regularmente “la cuota de cumplimiento de reformas” de los países en programa.

En un caso extremo, los miembros de este instituto, de orientación liberal, abogan por una salida de Grecia de la Unión Económica y Monetaria, para lo que exigen a Bruselas una base legal apropiada.

“La falta de una normativa legal provocaría en la actualidad una salida desordenada y, en consecuencia, especialmente dañina a nivel económico”, aseguró el director del IW, Michael Hüther.

Marcel Fratzscher, presidente del DIW de Berlín y gurú de la socialdemocracia alemana, tildó de “mala noticia para Europa y Grecia” los resultados “inesperadamente fuertes” de Syriza en los comicios de ayer, en declaraciones a la edición ‘on line’ del “Rheinische Post”.

A su juicio, las elecciones van a hacer al líder de Syriza, Alexis Tsipras, “más seguro de sí mismo” y “más agresivo” frente a sus socios europeos.

“Doy por supuesto un conflicto con sus socios europeos sobre la política económica”, agregó.

A su juicio, incluso en el caso de que Grecia se mantenga dentro de la eurozona, la inseguridad sobre la política de Atenas está servida.

La salida helena del euro es “improbable”, concluyó, pero, si finalmente se produce, provocará inestabilidad en otros países europeos.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/42b2eaf2/sc/11/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A150C0A10C260Cmercados0C14222579320I584410A0Bhtml/story01.htm