El BCE reclama adelantar la consolidación fiscal pese a sus efectos en el crecimiento

El Banco Central Europeo (BCE) asegura que existen “razones de peso” para adelantar la consolidación presupuestaria, especialmente en el caso de los países sometidos a la presión de los mercados, pese a que unos mayores ajustes tengan impacto en el crecimiento a corto plazo.

“Las simulaciones que utilizan supuestos razonables sugieren que adelantar la consolidación reduce el esfuerzo de ajuste total y estabiliza la ratio de deuda con más rapidez, aunque también implica mayores reducciones del producto a corto plazo”, señala el BCE en su boletín mensual.

Sin embargo, el banco central advierte de que en muchos casos evitar esos costes a corto plazo “no es una opción viable”, por lo que los países sometidos a tensiones fiscales se ven obligados a adelantar la consolidación para poder hacer frente a las necesidades de financiación y sanear las finanzas públicas con celeridad, “a fin de evitar súbitas reacciones negativas de los mercados”.

A los que abogan por aplazar los ajustes argumentando que una vez que se haya producido la recuperación el nivel esperado de los multiplicadores fiscales será menor, el BCE responde que esta estrategia podría ser “peligrosa”, especialmente porque es improbable que se materialice una recuperación cuando el aplazamiento de la consolidación implica un mayor deterioro de la situación de las finanzas públicas.

El BCE apunta que, en general, a la hora de diseñar una senda de ajuste fiscal, los argumentos a favor de adelantar la estrategia de consolidación suelen pesar más que los que ponen el acento en los costes asociados a las pérdidas de producto en el corto plazo, especialmente cuando se trata de cuestiones de economía política.

Por otro lado, la institución presidida por Mario Draghi subraya que la credibilidad del proceso de consolidación fiscal, que parece ser crucial para reducir los costes a corto plazo de dicho proceso, deberá reforzarse formulando planes a medio plazo “bien diseñados y basados en medidas detalladas y permanentes”.

En este sentido, también considera esencial que la consolidación fiscal se base en recortes del gasto público no productivo, ya que esta estrategia será la más beneficiosa para el crecimiento a medio plazo y tendrá un impacto duradero sobre el déficit.

Asimismo, agrega que la confianza en los programas de saneamiento de las finanzas públicas de los Gobiernos se refuerza aún más si van acompañados de reformas estructurales que tengan efectos positivos por el lado de la oferta en el largo plazo.

El BCE asegura que existe un amplio consenso sobre que las consolidaciones fiscales bien diseñadas producen efectos positivos de medio a largo plazo, ya que estos procesos dan lugar a una mejora permanente del saldo estructural, mientras que el deterioro del crecimiento solo es temporal.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/3933ee99/sc/29/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A40C10A0Cmercados0C13971234170I40A3270A0Bhtml/story01.htm