El BCE devuelve al Ibex a terreno positivo en el año

El Banco Central Europeo (BCE) actúa sobre los mercados como una especie de vacuna que otorga a los inversores aparente inmunidad ante los riesgos. Ninguna de las amenazas que enturbiaron la marcha de las Bolsas en las últimas semanas se ha disipado, pero solo faltan dos días para que Mario Draghi anuncie la compra de deuda soberana. O en eso confía el mercado. Y, de momento, con eso basta para devolver al Ibex 35 a terreno positivo en lo que va de año (aunque por tan solo cinco puntos).El selectivo español aculuma su cuarta sesión seguida de subidas, la mejor racha desde octubre.

La sesión ha ofrecido otro estímulo para las Bolsas más allá del onmipresente BCE, aunque está también indirectamente vinculado con él. Las subidas de las Bolsas europeas han aumentado esta mañana tras conocerse la publicación de la encuesta de confianza elaborada por el Instituto Zew en Alemania, que avanza en enero hasta los 48,4 puntos desde los 34,9 puntos de diciembre, muy por encima de lo esperado. Clement Fuest, presidente del organismo, ha señañado que el volátil comienzo de año en los mercados no ha mermado este indicador y que “los descensos en el precio del crudo y la depreciación del euro han contribuido a nuevos avances” del mismo. La confianza aumenta, en parte, porque los inversores cuentan con tener de su parte al organismo central.

El crecimiento de China en 2014 ha sido la otra gran referencia del día. El gigante asiático creció un 7,4% el año pasado, su menor ritmo de aumento del PIB en 24 años, pero avanzó un 7,3% en el último trimestre, una décima mejor de lo esperado.

Con el BCE como escudo ante cualquier inquietud, el Ibex avanza un 1,24% en la sesión hasta los 10.283,9 puntos impulsado por Popular, que sube un 3,58% después de que Citi mejorara su recomendación del banco, e IAG, que avanza otro 3,46% gracias a la caída del precio del petróleo. El resto de Bolsas europeas también cierra al alza, a excepción del Dax alemán, que esta vez se desmarca de los índices del Viejo Continente y apenas avanza un 0,02% arrastrado por Sap, cuyos resultados de 2014 defraudaron a los inversores y llevaron a las acciones de la compañía informática a caer un 5%.

En Wall Street, que permaneció cerrado el lunes por festivo, también pesan unos resultados frágiles, esta vez los de Morgan Stanlet, que ganó un 119% más el año pasado, pero que presentó unas cuentas débiles en el último trimestre, al igual que ha ocurrido con la mayoría de las grandes entidades financieras de EEUU. Los títulos de la entidad caen cerca de un 2%.

La Bolsa estadounidense ha abierto al alza, pero después se ha dado la vuelta, en parte también debido a un nuevo descenso del precio del crudo. Así, el Dow Jones de industriales se deja un 0,5%; con el SP y el Nasdaq tecnológico cayendo un 0,3%. El petróleo vuelve a caer. El West Texas se deja un 4% hasta los 46,6 dólares, cerca de sus mínimos desde 2009. El giro a la baja del petróleo ha provocado que Wall Street regrese al rojo. En los parqués europeos, las alzas se han contraído también por el giro a la baja del crudo. 

El FMI, que ha rebajado en tres décimas su previsión de crecimiento para la economía mundial en 2015, reconoce en sus previsiones que la caída del precio del petróleo impulsará el crecimiento, pero añade que “ese estímulo se verá ampliamente superado por factores negativos; uno de ellos será la debilidad de la inversión a medida que muchas economías avanzadas y de mercados emergentes continúen adaptándose a un crecimiento a mediano plazo que ofrece expectativas menos alentadoras”.

En el mercado secundario de deuda, mientras tanto, se impone la calma. El rally alcista de las Bolsas como anticipo a los nuevos estímulos del BCE se dio con antelación en el mercado de renta fija soberana, donde ahora los inversores esperan acontecimientos.De esta forma, el interés de la deuda española con vencimiento a una década se mantiene estable en el 1,5%, con la prima de riesgo en los 108 puntos básicos.

Además, el Tesoro Público ha colocado 5.049,64 millones de euros en la primera subasta de letras a seis y doce meses, dentro del objetivo medio previsto, y ha rebajado la rentabilidad ofrecida a los inversores en ambas emisiones a tipos mínimos desde agosto de 2014, según datos del Banco de España.

El euro ha durado poco por encima de los 1,16 dólares y hoy se deprecia hasta las 1,156 unidades del billete verde.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/427fd249/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A150C0A10C20A0Cmercados0C142173610A60I70A91740Bhtml/story01.htm