Draghi y China llevan al Ibex en volandas a los 10.500

Cinco palabras (“tan rápido como sea posible”) han desatado hoy la euforia compradora en las Bolsas europeas. Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE) ha declarado en una conferencia en Fráncfort que el organismo central “hará lo que deba para elevar la inflación y las perspectivas de inflación tan rápido como sea posible”. Es un matiz respecto a sus declaraciones precedentes, en las que decía que actuaría si es necesario o si la situación empeora, que lleva a los inversores a esperar nuevas medidas de estímulo por parte del BCE. Entre eso y la sorprendente decisión del banco central de China de bajar los tipos de interés para impulsar el crecimiento del gigante asiático, los inversores han tenido una sesión de fuertes alzas. El Ibex 35 avanza un 3,07% en el día y un 3,67% en la semana hasta los 10.520,6 puntos. La de hoy es la mejor sesión del Ibex desde julio de 2013.

Las palabras de Draghi aumentan las posibilidades de que el BCE anuncie algún cambio de política monetaria en su reunión del 4 de diciembre, la última del año. En principio, la mayoría de los expertos cree que el organismo esperará a ver el efecto de la segunda barra de liquidez condicionada a la concesión de crédito (TLTRO) que se celebrará el 11 de diciembre. Desde Renta 4 explican que “será precisamente esa subasta la que nos darán una mejor idea de hasta qué punto el BCE precisa de herramientas adicionales para alcanzar su objetivo de incremento de balance de 1 billón euros”.

En paralelo, hoy han empezado las compras de titulizaciones respaldadas por créditos (ABS). Aunque se cree que el BCE esperará a medir el éxito de estas medidas para aprobar nuevas, tras escuchar hoy al banquero central no se descartan sorpresas en diciembre. “Esta posibilidad siempre existe, aunque en mi opinión probablemente esperará algún tiempo más. No descarto que amplíe la compra de papel a deuda privada pero dejando la deuda pública para más adelante”, indica José Luis Martínez Campuzano, estratega jefe de Citi para España.

Los expertos de Nomura explican en un reciente informe que, a pesar de la debilidad de los últimos datos en la zona euro y de la baja inflación, “seguimos pensando que el programa de compra de deuda pública no será el siguiente paso del BCE”. Desde la firma nipona sí esperan que el organismo central compre deuda corporativa en el primer trimestre de 2015, con un anuncio de esta medida ya en diciembre. Además de eso, también le dan un 60% de posibilidades a la compra de bonos soberanos en el primer semestre del año. Según los analistas de Nomura, el importe de esta medida oscilaría entre los 400.000 y los 500.000 millones de euros, aunque dependerá del éxito que tengan las otras medidas de estímulo del BCE.

Daniel Pingarrón, analista de IG Markets, explica que “los activos europeos están empezando a descontar con nitidez un aumento de las compras del BCE. Como de costumbre, bancos y empresas cíclicas, como las constructoras, son los sectores más beneficiados, lo que se traduce en que el Ibex lidera los avances en Europa”.

Hoy ha vuelto a quedar claro el inmenso poder de los bancos centrales sobre los mercados. El mensaje de Draghi ha calado, como también ha gustado la decisión del Banco de China de bajar los tipos de interés por primera vez en dos años para apoyar la economía del gigante asiático. Los tipos quedan en el 5,6%. Con el apoyo de los bancos centrales, las Bolsas europeas han subido hoy con fuerza. El Dax alemán avanza un 2,6%; el Cac francés, un 2,7% y el FTSE MIB italiano, un 3,85%. También ayuda la fortaleza de Wall Street, donde el selectivo SP y el Dow Jones de industriales anotan hoy nuevos máximos históricos al avanzar en torno a un 0,7% respecto a sus récords de ayer. También sube el Nasdaq tecnológico, que sube un 0,6%.

La posibilidad de que el BCE dé nuevos pasos también ha movido la acción de los inversores en el mercado secundario de deuda, donde el interés del bono a diez años ha marcado hoy un nuevo mínimo histórico en el 2,01%. La prima de riesgo española cae hasta los 124 puntos básicos. También caen a sus rentabilidades más bajas de siempre las deudas soberanas a una década de Italia e Irlanda.

Más estímulos del organismo presidido por Mario Draghi significarían más euros en el sistema. Por eso, la moneda única se ha depreciado hoy frente al dólar, que además se refuerza por los buenos datos macroeconómicos de Estados Unidos y por el final de los estímulos de la Reserva Federal. El BCE y la Fed se cruzan, cada uno en direcciones opuestas, lo que consolida la tendencia de apreciación del dólar frente al resto de divisas. El euro cae hasta las 1,24 unidades del billete verde.

El precio del barril de petróleo Brent vuelve a subir hoy hasta los 79,4 dólares entre rumores sobre un posible acuerdo de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) para recortar la producción de crudo en su reunión del próximo jueves en Viena. Los expertos de Citi afirman en un gráfico titulado “Adiós al triple dígito en el petróleo” que maneja un rango de precios para el crudo en los próximos años de entre los 70 y los 90 dólares. “En el corto plazo la acción de la OPEP jugará un papel importante en determinar si los precios se acercan a los 70 dólares, o incluso por debajo, o aproximarse a los 90, o por encima”, en función de si se queda como está por los roces internos en la organización o decide recortar la producción. La división continúa entre los países que quieren recortar la producción (con Venezuela y Libia al frente) y los que no (en especial, Arabia Saudí).

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/40b2ae37/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C110C210Cmercados0C14165550A570I933730A0Bhtml/story01.htm