Draghi asegura que adoptará medidas si la inflación se mantiene baja

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha asegurado que está dispuesto a adoptar nuevas medidas “decisivas” en caso de que la inflación persista en niveles de demasiados bajos, aumentado así el riesgo de deflación, y ha subrayado el impacto que “sin duda” está teniendo la fortaleza del euro en los bajos precios.

“El riesgo de deflación, que haría más difícil el desapalancamiento, es bastante limitado. Pero cuanto más tiempo siga estando baja la inflación, mayor probabilidad hay de que estos riesgos emerjan”, advirtió Draghi en un discurso pronunciado tras aceptar el ‘Premio Schumpeter’.

Así, recalcó que esta es la razón por la que el BCE ha estado preparando medidas adicionales de política monetaria no convencional que sirvan de protección ante esta eventualidad y por lo que está “dispuesto a tomar nuevas medidas decisivas en caso de que sea necesario”.

“Cualquier riesgo material de que las expectativas de inflación pasen a no estar ancladas será contrarrestado con medidas adicionales de política monetaria”, afirmó el presidente del BCE.

Asimismo, Draghi señaló que el fortalecimiento del euro registrado en el último año y medio ha tenido “sin duda” un impacto significativo en la baja tasa de inflación que existe en la actualidad.

A este respecto, explicó que a medida que avanza la recuperación y la inflación regresa gradualmente al objetivo del 2%, la postura del BCE, firmemente reiterada en su reunión de marzo, provoca una relajación “de facto” de su postura política y llevará a un descenso de los tipos de interes en el horizonte.

En este contexto, afirmó que probablemente el diferencial entre los tipos de interés reales de la eurozona y los del resto del mundo descienda, lo que aportaría presión a la baja en los tipos de cambios de la divisa europea.

Por otro lado, Draghi remarcó que 2014 y 2015 será un periodo de “recuperación” después de dos años de estabilización y regreso de la confianza. Sin embargo, advirtió de que la recuperación sigue dependiendo de continuar con las mismas políticas que llevaron a ese regreso de la confianza.

En concreto, apuntó a un proceso de consolidación fiscal que sea favorable al crecimiento, a reformas estructurales dirigidas a mejorar la inversión y la productividad y a una política monetaria comprometida que proteja de todas las amenazas a la integridad del euro, en particular a los riesgos de una inflación muy elevada o muy baja, algo especialmente relevante en la actualidad.

 

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/3826e22c/sc/16/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A30C130Cmercados0C13947361920I8867660Bhtml/story01.htm