Dónde invertir cuando la rentabilidad del depósito se agota

Fondos de rentabilidad objetivo, la estrella emergente

Los fondos con objetivo de rentabilidad son aún poco conocidos para los clientes minoristas y, sin embargo, van camino de convertirse en la estrella absoluta de la industria española de gestión de activos.
En los tres primeros meses de 2014, las gestoras que operan en España han conseguido captar 4.256 millones de euros en este tipo de fondos que, aunque no garantizan en absoluto una determinada rentabilidad, sí que ofrecen al potencial partícipe una estimación del rendimiento que puede obtener en un determinado periodo de tiempo.
Estas suscripciones netas, unidas a la revalorización de los activos en los que invierten, han provocado que el patrimonio de esta categoría de fondos haya crecido un 33,6% entre enero y marzo, convirtiéndose en la tipología de fondos que más ha crecido durante 2014. El conjunto del sector ha crecido en este primer trimestre ha avanzado un 7,3%. Uno de los productos con más tirón del mercado ha sido el FonCaixa Rentas Abril 2020, que ofrece un rendimiento anual estimado, no garantizado, de entre el 1,5% y 1,85%. Kutxabank Rentas Octubre 2019 ofrece una rentabilidad esperada del 1,85%, con rentas periódicas. Recientemente Fidelity ha lanzado el FF Fixed Term 2018, una cartera de renta fija internacional corporativa con objetivo de dividendo anual del 3%.
En la mayoría de los casos, estos productos se basan en la creación de una cartera de activos de renta fija muy estable, que pueden llegar a ofrecer unos niveles de rentabilidad atractivos, siempre que no haya un nuevo descarrilamiento de los mercados financieros.
La principal fuente de captación de fondos hacia este tipo de productos han sido los fondos garantizados que ahora vencen. El fuerte trasvase de dinero hacia fondos con objetivo de rentabilidad ha despertado la inquietud del regulador (la CNMV), que ha reclamado a las gestoras que dejen muy claro a los inversores que estos productos no cuentan con ninguna garantía sobre el capital invertido.
También han recibido críticas por parte de analistas independientes, que consideran que están basados en una gestión pasiva, que no aporta ningún valor añadido. Aun así, en lo que va de año, los 258 fondos de este tipo han logrado, de media, un rendimiento del 2,96%.
Muy pocas son las gestoras que están renunciando a crecer por medio del producto de moda. “Es una tipología de fondo que reclama mucho el cliente, con un nivel de riesgo limitado y una estimación de la rentabilidad que puede obtener”, explican desde la gestora de un importante banco.
BBVA ha logrado suscripciones netas de su fondo Bonos Patrimonio XV por importe de 295 millones, convirtiéndose en el producto más vendido en lo que va de año. Este producto estima un TAE medio de 1,60% hasta 2019. Otro de los fondos que más se están distribuyendo es Santander Renta Fija C, con 172,6 millones de suscripciones netas, y una rentabilidad en lo que va de año del 4,45%.
El tirón de los fondos de rentabilidad objetivo es evidente aunque en marzo, por primera vez en 18 meses, no fue la categoría que más creció. El relevo lo han tomado los fondos que tienen mayor exposición a renta variable.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/39472e82/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A40C110Cmercados0C13972412740I830A3810Bhtml/story01.htm