Diccionario para seguir la crisis de Grecia

Amanecer Dorado: El partido neonazi tiene encarcelados a su líder y a sus principales parlamentarios con acusaciones de pertenencia a banda criminal. Aun así, las encuestas le dan la tercera o cuarta plaza.


YANNIS KOLESI (EFE)

El legislador del partido griego de extrema derecha Golden Dawn, Ilias Panagiotaros.

Economía: Grecia forma parte del vagón de cola de la Unión Europea. Su PIB asciende a 240.000 millones de euros (menos de la cuarta parte del español), y cuenta con 10,8 millones de habitantes. Su renta per cápita ha caído de los 24.100 euros en 2008 a los 19.300 actuales y está por detrás de Eslovenia, República Checa, Chipre o Malta. Su tasa de paro es la mayor del continente, por delante de la española (25,9%) y la mitad de sus jóvenes no tiene empleo.

Grecia ha llevado a cabo una poda considerable de su sector público, aunque su Administración sigue estando muy lejos de la eficiencia necesaria para llevar a cabo una recaudación fiscal mínima.


ALEXANDROS VLACHOS (EFE)

El líder del Partido Comunista de Grecia (KKE), Dimitris Koutsoumbas.

KKE. El partido comunista es la fuerza más antigua de cuantas han concurrido a las elecciones. Mantiene su ideario comunista, inspirados por los principios del marxismo-leninismo y obtuvo en mayo de 2012 uno de sus mejores resultados con el 8,48% de los votos. Su líder es Dimitris Koutsoumpas de 59 años.

Pasok: El Movimiento Socialista Panhelénico, más conocido como Pasok. Fue fundado por el legendario Andreas Papandreu (hijo de otro primer ministro, Giorgos en 1974, tras la caída del régimen militar, y gobernó el país durante la mayor parte de los años 80 y 90. Grecia, de hecho, entró en el euro bajo el Gobierno del Pasok, que falsó las cuentas para lograr su ingreso.

Su último presidente fue, precisamente el hijo del fundador, Yorgos, que logró arrebatar el poder a Nueva Democracia con mayoría absoluta. En las elecciones de 2012 perdió mucho apoyo. Su líder es el ex ministro de Finanzas de Yorgos Papandreu, Evangelos Venizelos. Ha pasado de ganar las elecciones con mayoría absoluta en 2009 con el 35% de los votos, a sacar apenas un 4,7% en los sondeos para estos comicios.



ampliar foto

Un barbero en Atenas, a la espera de clientes.

Quita: Uno de los grandes reclamos electorales de Syriza es la de convocar una conferencia internacional para renegociar los términos de la deuda del país, cifrada en 320.000 millones de euros, el 174% del PIB. El propio comisario europeo de Economía, el francés Pierre Moscovici, afirmó recientemente que es incuestionable que Grecia debe asumir los pagos de su deuda “esto puede hacerse a un ritmo u a otro”.

Esta conferencia, en realidad, tendría como protagonistas fundamentales al resto de países de la zona euro, dado que estos ya han adquirido con fondos públicos casi el 80% de la deuda griega a través de los dos rescates y de las intervenciones del BCE. No parece que Alemania (y con ella el resto de países) vea con buenos ojos aceptar quitas mayúsculas, porque se prestaría a comparaciones no deseadas con la Conferencia de Londres que en 1953 pactó la reestructuración de la deuda acumulada por Alemania hasta el final de la II Guerra Mundial y porque afloraría unas pérdidas que dañarían políticamente a los Gobiernos acreedores (solo en préstamos bilaterales, España se juega 6.650 millones) y al propio BCE.



ampliar foto


MARKO DJURICA (REUTERS)

Un hombre observa información electoral en Atenas el viernes 23.

Samaras, Antonis: Logró ganarle las últimas elecciones a Alexis Tsipras, allá por 2012. La austeridad impuesta por Alemania ha empeorado las condiciones de vida de sus compatriotas y su imagen se ha deteriorado visiblemente. Economista de formación, es el primer ministro y líder de Nueva Democracia y cuenta con un amplio historial político desde 1989, año en el que ocupó la cartera de Exteriores. Su programa económico propone una bajada de impuestos y el aumento de las pensiones.

Syriza: Son las siglas de Συνασπισμός Ριζοσπαστικής Αριστεράς, o Coalición de la Izquierda Radical. Es una coalición de 13 grupos y políticos independientes provenientes de diversas tendencias de izquierdas, como socialismo democrático, maoístas trotskistas, eurocomunistas, ecologistas de izquierdas y euroescépticos. Su líder parlamentario es Alexis Tsipras.

Al igual que Podemos en España, ha ido modulando su discurso durante los últimos meses. Tsipras ha redoblado en sus discursos la defensa de la moneda única y la pertenencia de Grecia a la misma. No en vano, las encuestas reflejan que el pueblo griego defiende mayoritariamente, hasta un 80%, la pertenencia a la eurozona.


EFE

El líer de To Potami, Stavros Theodorakis.

To Potami: Es la otra alternativa de izquierda. Su nombre significa El río y se creó en marzo de 2014. Su líder es Stravos Theodorakis, un popular presentador de televisión que, no obstante, no cuenta con una ideología clara, oscilando entre la socialdemocracia y el liberalismo en algunos aspectos, además de la denuncia constante, al igual que Syriza, a la clase política que ha imperado en el país en los últimos años.

Tsipras, Alexis: Con apenas 41 años ha revolucionado la vida política en Grecia y, en buena medida, en Europa. El Pablo Iglesias griego es ingeniero civil y candidato de Syriza, la Coalición de la Izquierda Radical con la que los griegos –según sostienen todas las encuestas- van a castigar a los partidos tradicionales. Afiliado a las Juventudes Comunistas desde principios de los 80, fue candidato a la alcaldía de Atenas y en 2008 ascendió a la secretaría general de Synapsimos, uno de los partidos que forman parte de la coalición Syriza.



ampliar foto


Reuters

Alexis Tsipras, líder de Syriza (izquierda), junto al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias el 22 de enero.

Zona Euro: Cuando Syriza provocó la caída del Gobierno de Antonis Samaras a finales del pasado año, la Unión Europea reaccionó con vehemencia ante la probable victoria de Syriza, asegurando que la situación ya permitía la salida del país de la eurozona. La canciller alemana Angela Merkel fue una de las que se pronunció en este sentido.



ampliar foto


JEAN-CHRISTOPHE BOTT (EFE)

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, el jueves 22 de enero de 2015.

Con el paso de las semanas las posturas se han ido suvizando, y se le ha tendido una mano a Tsipras. Y es que todas las capitales implicadas, desde Atenas a Berlín, Fráncfort o Bruselas, aceptan que hace falta buscar una solución para unos números rojos que lastran de manera irremisible a la economía griega. Pero la negociación de esa salida se prevé larga y complicada porque cada parte tiene un escenario en mente y unas limitaciones políticas o legales que no puede o no desea rebasar.

Lo que parece claro es que el nuevo Gobierno que salga de las elecciones deberá renegociar con la troika un acuerdo de transición que evite la bancarrota del país. La zona euro tiene comprometidos 11.800 millones de euros que aún no ha transferido, además de otros 16.400 millones del FMI.

Tras haber conseguido superávit primario en 2014, Grecia tiene el acuerdo alcanzado con la troika para la mejora de las condiciones del rescate en lo referido a ampliaciones en el plazo de devolución de los préstamos y a los intereses.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/42af33fc/sc/11/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A150C0A10C230Cmercados0C14220A15370A0I2198560Bhtml/story01.htm