Cuál es el veredicto del mercado a la consulta del 9N

 

“No es un evento importante para los mercados”, así define Merrill Lynch a la consulta catalana del 9N en un informe. Y es que el banco de inversión estadounidense considera que éste evento “debe ser visto de manera similar a muchos eventos que los secesionistas han celebrado en los últimos años coinicidiendo con el 11 de septiembre, día de Cataluña”.

A este respecto, Renta 4 coincide con Merrill Lynch. “En España, hemos amanecido con los resultados de la votación sobre la independencia de Cataluña, que han dejado una participación próxima al 36% con más de un 80% a favor de la independencia”, recordaban a primera hora desde Renta 4. Sin embargo, “esta votación no cuenta con la legalidad ni con las garantías democráticas necesarias por lo que el resultado no debería afectar a los mercados”, añaden los expertos de la firma de análisis.

Desde Banco Sabadell, valoran que la participación ha sido muy baja. Los analistas consideran que no es un problema a corto plazo. De hecho son pocas las firmas de análisis que el día posterior a la consulta se hacen eco de la consulta en los informes diarios donde analizan los acontecimientos que pueden ser relevantes para los mercados.

DCM Asesores es una de las he hecho un análisis. David Carro, director general de la firma cree que ahora se plantea el riesgo de que “los actores políticos de esta discrepancia profunda se mantengan en el inmovilismo previo al 9N. El mercado no concede tiempo infinito a estas cuestiones y el tablero económico mundial tiene muchos otros frentes que no esperan por nadie”.

Carro añade, además, que “es evidente que hay que realinear intereses y que ello precisa tiempo y diálogo. Si así lo percibe el mercado, creo seguro que lo que originalmente pudo nacer como una discrepancia llena de peligros, podría tornarse un escenario de oportunidades“.

Merrill Lynch considera que “el movimiento secesionista no va a desaparecer y que este tema deberá ser tratado en el futuro”. A su juicio, la independencia catalana volverá a tomar forma después de las elecciones generales en España, en noviembre de 2015 “siempre, que tal y como apuntan ciertas encuestas, el resultado fuera un parlamento muy fragmentado”, añaden en su informe.

La firma de análisis añade además que en el caso de que “los que están a favor de la independencia podrían  beneficiarse de un Gobierno débil en Madrid para negociar un referéndum legal”.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/4053715e/sc/2/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C110C10A0Cmercados0C14156121220I70A4990A0Bhtml/story01.htm