Cortal Consors concede un potencial al Ibex del 23% para 2015

A pesar de la espiral de volatilidad en la que se encuentra sumido el Ibex 35 en los dos últimos meses, los expertos se muestran optimistas con el futuro de la Bolsa española. La firma de análisis Cortal Consors mantiene su previsión de finalizar el año en los 10.700 puntos, es decir, desde los niveles actuales le conceden un potencial de revalorización del 5%. No obstante, las previsiones más optimistas son las que conciernen al próximo ejercicio. Para 2015, Estefanía Ponte, directora de análisis de Cortal Consors, cree que el selectivo podría tocar los 12.500. Es decir, le concede un margen de mejora a la Bolsa española próxima al 23%.

Pero para que se cumpla este escenario son necesarias dos cosas. Por un lado, que la prima de riesgo española mantenga su tendencia de aproximarse a los 100 puntos básicos y por otro, que la estabilidad regrese a latinoamérica, de donde procede una parte importante del negocio de las cotizadas españolas. Eso sí, la experta señala que en lo que respecta a valoraciones, la Bolsa española sigue estando muy cara y no se termina de vislumbrar una revisión al alza del beneficio por acción. Desde un punto de vista técnico, Óscar Germade confirma la tesis de Ponte aunque señala que para alcanzar esos niveles es necesario que el Ibex no perfore los 9.370 puntos.

La remontada que lleve a cabo el Ibex en los próximos 12 meses deberá estar liderada por el sector financiero, uno de los que más peso tiene en el selectivo, y valores de corte cíclico como Mediaset, ArcerlorMittal y algunas constructoras. Dentro de estas últimas Germade señala que las medidas que lleve a cabo el BCE jugarán un papel decisivo ya que se trata de compañías muy apalancadas. En el lado opuesto, es decir, las cotizadas que peor lo harían serían Dia, Inditex, Amadeus o Grifols, es decir, los valores que más han resistido la crisis.

En lo que respecta a la renta variable extrajera, Ponte fija como techo del SP los 2.250 puntos para el próximo año, es decir, le concede un potencial del 10% mientras que para el Eurostoxx establece los 345 puntos, un 10,5% por encima de los niveles actuales.

Bancos centrales y perspectiva macro

La Reserva Federal, que en la pasada reunión puso fin al programa de compra de activos, intentará retrasar todo lo que pueda la subida de tipos. Si la inflación y la tasa de empleo eran los indicadores que han servido en los últimos tiempos de referencia para la toma de decisiones, en los próximos meses seguirán muy de cerca el índice de coste de empleo. Si este repunta y se acerca a su media (3,1%) la Fed no podrá retrasar la subida de tipos, que según Cortal Consors se produciría en la primera mitad del año.

“El contexto macro de la Reserva Federal es muy positivo. Las condiciones de crédito, los índices de confianza y los resultados empresariales apoyan la inversión en bienes de equipo que ronda el 9,7%”, señala Ponte.

En este escenario, la economía estadounidense crecerá un 2,7% para 2015 y un 3% en 2016. La firma de análisis descarta un escenario deflacionista y señala que las condiciones macro impulsarán al IPC hacia el 2%.

La Eurozona, que en los últimos meses ha mostrado signos de debilidad, podría llegar a crecer un 1,1% en 2015 y 2016. Aunque el incremento del PIB es el mismo, desde Cortal señalan que sus componentes serán muy distintos. Mientras el sector exterior seguirá siendo el principal motor para los próximos 12 meses, en 2016 le tomarán el relevo el consumo privado y la inversión.

El BCE continuará jugando un papel decisivo en la economía de los países del euro. La firma considera que el próximo diciembre Mario Draghi anunciará la compra de corporate. El programa de compra de deuda pública solo que activaría si el euro cae a los 1,20 dólares.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/40aad1b2/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C110C20A0Cmercados0C14164847820I7673890Bhtml/story01.htm