Carbures retoma su andadura en el MAB con una caída del 66%

Tres meses después de la suspensión, Carbures volvió a cotizar ayer en el MAB.El resultado se saldó con una caída del 66,17% aunque a lo largo de la jornada la compañía llegó a registrar descensos de hasta el 75%.

El pasado viernes al cierre del mercado y una vez concluida la auditoría de PwC sobre las cuentas del primer semestre de 2014, el regulador levantó la suspensión que existía sobre la compañía desde de que el pasado 8 de octubre el auditor alertara de las dudas que les surgía sobre la relación existente entre la matriz y las tres empresas que conformaban el cluster tecnológico (Ansal, New Life y Sinatec).

Al cierre de la sesión, la capitalización de Carbures se situaba en los 137 millones de euros, muy lejos de los 455 millones que registraba a comienzos de julio cuando estalló la tormenta de Gowex y que terminó pasando factura a la credibilidad de las 26 empresas que conforman el MAB.
La caída de ayer se suma a las protagonizadas por Carbures en los últimos meses. Desde los máximos registrados el 31 de marzo de 2014, el descenso acumulado por sus títulos es ya del 81,8% pasando de los 9,9 euros por acción a los 1,8de ayer al cierre.

Reitera su compromiso de dar el salto al Continuo

El 12 de agosto, la junta general extraordinaria de accionistas dio su visto bueno a una batería de medidas entre las que sobresale, por encima de todas, el salto al mercado Continuo. Sin embargo, los acontecimientos acaecidos desde el pasado mes de octubre parecían poner contra las cuerdas las intenciones de la compañía. Desde la empresa señalan que a pesar de la suspensión, la reexpresión de las cuentas y el batacazo de ayer, su propósito sigue siendo firme.

José María Tarragó afirma, no obstante, que “no se trata de un objetivo prioritario, sino de una consecuencia lógica”. “Hay un momento en el que no tiene sentido estar en el MAB porque tu inversor es de mayor tamaño y porque la compañía alcanza un determinado crecimiento”. “Vamos a prepararnos para esto”, recalca, y como prueba de ello señala la contratación de los servicios de asesoramiento de PwC. Desde la empresa recriminan a la auditora el papel desempeñado. A su parecer, Carbures considera que en lugar de asesorar se ha encargado de fiscalizar.
En total, Carbures estima que hasta la fecha ha gastado tres millones para preparar su salto al Continuo, algo que “vendrá muy ligado al tipo de inversor”, aclara.

Junto a esto, la compañía sigue adelante en su objetivo de obtener una financiación estructurada a largo plazo y realizar una ampliación de capital. “No nos deshacemos de nada de lo dicho, lo único la que cambiamos es la velocidad”, apunta.

A pesar de esta evolución negativa, José María Tarragó, actual consejero delegado de la compañía, se muestra optimista con el futuro de Carbures y resta importancia a los descensos de ayer. “Esperábamos esa reacción.Después de todo lo que se ha dicho, de todas las malas expectativas que se han creado, era de esperar esta caída”. Desde la empresa señalan que a pesar de este batacazo, en la subasta de apertura hubo instantes en los que la demanda superó a la oferta en la horquilla de precios que van desde los 1,5 euros por acción a los dos euros.
Para Tarragó lo verdaderamente importante será la evolución de las próximas semanas y esta dependerá de las perspectivas de negocio de la compañía que de ahora en adelante “estarán basadas en una cartera de pedidos cerrada y no en futuribles”. Desde las empresa señalan como principales errores el querer acelerar los acontecimientos entre los que destaca la intención de la empresa de dar su salto al Continuo.

14 millones en su salida al MAB

Carbures salió al MAB el 23 de marzo de 2012 a un precio de 1,08 euros por título y una capitalización de 14 millones de euros. En el plan de negocio elaborado por la compañía para los primeros años se contemplaba que en 2014 la empresa dedicada a la fabricación de materiales en fibra de carbono continuara registrando pérdidas, algo que se ha podido confirmar el pasado viernes, después de que Carbures comunicase la adopción de los criterios contables recomendados por PwC tras la auditoría de los resultados de los seis primeros meses del año. Una vez concluido el examen exahustivo a los estados financieros de la compañía, la dirección de Carbures se muestra satisfecha con el resultado obtenido, que ha supuesto una reexpresión de las cuentas. Fruto de las modificaciones aplicadas, la empresa reduce en un 50% sus ingresos del primer semestre hasta los 20,2 millones y prevé cerrar 2014 con unas ventas consolidadas de 50 millones y unas pérdidas de 1,69 millones frente al beneficio de 9 millones anunciados en un primer momento.

La razón fundamental de este descuadre es la manera de computar la operación de Shenyan Hengrui. PwC aconseja trasladar los ingresos al periodo en los que se procede a su cobro, un principio contable que en la compañía consideran muy conservador. No obstante, Tarragó matiza que en ningún momento en PwC se pone en duda las operaciones efectuadas por las compañía, sino la manera de contabilizarlas.

Este cambio en las cuentas de 2014 permitirá, según la compañía, inmersa en la elaboración del plan de negocio para los próximos cuatro años, registrar en 2015 unos ingresos superiores a los 110 millones de euros. Del total de la facturación, 30 millones de dólares corresponderán a la operación china, la cual a su vez reportará 10 millones de dólares al ebitda de Carbures en el ejercicio que acaba de comenzar.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/420170db/sc/18/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A150C0A10C0A50Cmercados0C1420A4464970I1363140Bhtml/story01.htm