Bankia queda en tablas pese a las nuevas incertidumbres

Las acciones de Bankia se resintieron en la sesión del viernes del demoledor contenido del informe elaborado por los peritos del Banco de España. El valor ya había caído el jueves el 5,99%, justo el día en que se hicieron públicas las conclusiones de los dos expertos a los que ha recurrido el juez Fernando Andreu para la instrucción del caso Bankia.

Este descenso estuvo también motivado por el tono bajista generalizado en las Bolsas, después de que los inversores conocieran la postura del Banco Central Europeo de aplazar a 2015 la decisión de poner en marcha un plan de compra de deuda soberana o corporativa. Pero la cotización ya acusó el jueves la inquietud por un informe que denuncia abiertamente que Bankia maquilló las cuentas de su salida a Bolsa en julio de 2011 y que detecta irregularidades no solo en las cuentas de 2010 y 2011, sino también errores en las que reformuló el nuevo equipo gestor, dirigido por José Ignacio Goirigolzarri, a su llegada a la entidad.

“La caída del viernes de las acciones de Bankia sí es atribuible a la inquietud por el informe pericial”, explica el gestor de un fondo de renta variable española. Aun así, Bankia logró cerrar la jornada en tablas, en los 1,33 euros por acción de la víspera, aunque después de haber llegado a caer el 4,58% –a un mínimo intradía de 1,272 euros– y de llegar a ser el valor más castigado del Ibex.

La publicación del informe de los peritos del Banco de España devuelve a la primera línea de actualidad el proceso de salida a Bolsa de Bankia y la posterior nacionalización, que desembocó en la petición de rescate para el sistema financiero español. El documento, que cuestiona la labor no solo de los gestores de la entidad sino de quienes tenían responsabilidad sobre el sector –Banco de España, Economía y CNMV– “pone en cuestión el propio sistema”, reconocen fuentes financieras. Los inversores sin embargo no entrarían a cuestionar la validez de las cuentas de Bankia responsabilidad del equipo de Goirigolzarri, después de que la entidad haya superado sin problemas los últimos test de estrés.

“Si realmente se interpretara que hay irregularidades de fondo, habría habido subasta de volatilidad y caídas muy profundas del valor”, señalan desde una gestora de fondos, donde en cualquier caso reconocen que la actual situación sí genera inquietud respecto al valor. “Y para un gestor, eso es lo peor”, añaden.

Para el grupo se abre ahora un período de incertidumbre jurídica que puede prolongarse en el tiempo e influir en los calendarios previstos de privatización de Bankia, a través de nuevas ventas de acciones en el mercado. Según el consenso de Bloomberg, el 38,5% de los analistas aconsejan mantener el valor, otro 23,1% comprar y el 38,5%, vender.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/412aa1b3/sc/33/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C120C0A50Cmercados0C141780A85860I730A70A60Bhtml/story01.htm