Arriba las manos y abajo la Bolsa, esto es una guerra

Suenan todas las alarmas en Europa y se encienden todas las luces rojas en la Bolsa. Rusia vuelve a desplegar miles de soldados en la frontera con Ucrania antes del referéndum. Aviones rusos en Bielorrusia en la frontera sur. Europa manda duros mensajes. Merkel da el último aviso antes de que la situación sea irreversible. No queremos actuar pero… El gobierno de Kiev recluta hombres de donde puede. Intenta crear un cuerpo militarizado de 60.000 hombres ante la amenaza. Ya sólo queda saber si Putin va de farol o lleva el as de bastos en su mano. Lo más complicado en estas jugadas es saber cuándo retirarse. El polvorín ahora sí parece a punto de estallar. Para más tensión, Obama ordena maniobras a varios F-16 en Polonia. En China empiezan a aparecer en el aire pequeñas burbujas en su economía. Dicen que están vigilantes.

En la Bolsa, el rojo comienza a brillar de forma intensa. La tensión es máxima. Si empieza la maquinaria bélica, obligará a reducir riesgos a muchas manos fuertes del Mercado. El primer desplome puede ser muy violento. Ya saben, de esos que alcanzan o superan el -3%. Son retiradas masivas de capital. Por si esto se pone feo, vamos a ir recogiendo beneficios. Después del cierre europeo, Mario Draghi intentó atenuar las luces rojas. Declaró que el BCE prepara medidas no convencionales, por si hicieran falta contra el limitado riesgo de deflación. Vigila muy de cerca la apreciación del euro, está en la diana. Quizás algo tarde esas palabras.

Ayer se empezaron a perder soportes importantes en algunos selectivos europeos. La media de descenso en nuestro continente fue del -1,2%. Las figuras en forma de martillo sobre las trincheras alcistas cayeron fulminadas por los osos. Sólidas y extensas velas negras con cierre en mínimos. Avisan claramente del riesgo ante la nueva escalada bélica en el Este. Dos selectivos salvaron la cara en nuestro continente, el Campeador español y el Mibtel italiano. Wall Street esta vez sí cayó en la primera emboscada con éxito del ejército bajista.

El Ibex sobre el alambre de los 9.950 puntos

La sesión estuvo sostenida en todas las plazas europeas hasta la apertura americana. Tras abrir planos al otro lado del Atlántico, se desató la volatilidad extrema de nuevo en nuestro continente. Después de luchar durante todo el día, intentando conquistar los 10.100/20 puntos, junto las dos medias móviles de las 20 y 50 sesiones, tiró la toalla. Tras cuatro intentos fallidos de superar los 10.080 puntos, se desplomaba con fuerza para cerrar la sesión en plena directriz alcista. Contundente marubozu sólido de principio a fin. Peligro, vela bajista de las que hacen daño. Se detuvo en los mismísimos 9.950 puntos con un descenso del -1,19%. Hay que advertir que esta zona no es soporte horizontal. Tan sólo un nivel que indica probabilidad de giro al alza.

Por debajo, provoca la anulación de figura triangular que esperábamos y confirma la rotura del pequeño canal alcista desarrollado desde los 9.654 puntos. Ese es el duro soporte horizontal que han de batir los osos si logran perforar los mencionados 9.950 puntos. Abriría el escenario a una bandera que supondría un alto riesgo mayores descensos, para desarrollar un nuevo tramo a la baja. Ya lo citamos todo en el análisis de ayer y señalamos esos 9.950 puntos como zona clave. El cierre semanal de hoy nos confirmará si los osos abren la puerta hacía los mínimos de febrero. Para posteriormente alcanzar el hueco alcista de los 9.443 puntos y la parte inferior de la bandera. Desde ahí un posible rebote, para terminar en los 9.232 puntos. La misión de la “Compañía C”.

Máxima alerta en el Dax

La peor parte del ataque bajista se la llevó, como no, el Káiser germano. La partida de Putin está saliendo muy cara a la Bolsa de Fráncfort. Hacer muchos negocios con él también. Ha alcanzado su último nivel de soporte sobre los 9.000 puntos, mínimos del mes de diciembre pasado. Más abajo, en abismo hacia los 8.450/550 puntos como mínimo. El “Loco Iván” ha hecho estragos entre la división de blindados tras perforar el soporte de los 9.346 puntos. El canal lateral alcista queda roto a la baja. Deja al Dax en estado DEFCON 3. El corto plazo puede quedar completamente en manos bajistas. Terminó con un descenso del -1,86% hasta los 9.017 puntos. Traza un sólido velón negro asesino que avisa de lo peor. La guerra está a punto de comenzar. Veremos si hay un milagro antes del cierre semanal o capitula el índice director de la renta variable europea. Pero no olvide lo ocurrido la semana pasada. Un mínimo cambio en la tensión en Crimea y se puede dar la vuelta todo el mercado de forma tajante.

Caen los soportes intermedios en Europa

Dos niveles importantes cedieron finalmente en nuestro continente. El Emperador europeo y el General De Gaulle francés no resistieron sus soportes intermedios, trazados la pasada semana. No es una situación tan peligrosa como la de su homóloga alemana. Pero abren la puerta a los bajistas para atacar la parte inferior del lateral y los mínimos de febrero. Nivel que si han alcanzado en el Dax. El Eurostoxx se dejó en el complicado final de sesión un -1,50% hasta los 3.019 puntos. El soporte de los 3.043/53 puntos ha sido conquistado por los bajistas con la figura del día. Sólido y extenso marubuzo negro. Los 2.946/916 esperan si hay confirmación semanal hoy. La importante media móvil de las 200 sesiones se sitúa sobre los 2.923 puntos. El nivel de los 2,900 puntos es clave para el selectivo europeo. Ahí los toros perderían el control del corto plazo. El camarada comandante Strélnikov vuelve a poner el sanguinario convoy en marcha, a gran velocidad.

Le quitan el control de las operaciones a la legión extranjera. El General De Gaulle no pudo esta vez responder sobre el soporte intermedio de los 4.288 puntos, con la solvencia que en él es habitual en estas zonas. Preocupante baja para Europa. Como en su homóloga europea, ahora los mínimos de febrero son el siguiente objetivo de los bajistas, en los 4.051/80 puntos. La media móvil de las 200 sesiones esta sobre los 4.127 puntos. La de 50 queda perforada con el soporte. El Cac cedió un -1,29% hasta los 4.250 puntos. Mismo siniestro marubozu bajista de figura. Sólo queda la confirmación semanal para ratificar la pérdida del control de las operaciones por parte de la legión. No así el corto plazo mientras mantenga el lateral.

El Gentleman inglés prosiguió con los severos descensos tras perder soportes un día antes que el resto. Ya estábamos avisados que la parte inferior del lateral sería atacada. Se quedó a escasos puntos de la directriz. Los cuerpos especiales se retiraron a marchas forzadas perdiendo la media móvil de las 200 sesiones. El ataque bajista dejó al Footsie en los 6.553 puntos. Descenso del -1,01%. La situación comienza a ser preocupante. Por debajo de los 6.416 puntos, los osos irán al asalto de los 6.023 puntos. El control del corto plazo está en juego en ese nivel. Nuevo marubuzo rojo para la colección desde la zona de máximos anuales.

Con todo, aún queda la esperanza mediterránea

A pesar de la arrolladora contraofensiva bajista, la alta tensión en Ucrania, la ralentización de la economía del gigante asiático… el César italiano mantiene su primer soporte del estricto corto plazo en los 20.564 puntos. También la media móvil de las 20 sesiones. El Dios de los mercados cedió un -0,91% hasta los 20.591 puntos. No sin antes tocar zona de máximos anuales. Fue el menos castigado de la renta variable. Difícil entender de dónde sacan tanta resistencia los centuriones. Lo cierto es que es una peligrosa divergencia para los bajistas. Si el Mibtel no cae, algo no cuadra en la contraofensiva de los osos. Habrá que ver si esta anómala situación se mantiene a cierre semanal. La esperanza en nuestro continente está en manos de los selectivos mediterráneos. ¿Harán la machada?

Zarpazo en Wall Street

Tras una apertura titubeante en máximos, los bajistas lograron levantar la zarpa en los selectivos americanos. Nada serio si lo comparamos con Europa por supuesto. Allí los gráficos y las velas son muy diferentes. El General Custer perdió ligeramente el primer soporte del estricto corto plazo en los 1.850 puntos y la media móvil de las 20 sesiones. Cerró en los 1.846 puntos con un descenso del -1,17%. Sólida vela bajista con limitadas sombras en ambos extremos. Apunta hacia los 1.824 puntos y la media móvil de las 50 sesiones. Sólo por debajo de los 1.800 puntos habría riesgo de serios descensos. Veremos si a cierre semanal, el SP 500 recupera el primer soporte o se repliega hacia el segundo.

En el Sargento de Hierro las pérdidas fueron más abultadas y la vela marubozu negra más extensa. Descendió un -1,46% hasta los 16.108 puntos. Pierde las medias móviles de los 20 y 50 sesiones. El primer soporte del estricto corto plazo roto en los 16.169 puntos. Los 16.000 puntos serán el nivel que nos diga si el Dow Jones se aleja definitivamente de los máximos históricos. Por debajo, los toros podrían tener que replegarse hacia los 15.500 puntos y la media móvil de las 200 sesiones.

También la tecnología sufrió un duro zarpazo en la sesión de ayer. Descenso del -1,46% hasta los 4.260 puntos. Cubrió el hueco alcista de primeros de mes con una vela negra y extensa que tocó mínimos en los 4.242 puntos. Nivel de la parte inferior de la figura previa al gap. La media móvil de las 20 sesiones queda perforada a la baja. Si no hay reacción hoy de los boinas verdes, los osos intentarán atacar los 4.200 puntos y la media móvil de las 50 sesiones. Por debajo, se complicaría el futuro inmediato.

Las Bolsas han abierto hoy con descensos moderados. Aunque empiezan a acelerarse a la baja. Habrá que ver como evoluciona el cierre semanal y si a lo largo del día se produce un súbito desplome por la crisis de Ucrania. La situación es muy tensa, pero de momento la sangre no llega a la renta variable. Veremos si se acaban confirmando la rotura de soportes. Feliz fin de semana a todos.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/382c89f5/sc/16/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A30C140Czona0Itrading0C13947877790I1628140Bhtml/story01.htm