Activada la alerta por tsunami alcista en la Bolsa

Por fin tomó el mando el selectivo español en Europa. Y lo hizo con furia y contundencia, sin necesitar ayuda de nadie. Sabíamos que venía retrasado en la ofensiva alcista con respecto a sus homólogas y que la divergencia empezaba a ser peligrosa. Pero también éramos conscientes de su forma de moverse en la renta variable, marcando su propio ritmo sobre el gráfico. Se hizo de rogar pero reapareció en el momento clave, cuando las únicas dudas recaían sobre él y debía tomar el camino de la valentía. Al final, no defraudó en absoluto la confianza que habíamos depositado en él. Ayer lo confirmó, cogiendo las riendas del ataque en nuestro continente. Sujetó a los demás índices cuando parecía que llegaba la hora de un sano repliegue, para reponer fuerzas y buscar apoyos sobre los gráficos.

Ya desde el inicio de la sesión se vio que había llegado su hora. Tras dudas iniciales, los alcistas desplegaron un fugaz ataque en busca de los 10.181/84 puntos. Frenados en seco, sus adversarios devolvían un severo zarpazo que hacía peligrar el día. De vuelta a las 10.100/085 puntos y en Europa no había fuerzas. Ahí renació como el Ave Fénix. El resto de la jornada fue “Puro Ibex”. Acometidas alcistas contra viento y marea para ir en busca de su resistencia clave en el corto plazo, los 10.200 puntos. A cierre, el bravo selectivo español se situaba sobre los 10.193 puntos, con una enérgica subida del +1,21%. Los toros dejan su estandarte frente al cotizado nivel y con los ojos fijos en sus adversarios. Traza una sólida vela al alza con cierre en máximos y mínima sombra inferior. El mismo cañón que dejó por debajo del 10.000, lo dibuja ahora doscientos puntos más arriba. Listo para abrir fuego e iniciar la conquista de los 10.552 puntos.

¿Oportunidad de subirse a la tendencia alcista?

En breve, el Ibex puede dejarnos una agresiva ventana de trading para el medio/largo plazo. La atrevida misión es subirse a la tendencia alcista de fondo sin mucho riesgo, aprovechando una posible gran ola alcista. No es la que nos hubiera gustado sobre los 8.800 puntos, pero a veces el mercado no da segundas oportunidades. Todo pasa por un primer cierre diario por encima de los 10.200/20 puntos, no antes porque no activaría la señal de alerta por tsunami. Posteriormente debería ser confirmado a cierre mensual en las postrimerías de la semana. La idea es acompañar el doble giro que el Campeador ha dejado sobre su directriz alcista acelerada. Dos niveles claros de Stop de pérdidas en esta agresiva operativa. Y decimos agresiva por la escasa distancia de los niveles de protección y porque no tiene mucho margen de error. Estos dos Stop están en los 9.918 puntos el más agresivo y los 9.654 puntos el más sólido.

Si fallan y nos tira de la tabla, habría que abortar la operativa de inmediato en un cierre diario o semanal, según riesgos. El peligro sería muy alto entonces de ver los 9.200/8.800 puntos como mínimo en la resaca de la marea. El objetivo de la operativa tendencial no es otro que acompañar el impulso en busca de la resistencia de los 12.240 puntos en un plazo entre 12 y 24 meses. Si el tsunami se produce, una vez allí se podría recoger el 50% de las plusvalías y el resto dejar correr el beneficio. Eso sí, fijando un Stop de beneficios en algún nivel de soporte que trazara el gráfico en el ascenso. Si superara la gran resistencia de los 12.240 puntos, habríamos alcanzado el Dorado en el Campeador. La ecuación rentabilidad/riesgo es aceptable. Pérdidas máximas de 500 puntos frente a ganancias mínimas de 2.000 puntos si hay éxito.

Es una operativa osada y no apta para los que padecen vértigo. Pero el riesgo está controlado en el corto plazo, varios datos la apoyan. Por un lado, el Ibex se sujeta en zonas de soporte sobre los 9.700 puntos con tres robustos martillos y un solvente doble giro sobre la mencionada directriz alcista. Por otro, el gran fracaso de los bajistas en dar continuidad a la corrección. Estas cosas se pagan muy caro en los gráficos. Y a esto, añadimos el sensacional comportamiento de toda la renta variable con las contundentes figuras de giro semanales trazadas. Muchos selectivos han empezado a superar máximos anuales y el resto está a punto de lograrlo. Un cierre diario del SP 500 por encima de los 1.850 puntos junto al Eurostoxx superando los 3.176 puntos, y ya estamos tardando en ponernos de pie sobre la tabla. El retraso del Ibex sería sin duda una gran oportunidad para subirse a la primera gran ola hacia los 11.000 puntos. Allí podrían recoger parte de los beneficios los más intranquilos.

Los argumentos del medio/largo plazo que avalan la viabilidad de la operativa son contundentes. Tenemos una directriz bajista del medio plazo rota al alza. Un gran figura de vuelta en forma de HCH invertido confirmado a cierre anual. Y ayer vimos el tercer Cruce de Oro en gráfico semanal en 20 años, la media móvil de las 50 sesiones se cruza al alza con la de 200 sesiones. Esto puede significar una cosa en los próximos años, masivas ganancias confiando en la tendencia del Campeador. El mercado dará su veredicto y el tiempo nos lo confirmará. Pero no olvide que esta puede ser una de pocas oportunidades de retomar la brillante tendencia del Ibex que nos de 2014. Ahora a esperar las rupturas y a surfear.

Europa prepara el asalto a máximos anuales

Los alcistas no tenían ayer muchas intenciones de levantar las armas en los selectivos europeos. La ofensiva desde soportes ha sido larga y cruenta. Empieza a pesar factura, si bien es cierto que los osos están prácticamente al borde de la capitulación. Esto insufla muchos ánimos para sacar fuerzas donde ya quedan. Tras los números rojos iniciales en todas la plazas y viendo el resplandor del selectivo español, no tuvieron más opción que volver al combate para aprovechar la gran oportunidad. Como resultado, las últimas resistencias que dejaron los máximos de la semana previa han sido superados en todos los índices. Ya sólo queda el asalto global a los máximos anuales.

La mayoría de los índices trazó sólidas velas al alza similares al Campeador. Pero los ascensos fueron inferiores. La excepción, el Gentleman inglés que trazó un esbelto martillo que le deja a las puertas de la resistencia. Cerró en los 6.865 puntos con una subida del +0,41%. Importantísimo lo que hagan ahora las fuerzas especiales británicas. Si logran continúan la brillante ofensiva hacia máximos históricos sobre los 6.950 puntos y lo superan, la gran ola en la renta variable puede ser de vertical altura.

En el Emperador europeo se prendió la chispa que faltaba con el selectivo español. Ascendió un +0,82% hasta los 3.157 puntos. Queda a escasos puntos de los máximos anuales en los 3.176 puntos. Atentos a una superación de este nivel. El nivel que puede romper el Eurostoxx es épico, muy duro. La resistencia creciente del medio/largo plazo. Ya lo hemos citado en anteriores análisis. Conquistar esta zona supone la victoria final alcista de los míticos 3.077 puntos. Nivel que paró al selectivo europeo desde el año 2010 hasta nuestros días. La velocidad que puede coger la gran ola con este huracán es para pensárselo.

El selectivo cuya ola ya ha cogido altura en Europa es el General De Gaulle. En su caso ya ha sonado nítidamente la señal por tsunami. Supera con claridad los máximos anuales y esto le proporcionará fuertes olas a poco que sople el viento. Ayer ascendió un +0,87% hasta los 4.419 puntos. El Cac levantó otro sólido marubozu de principio a fin. Espectacular la legión francesa que ya avisamos que venía a romper. Lo ha hecho y con otra figura que despeja cualquier tipo de duda. Hora de empezar a disfrutar de la tabla de surf.

Por su parte, el Káiser germano logró dejar atrás los máximos de la semana pasada que le venían frenando a los blindados. Avanzan posiciones un +0,54% hasta los 9.708 puntos con una sólida vela alcista sin apenas sombra inferior. Ahora habrá que ver si se produce un fuerte bombardeo sobre los máximos anuales y se conquistan los 6.800 puntos a cierre mensual. Una ciclogénesis explosiva se podría unir a la tormenta perfecta de los alcistas. Por último, el César italiano sigue consolidando la ruptura de los máximos anuales y a cierre de sesión ascendió un +0,42% hasta los 20.477 puntos.

Nuevos máximos históricos en el SP 500

En Wall Street importante sesión ayer. El General Custer superó sus máximos históricos intradía alcanzando nuevas cimas los 1.858 puntos. Antes del cierre, los bajistas lograron evitar la capitulación final y el SP 500 cerró sobre los 1.847 puntos con un ascenso del +0,62%. Dibuja una sólida vela con extensa sombra superior que puede traer un último y desesperado intento de los osos de evitar la debacle. Lo mismo le sucedió al Sargento de Hierro con su resistencia en los 16.240 puntos. Fue superada durante la sesión y el Dow Jones tocó los 16.300 puntos. A término se quedaba sobre los 16.200 puntos con una figura similar a su homóloga. Veremos si ambos selectivos rematan a los osos en breve y dan la señal de alerta dando inicio a la temporada de huracanes alcistas. El cierre mensual se pone emocionante.

En cuanto a la tecnología, el ascenso en el Nasdaq Composite fue del +0,69% hasta los 4.292 puntos. Superados los máximos anuales, el bastión alcista de los mercados comienza la su la ascensión de su gran ola. Traza una vela parecida a sus homólogas pero menos potencial bajista debido a que aquí ya se han rendido los osos.

Según una leyenda urbana, hay un grupo de locos del surf buscando en todos los mares del mundo una gran ola potente e interminable que les haga cabalgar sobre ella durante horas. En las Bolsas puede aparecer alguna durante meses. Podemos estar ante la gran oportunidad del año 2014. Veremos si llega.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/3781cec1/sc/16/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A20C250Czona0Itrading0C13933174170I20A75280Bhtml/story01.htm