Abengoa sube un 10% al fijar un nuevo objetivo de deuda

Abengoa utilizará 601 millones de euros de liquidez disponible para recomprar algunos bonos a precios actuales, al tiempo que ha establecido una nueva categoría dentro de sus objetivos de apalancamiento para 2014 y 2015 en la que incluirá la “financiación sin recurso en proceso”, una modalidad de la que forman parte los bonos verdes cuestionados por el mercado en los últimos días.

Este nuevo objetivo de apalancamiento a partir de la deuda corporativa más la “financiación sin recurso en proceso” queda fijado en 5 veces el beneficio bruto de explotación (Ebitda) a cierre de 2014, y en 4,5 para 2015. Sin incluir este tipo de financiación y contando solo la deuda corporativa, el objetivo de apalancamiento se mantiene en 2 veces para 2014 y 2015.

“Voy a ser claro. No les voy a dar la impresión de que no ha pasado nada, porque ha habido importantes eventos que han impactado en la compañía en los cuatro últimos días”, afirmó el consejero delegado de Abengoa, Manuel Sánchez Ortega, en una conferencia con analistas para responder a la incertidumbre en torno a las acciones de Abengoa durante la semana pasada.

“Lo importante para nosotros es decirles lo que no ha pasado. No hemos cambiado nada el negocio, sigue siendo el mismo, con un sólido valor, con una sólida cartera y un fuerte rendimiento de activos”, afirmó el directivo antes de responder a los analistas.

Durante la conferencia, el directivo aseguró que la “financiación sin recurso en proceso”, por valor de 1.592 millones de euros y en la que se incluyen los bonos verdes que han generado las dudas en los mercados en los últimos días, se está dedicando a activos concesionales en construcción “de bajo riesgo”.

La compañía asegura además que los ‘covenant’ con los bancos, esto es, los umbrales a partir de los cuales se activa la presentación de garantías, excluyen en los diversos acuerdos financieros firmados con las entidades lo que ocurra con esta “financiación sin recursos en proceso”.

Si la ratio de apalancamiento sobre deuda corporativa es de 2,15 veces en la actualidad, estos ‘covenant’ saltarían al alcanzarse las 3 veces, con lo que “existe un margen significativo”, consideró el principal directivo de la compañía, quien destacó además que, en la revisión de las cuentas por parte de Deloitte remitida a la CNMV este fin de semana “no ha habido ninguna modificación ni cambio por parte del auditor” de los números ya presentados. 

Flujo de caja positivo

La recompra de bonos podrá realizarse debido a que Abengoa “tiene un flujo de caja positivo”, afirmó Sánchez Ortega, quien ratificó además durante la conferencia con analistas las previsiones de resultados para el ejercicio 2014.

El consejero delegado, que reconoció el “deterioro material” de Abengoa en Bolsa y la gran cantidad de preguntas remitidas por los agentes del mercado, se comprometió además a presentar estados financieros trimestrales “completos” y a informar en ellos de los flujos de caja corporativos y consolidados.

La compañía andaluza también informará cada trimestre del valor en libros de sus activos concesionales en construcción y hará un desglose “completo” de los distintos tipos de deuda, detallando cuál es corporativa, cuál sin recurso y cuál sin recurso en proceso. 

Categorías de deuda

Durante la conferencia, Abengoa ha definido con detalles adicionales sus dos categorías de deuda. La deuda corporativa se dedica a inversiones y “propósitos corporativos generales”, y se devuelve vía ‘cash flow’ “corporativo” y Ebitda, al tiempo que la deuda “sin recurso en proceso” se dedica a “préstamos puente” para la financiación de proyectos y se devuelve precisamente a través de esos proyectos.

En todo caso, Abengoa insiste en que tanto la deuda corporativa como la deuda sin recurso en proceso estarán garantizadas por la corporación, un aspecto sobre el que la agencia de calificación crediticia Fitch había expresado sus dudas, ya que esta circunstancia, desde su punto de vista, obligaría a incluir la deuda sin recurso en proceso dentro de la deuda corporativa.

Abengoa presentó sus cuentas de los primeros nueve meses del año el miércoles tras el cierre de la Bolsa. Al día siguiente, sus acciones B (las que cotizan en el Ibex) cayeron un 18,2% y el viernes, se desplomaron un 36,6% adicional. Además, los dueños de su deuda comenzaron a vender. Al principio, los analistas achacaron en un principio las caídas en Bolsa a la rebaja de previsiones para 2014. Pero después los expertos cayeron en la cuenta de que es más relevante aún la forma en la que Abengoa muestra su deuda.

La compañía envió en la madrugada del viernes al sábado (a las 00.50 horas) más información sobre sus cuentas en la que aclara algunas dudas. Uno de los más relevantes es su compromiso con las entidades financieras de que su ratio de deuda financiera neta respecto al beneficio bruto de explotación (ebitda) no supere las 3 veces hasta el 31 de diciembre de este año y quede por debajo de las 2,5 veces a partir de esa fecha. “Para asegurarse un nivel adecuado de capacidad de repago de la financiación corporativa con relación a su capacidad de generación de caja, Abengoa tiene establecido ante las entidades financieras el cumplimiento de un ratio financiero deuda corporativa neta entre ebitda”, explica. Además, hoy ha presentado nuevos datos y ha convocado a los analistas para tratar de atajar las incógnitas.

Fuente: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/408c314c/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C110C170Cmercados0C14162114530I8871280Bhtml/story01.htm