Mario Fernández deja Kutxabank por sus choques con el PNV

El presidente de Kutxabank, Mario Fernández, ha presentado esta mañana su dimisión en el transcurso de una reunión del consejo de administración de la entidad financiera vasca.

La dimisión responde a la falta de apoyo del PNV y, por tanto del Gobierno vasco, de su proyecto de dar entrada al capital privado en el accionado del banco, incluso su salida a bolsa como han hecho las otras grandes cajas convertidas en bancos.

Cambio pactado

El relevo ha sido consensuado y preparado desde hace varios meses con el accionista mayoritario de Kutxabank, la antigua caja de ahorros y ahora fundación vizcaína BBK, según informa El Correo. Mario Fernández trasladó su deseo de abandonar el cargo a principios de verano, al no sentirse respaldado por los accionistas, pero acordaron aplazar la renuncia hasta conocer el resultado del ‘stress test’ del Banco Central Europeo.

El patronato de la Fundación BBK, accionista mayoritario del banco al controlar el 57% de sus acciones, que ha sido convocado también esta mañana de forma extraordinaria, nombrará hoy mismo a Gregorio Villalabeitia como nuevo representante en el consejo de administración de Kutxabank y mañana será ratificado como presidente por los órganos de gobierno del banco, para asumir el cargo que dejará vacante Mario Fernández.

Villalabeitia –63 años– tiene una dilatada trayectoria en el sector financiero desde que inició su carrera en la oficina del Banco de Vizcaya en Londres. En la actualidad y desde 2006 era socio de la empresa de selección de directivos Seeliger y Conde.

Pasado político

Mario Fernández –71 años– asumió la presidencia de la caja vizcaína BBK en 2009 con el objetivo clave de propiciar la fusión con las otras dos cajas vascas –la alavesa Vital y la guipuzcoana Kutxa–, proceso que se había intentado durante décadas pero que había fracasado por la ausencia de un consenso político suficiente y también por discrepancias sobre el peso relativo de cada territorio en la entidad resultante del proceso.

Fernández fue consejero de Trabajo del Gobierno vasco y más tarde vicelehendakari, en los ejecutivos de Carlos Garaikoetxea y durante años máximo responsable de los servicios jurídicos del BBV.

Si bien en los primeros momentos la propuesta de entrada de capital privado en el nuevo banco fue aparentemente bien recibida por la dirección del PNV, aunque de forma tibia, pronto apareció la oposición frontal manifestada por el sindicato ELA y también por la izquierda abertzale, fue evidente el progresivo giro en las posiciones de la dirección del PNV hasta llegar al propio presidente, Íñigo Urkullu.

Fuente: http://www.economiadigital.es/es/notices/2014/11/mario_fernandez_deja_kutxabank_por_sus_choques_con_el_pnv_62528.php