Los March continuarán abrazados a Florentino Pérez

La familia March espera que la acción de ACS protagonice importantes subidas en el corto plazo. Su previsión se ha puesto en circulación en el entorno financiero madrileño. Por esta razón, mantendrá la posición como principal accionista de la constructora y descarta vender totalmente su porción del capital. Aunque ha protagonizado tres sonoras operaciones, la última este marzo, que le han generado plusvalías de casi 80 millones, retendrán el 15% que aún posee unos meses más.

La recuperación del grupo que preside Florentino Pérez en la bolsa ha permitido al clan mallorquín de banqueros no sólo neutralizar las minusvalías latentes desde la guerra por Iberdrola, sino revertirlas hasta ganancias. Por ejemplo, según se ha publicado en los registros de la CNMV, Corporación Financiera Alba (CFA) –el instrumento inversor de los March— vendió el 30 de marzo el 1,3% de ACS con plusvalías de unos 45 millones.

Ventas encadenadas

Esta cantidad se suma a los beneficios obtenidos de los otros dos traspasos. La secuencia permite resumir el último año en los mercados del grupo constructor y de servicios: hace justo 12 meses, CFA se desprendió del 1%, con un rendimiento de 13,5 millones; en noviembre puso en circulación otro 1% del capital, que engrosó los bolsillos mallorquines con 20 millones más. La última tanda, de hace apenas tres semanas, duplicó holgadamente ese margen.

El rally bursátil continuará de modo que esperarán nuevas oportunidades, aunque se descarta salir abrupta y totalmente de ACS, según varias fuentes financieras. La estabilidad accionarial da cierta tranquilidad adicional a Pérez, que atraviesa un momento ciertamente dulce como presidente del Real Madrid. A través de Inversiones Vesan controla el 12,5% del grupo.

Contratos jugosos

Entre las expectativas de la empresa destaca la posibilidad de lograr la adjudicación del proyecto para construir una de las mayores autopistas de América Latina. La infraestructura está valorada en 670 millones y discurrirá por suelo colombiano. El conflicto del canal parece no haber impactado en la credibilidad de las constructoras españolas.

Contra ACS competirán OHL y Sacyr. Asimismo, estas tres empresas españolas, además de Acciona y Ferrovial, han sido seleccionadas –a través de sus respectivos consorcios— para pujar por la construcción de otra autopista en el país, valorada en 540 millones. La cartera de proyectos de ACS podría ampliarse con la concesión de la ampliación del hospital de Ontario y la construcción del tranvía de Toronto (Canadá).

Otro 3% como máximo, en venta

Los March también esperan que las gestiones del Rey en los Emiratos se traduzcan en el encargo de varios proyectos a empresas españolas. En los países del Golfo Pérsico, ACS y sus competidores compiten por jugosos contratos.

La perspectiva para CFA es colocar hasta un máximo del 3% del capital aprovechando alguna o varias de estas oportunidades, que probablemente se traducirán en crecimientos en bolsa, y hacer caja. Los títulos de la constructora acumulan un rendimiento por dividendo en los últimos 12 meses de 5,12 euros.

Fuente: http://www.economiadigital.es/es/notices/2014/04/los_march_continuaran_abrazados_a_florentino_perez_53296.php